>
quinn

Save

Save

Save

Editorial Agosto 2016

Editorial Agosto 2016

Los argentinos contamos con toda una serie interminable de frases populares con las que intentamos explicar nuestra coyuntura, tanto a nivel personal como social. “Los argentinos somos derechos y humanos”, se decía desde el estado usurpado en los '70; “Algo habrá hecho” murmuraban algunos poco después; “Roban, pero hacen”, era el rezo laico con que los conformistas locales justificaban los desfalcos del menemismo…
Desde hace algunos años, sin embargo, venimos repitiendo otra, cada vez con más asiduidad: “Me río para no llorar”. La frase expresa en cinco palabras todo nuestro sarcasmo, escepticismo, bronca, y resignación con respecto a la realidad que nos toca vivir. Nos reímos para no llorar cuando hablamos de Lázaro Báez dueño de media Patagonia, de la expresidenta dueña de la otra mitad, de los millones de dólares en las cajas fuertes de la hija, de ese tal López revoleando bolsos cargados de plata por sobre las paredes de un monasterio bonaerense en el medio de la madrugada, de la actual directora de la Oficina Anticorrupción que es militante del partido del gobierno al que debe controlar, de los tarifazos, de los negociados impunes de los zares del fútbol, del estado de los hospitales públicos, de los chicos que no aprenden y las escuelas que no enseñan…
Decimos que nos reímos para no llorar cada vez que hablamos de situaciones grotescas de la realidad argentina actual. En el fondo, la frase expone de una manera gráfica nuestra impotencia para cambiar el estado de las cosas. Habla de nuestro conformismo con lo que hay, con lo que tenemos, que es, aunque duela reconocerlo, lo que construimos para nosotros mismos.
Una de las estrofas de nuestro Himno Nacional dice “Sean eternos los laureles que supimos conseguir”, la misma que cantamos con renovado fervor y orgullo en cada ocasión. Pero es hora de reconocer que los laureles que nuestros ancestros supieron conseguir no han sido eternos, los vientos de la corrupción y el individualismo extremo se los llevaron hace tiempo y hoy más que laureles nos queda alguna que otra ramita de perejil, unas hojitas de orégano, y algún que otro yuyo por el estilo. Pero tenemos que parar de reírnos para no llorar. En lugar de vivir coronados de gloria (¿no nos queda un poco grande tal proeza?), quizás sería más realista y efectivo al menos trabajar para enderezar el rumbo perdido, ir recuperando laurel por laurel, entender que, como dice la canción, “el futuro llegó hace rato” y los frutos que hoy estamos cosechando son el resultado de las semillas que nosotros mismos plantamos en el pasado.

Para terminar con un par más de nuestras frases de filosofía popular, creemos que es hora de “parar la pelota y mirar el panorama”; este momento de transición puede ser el ideal para “cortar y dar de nuevo”.  ¤

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

Si las elecciones legislativas de octubre fueran hoy, ¿por quién votaría?
  • Editorial • Agosto 2017

    Editorial

    Se presenta frente a las cámaras como un Charles Manson villero, asegura que no le tiene miedo a nada, que vive de la cabeza por tanta droga, que tiene más experiencia que todos los canas del barrio y que ya ha matado a un transa mientras que a otro que lo quiso pasar con la guita le metió un balazo en el cuello que le entró por un lado y le salió por el otro. Es el relato de un sicario, de un tipo ya jugado que sabe que cada paso en su vida es cuestión de matar o que te maten, de aquel que solo reacciona por instinto porque su capacidad de razonar ha quedado adormecida por la droga, o los golpes, o la desnutrición, o todo eso junto. Pero al Polaquito, el argentino que de la noche a la mañana se transformó en el delincuente más famoso del país, no le dan los números para ser todo lo que dice ser. No le dan los números de su altura, de su edad, de su lista oficial de víctimas... Triste mezcla de pitufo y Scarface, a los 11 años, o 12, quién sabe, el Polaquito es el nuevo paradigma del pibe chorro del conurbano bonaerense, porque ahora vienen cada vez más jovencitos, cada vez más niños. Uno lo imagina con un arma en la mano y supone que el peso del metal le doblaría los dedos, o disparando y cerrando los ojos al mismo tiempo como reacción al ruido. No sería impensado verlo fumando paco en el patio trasero de su casilla de chapa y cartón mientras juega a los soldados con dos o tres muñequitos roñosos que encontró o robó por ahí.

    Leer más...
18 Septiembre 2017
16 Septiembre 2017

Tapa # 210

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Dra. Ana Nogales

    Dra. Ana NogalesLugar de residencia:
    Orange County

    Háblenos de su profesión:
    Soy psicóloga egresada en la Argentina, y he hecho mi doctorado en los Estados Unidos. Además de mi profesión, decidí desarrollar otros rumbos conectados a la psicología, y he tenido la posibilidad de incursionar en los medios, ya sea en televisión y radio, como también como escritora de libros y de obras de teatro.

    Leer más...  
  • Dr. Lila Goldsman

    Dr. Lila GoldsmanLugar de residencia: Los Angeles

    Háblenos de su profesión:
    Soy doctora en psicología clínica.  Tengo un consultorio privado en el área de Mid-Wilshire. Me gusta trabajar con gente que normalmente funciona bien pero que está atravesando un momento difícil, debido quizá a depresión, ansiedad, problemas familiares, de trabajo, o una crisis. En Argentina estudié en la Universidad de Buenos Aires.  Me gradué en 1982, como licenciada en psicología.  En California estudié en Alliant University, California School of Professional Psychology, y me gradué con un Ph.D. en Psicología Clínica en 1997.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Krystal Zanel

    Krystal

    Una reina de sangre criolla. Miss Amazing 2015
    A Krystal Zanel le gusta el cine, hacer deportes, salir con amigos y tomar clases de actuación… todas actividades que comparten millones de chicas en este país y el resto del mundo. ¿Qué es entonces lo que la hace “Amazing”?

    Leer más...  
  • Argentinos Mirando al Sur

    Argentinos Mirando al Sur

    Lo que se hizo y lo que se hará por nuestros compatriotas más necesitados

    El grupo Argentinos Mirando al Sur invita a levantar una copa de solidaridad para brindar por un año más de emociones, proyectos y desafíos.

    Leer más...  

Recetas

  • Tarta de zapallitos

    tarta

    Necesitaremos: un disco de masa para tartas, un kg de zapallitos tiernos, una cebolla grande picada, 50 grs. de margarina, sal y pimienta, una cucharadita de orégano, tres huevos y media taza de queso rallado.

    Leer más...  
  • Alfajores de maicena

    Alfajores de  maicena

    En cualquier panadería o confitería de Argentina podrá encontrar alfajores de maicena, un bocado que les fascina a muchos compatriotas de paladar dulce. Aquí presentamos una receta típica para que usted también pueda degustar de estos deliciosos alfajores con el mate de la mañana (o la tarde)

    Leer más...

Leyendas

  • LEYENDA: El Lapacho

    lapachoMuchos conocen de este árbol solo su madera. Es decir, lo han visto despojado de toda su realidad natal, desnuda en su escueto servicio. El que no conoce del lapacho más que su misión, sabe que su principal cualidad es la resistencia y la dureza de su madera que no se pudre...

    Leer más...  
  • LA LEYENDA: El yaguareté y el grillo

    Dibujos: Angelo CalameraUn día en el que Don Yaguareté andaba aburrido, salió a dar un paseo por el campo. Iba muy entretenido mirando hacia todos lados y admirando el paisaje, cuando de repente sintió bajo su pata derecha algo blando; miró con bastante enojo que lo que había pisado era la deposición de una vaca. Pero su asombro llegó a lo máximo cuando de entre esa masa informe se escuchaba una vocecita pequeña, que enojada le gritaba al felino:
    ¿Por qué no miras por donde pisas, no ves que has destruido mi casa?

    Don Yaguareté debió abrir muy grande sus ojos, por el asombro y para poder distinguir que quien así gritaba era nada menos que un grillo. Al darse cuenta, comenzó a mirarlo con sorna. El grillo seguía con su reclamo:
    -Decime ¿por qué has destruido mi casa? No te hagás el tonto y como que no me ves, aquí estoy junto a tus patas, y quiero que me hagas una casa porque esta ya no me sirve.
    -¿Cuál casa? -le respondió el felino, si sólo veo caca desparramada.
    -Seguís burlándote, era mi casa y vivía feliz hasta que metiste la pata. ¿De qué te sirven esos ojos que tienes, eh? Dame una explicación -le decía el grillo, mientras levantaba amenazadoramente sus dos patitas delanteras.
    -Mira qué miedo me das- dijo el yaguareté.
    -¿Y si no quiero?
    -Te vas a arrepentir- espetó el grillo.
    -¿Yo? Bueno, bueno, quedate tranquilo. Te propongo una lucha: vos juntás a tu gente y yo a la mía. Si yo gano no te hago nada. Si vos ganás, te haré la casa a tu gusto.
    -Es lo justo -dijo el grillo. A las dos de la tarde nos encontramos bajo el ombú, allí estaré con los míos.
    El yaguareté convocó a sus mejores amigos: zorras, lobos, pumas y hasta jabalíes. Cuando se acercaba la hora, le pidió a la zorra que vaya a ver si ya estaban sus contrincantes. Efectivamente, allí estaban, avispas, abejas, mosquitos, bichos quemadores y otros insectos que decidieron apoyar al grillo.
    -¿Como se preparan? preguntó burlonamente la zorra. ¿Están preparados para la paliza?
    -Ja, ja... Sí, señora, estamos todos -dijo el grillo.
    -Para tus amigos insectos me basto yo sola, dijo la zorra dándole un manotazo al grupo de insectos, quienes al momento se le vinieron encima, picoteándola por todos lados. La zorra tiraba manotazos a diestra y siniestra, pero era peor, y enloquecida de dolor se tiró al arroyo cercano. Cuando pudo ver que sus enemigos se habían ido, se fue corriendo hasta donde estaba esperando el yaguareté.
    Dibujos: Angelo Calamera-¿Ya está el enemigo bajo el ombú?
    -Sí, contestó la zorra.
    -¿Y por qué venís tan mojada?
    -Porque... tuve calor y me bañé en el arroyo.
    -Muy bien, es la hora del encuentro, -dijo el yaguareté, pegando un alarido que quería decir ¡a la carga! Y salieron todas las fieras al ataque, quedándose la zorra atrás de todos.
    Cuando los dos bandos se encontraron bajo el ombú, la sorpresa de los amigos del yaguareté fue enorme. No hallaban la forma de sacarse a los insectos de encima, recibiendo picotazos y mordeduras en todo el cuerpo, incluso los ojos, que los enloquecía y ni siquiera podían escuchar a la zorra que les gritaba ¡al agua, al agua...!
    Al fin el yaguareté se dió por vencido y tuvo que hacerle la casa al grillo. Así aprendió que no hay enemigos pequeños, pues como dice Martín Fierro, "hasta el pelo más delgao, hace su sombra en el suelo".©

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga