>
quinn

Save

Save

Save

Dólar, crisis e inflación: Una Argentina Kafkiana

Según el diccionario de la lengua de la Real Academia Española (RAE) una de las acepciones de “kafkiano” es “Dicho de una situación: Absurda, angustiosa”. En la popular Wikipedia se dice que el adjetivo “kafkiano” se utiliza a menudo para describir situaciones donde el protagonista se enfrenta a un mundo complejo, que se basa en reglas desconocidas, las cuales nunca llega a comprender.

En estos días eso es, precisamente, lo que les sucede a muchos argentinos. Viven en un mundo kafkiano, ya que se encuentran “angustiados” ante una situación que se les presenta totalmente “absurda” (según la RAE: Contrario y opuesto a la razón; que no tiene sentido).
Lo grave es que esta realidad incoherente e incomprensible afecta la economía y salud de millones de personas, porque no saben dónde están parados y cuáles son las reglas del juego. Como desconocen lo que les deparará el futuro para mucha gente el largo plazo es… mañana, ya que no pueden planificar sus vidas. Y eso, como se sabe, es letal para el desarrollo normal de una sociedad.
Desde hace varios años no existen índices estadísticos confiables, que son fundamentales para entender la verdadera realidad del país: inflación, desocupación, pobreza, indigencia, actividad industrial, etc. Lo kafkiano es que no faltan índices, sobran.
Solo en “inflación” se pueden mencionar los índices oficiales del INDEC, los del Congreso, los de algunas provincias opositoras y el de “los supermercados”, utilizado reiteradamente por Hugo Moyano, secretario general de la CGT. Y como si fuera poco, además está “el invisible” de varias consultoras privadas. Es “invisible” porque no lo pueden difundir, ya que de hacerlo recibirían multas millonarias.

Obviamente, ninguno de estos índices de inflación coincide, porque todos se confeccionan según los intereses de cada parte. Solo basta saber que los oficiales son “mínimos” y los opositores “máximos”. Unos describen el paraíso y otros el infierno. Faltan los tan necesarios grises.

Como si esto fuera poco, desde hace unos meses empezó a escasear la moneda que los argentinos siempre utilizaron como “metro patrón” para ahorrar: el dólar. La Administración Fiscal de Ingresos Públicos (AFIP) se erigió como la única encargada de otorgar permisos para la compra de billetes verdes, a precio oficial, en un proceso tan complejo, arbitrario e incomprensible que el mismo Kafka se encontraría perdido. Para los que no lo saben, vale esta importante aclaración: nadie sabe cuál es el sistema que se utiliza para autorizar la compra o no de dólares. Nadie. No existe una información clara al respecto, y lo peor es que cambia continuamente.
Solo se argumenta que el dinero para la compra de billetes verdes debe haber sido declarado previamente a la AFIP y el comprador debe demostrar poder adquisitivo. Pero a veces ni esto es suficiente, dado que muchos que pagan impuestos a las ganancias, que tienen todos sus ingresos declarados, en blanco, no son autorizados a comprar un solo dólar. Kafka a la enésima potencia.
Pero hay más. La restricción a la compra de dólares produjo la aparición de distintos tipos de colores y denominaciones: “verdes” o “blancos” (oficiales, prácticamente imposibles de conseguir para la gente de a pie); “blue” o “negro” (paralelo); “celeste” (inmobiliario, resultado de blanco+blue/2), green (arbolitos, personas que venden en la calle); “gris” o “contado con liqui” (a través de la compra de bonos dolarizados), y por último el “Aníbal” o “Moreno” (en referencia sarcástica a dos funcionarios que anticiparon una cotización baja del dólar paralelo, que jamás se concretó). Como se ve, hay para todos los gustos.

Gran Hermano Argentino
Debido a las protestas de miles de personas que querían comprar dólares con fines turísticos, la AFIP instrumentó, de emergencia, una operatoria denominada “Consulta de Operaciones Cambiarias -Viajes al exterior”. El formulario para completar pareciera haber sido copiado de un original de la extinta Unión Soviética y de hecho se debe brindar más información de la que solicitaría el Gran Hermano orwelliano. Estas son las preguntas extraídas de la página oficial de la AFIP:
-Usted es Profesional con Título Habilitante (Sí/No), País de Destino Referente (el primer día se incluyó a países inexistentes como Yugoslavia, URSS, Checoslovaquia, etc), Países de Escala: (Opcional), Motivo del Viaje (salud, estudio, congresos, conferencia, gestión comercial, deportivo, cultural, científico y turismo), Fecha de Salida, Fecha de Regreso, Medio de Transporte por el que egresa del país: (auto, avión, ómnibus, barco, otro), CUIT del Operador Turístico, Costo total del viaje en pesos, etc.
Superando al mismo Kafka, los casilleros a completar en la página oficial de la AFIP varían sin previo aviso y sin explicaciones. Por ejemplo, un día pedían hasta el número de vuelo y al otro, no.
Para saber si la actual situación económica, social y política afecta la salud de los argentinos, este corresponsal entrevistó al Dr. Jorge Tartaglione, médico cardiólogo, egresado de la Universidad de Buenos Aires, jefe del Servicio de Prevención Médica y Calidad de vida del Hospital Policial Churruca-Visca, miembro titular de la Sociedad Argentina de Cardiología y un experimentado difusor de prevención médica a través de televisión, radio e Internet.

En este pasado mes de junio todos los cardiólogos han tenido consultas de pacientes que están desesperados. Hay muchos casos de angustia y malestar en la sociedad. El inconsciente colectivo genera una grave desazón, especialmente en la clase media.

Entre otras cosas, el Dr. Tartaglione dijo que las consecuencias de las crisis no son inocuas para el organismo. De hecho, durante los años 2001/2002, en uno de los períodos más convulsionados de nuestra historia, se incrementó notablemente la tasa de infartos en la República Argentina, casi un 30% más, algo que fue documentado científicamente en varios artículos publicados en la Revista Argentina de Cardiología. Un ejemplo de la clara y estrecha relación que existe entre la mente y el cuerpo, y de como en el ámbito psicosocial, el estrés afecta al corazón.
Hoy por hoy, si en cualquier unidad coronaria del país se le pregunta a la persona infartada si tuvo algún evento, un problema emocional en los últimos meses… lo va a encontrar. Y muchas de las respuestas estarán relacionadas con lo que sucede en el país: “lo perdí todo”, “no tengo dónde poner la guita” o “no puedo comprar dólares”.
Nuestro gran problema es que no nos salvamos de ninguna. Cada diez años pasa algo grave. Una gran crisis. A pesar de eso el Dr. Tartaglione manifestó que tiene mucha esperanza en el país que tanto ama.

Los que se van, los que se quedan
Ese optimismo hizo recordar a un artículo de la Lic. Diana Wang, Presidenta de Generaciones de la Shoa (Holocausto) en la Argentina. En el mismo, la autora mencionó la siguiente anécdota: “Charles Papiernik, un querido sobreviviente de Auschwitz que escribió varios libros con el testimonio de su historia, un luchador incansable por la causa de la memoria y la justicia, me dijo un día, casi como al pasar: “Mirá vos lo que son las cosas: los pesimistas se fueron, los optimistas nos quedamos…” y dejó su mirada celeste presa de un interrogante perturbador que me sigue acosando. El dilema de irse o quedarse”. Este corresponsal es un optimista/pesimista (moderado) que decidió quedarse en la Argentina a pesar de todo, porque es su lugar en el mundo. Aunque de tanto en tanto viajaba para conocer cómo se vive en otras regiones. “Viajaba”, digo, porque desde hace meses la AFIP ya no le vende un solo dólar, a pesar de pagar bastante en concepto de Impuesto a las ganancias.
Como era de esperar algo muy… kafkiano. ¤

 

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

Tras un año en el poder, ¿cómo califica la gestión de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos?
  • Página de Humor • Diciembre 2017

    Página de Humor • Diciembre 2017

    Mejor no escuchar
    El médico atiende un viejito millonario que había comenzado a usar un revolucionario aparato de audición:
    - Y entonces, señor Almeida, ¿le gusta su nuevo aparato?
    - Sí, es muy bueno.
    - ¿Y a su familia le gustó?

    Leer más...

El Suplemento # 214

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Alejandro Nordheimer

    Alejandro Nordheimer

    Lugar de residencia:
    Woodland Hills, CA

    Háblenos de su negocio:
    Soy dueño de Futbolmanía Soccer Leagues

    Leer más...  
  • Ángel Ricardo Echeverría

    Ángel Ricardo Echeverría

    Lugar de residencia:
    Studio City, CA.

    Háblenos de su Profesión:
    Soy el socio-dueño (conjuntamente con Julie Friedgen) de The Tango Room Dance Center, in Sherman Oaks, CA. y por los últimos veinte años soy anfitrión del lugar con Julie cada sábado por la noche. Nuestra milonga, que gracias a Dios tiene mucho éxito, se llama El Encuentro. Todos los martes y jueves por la noche, Julie y yo enseñamos tango para principiantes, además de estudiantes intermedios y avanzados. Lo que comparto es el conocimiento de tango que recibí de los viejos milongueros en las milongas de Buenos Aires. Empecé en 1958, he estado bailando tango durante casi sesenta años y es un honor para mí poder compartir mi tango con nuestros estudiantes.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Racing Club estrena filial en California

    Racing Club estrena filial en California

    Racing Club de Avellaneda, el primer “grande” de la Argentina, llegó a California. El pasado día 9 de mayo se creó la filial oficial de Racing Club en California. Un grupo de amigos y conocidos (Lucho, Mariano, Andrés, Matías, Martín, Francois, Juan, Ismael, Ariel, Andrew, Robert, Diego, Tola y Nico) decidieron hacer realidad el gran sueño de poder vivir y respirar Racing día a día a nivel local. Los proyectos a realizar: formar un equipo de fútbol, y asistir a diferentes eventos deportivos y sociales, siempre representando al club de la mejor manera posible. Leer más...  

  • El Morfi

    El Morfi

    Delicias argentinas como en el comedor de su casa
    Ubicado en el centro de la ciudad de Glendale, frente al histórico Alex Theatre, rodeado de muchas oficinas y con más de dos décadas de presencia en la comunidad, El Morfi es ya una institución entre los restaurantes argentinos del sur de California. Su dueño, René Vildoza, no duda un instante en definirlo como un restaurante cien por ciento familiar.

    Leer más...  

Recetas

  • Torta Tofi

    Torta Tofi

    Con tantos posts de decoración… ¡me dio hambre! Como para cambiar un poco, acá va la receta de tarta Tofi “a mi manera”. Es una variante de la receta Mini-Pastafrola, porque generalmente para mis tartas siempre uso la misma base de masa y los mismos ingredientes. Mucho chocolate, mucho dulce de leche, merengue… y el azúcar por las nubes. Por eso les propongo las mini tartas, una porción pequeña y suficiente para darnos un gusto y cuidar nuestra salud.

    Leer más...  
  • Pastafrola

    Pastafrola

    Ingredientes:
    Para la masa:
    • 150g. de manteca a temperatura ambiente
    • 150g. de azúcar
    • 2 huevos
    • 300g. de harina
    • 1 cucharadita de polvo de hornear (Levadura en polvo, 1 sobre) Leer más...

Leyendas

  • Origen de los ríos Pilcomayo y Bermejo

    Leyenda

    En principio no existía el agua. Primero la Tierra, luego las plantas y los animales. Iloj, el creador, había puesto el agua y los peces en los troncos del samohú o palo borracho, que por esa razón ostentaba el tronco ventrudo que hoy sigue teniendo, aunque ya no aprisiona el líquido elemento.

    Leer más...  
  • Leyenda: Las Termas de Cacheuta

    Dibujo: Angelo Calamera

    Fue hacia el año 1532. Un chasqui llegó a las tierras de Cacheuta, el poderoso cacique cuyos dominios comprendían el valle de Mendoza y los alrededores. Ante el gran curaca, el emisario refirió los acontecimientos ocurridos: la pérdida de la libertad de Atahualpa, el gran señor inca, descendiente de Inti, que, hecho prisionero, esperaba ansioso el día de su liberación.

    Leer más...
tel:18663121294
omaha-steaks---banner-ads

Perdidos en el tiempo

  • Los Sea Monkeys

    Los Sea Monkeys

    Perdidos en el tiempo
    En esta sección de El Suplemento recordamos objetos, productos y lugares que marcaron una época.

    Mientras Godzilla, Mothra, y otros tantos monstruos producto del algún desastre nuclear o de la diabólica manipulación genética se hacían cada vez más grandes desde las pantallas de cine o la imaginación de los novelistas de ciencia ficción de la época, un científico llamado Harold von Braunhut empezó a comercializar en los Estados Unidos unos “pecesitos” a los que después llamó Sea Monkeys. A diferencia de los gigantescos monstruos, estos crustáceos eran diminutos, pero reales. Y encima… ¡se conseguían en los kioscos!

    Leer más...  
  • Revista El Tony

    Perdidos en el tiempo: Revista El TonyEn esta sección de El Suplemento recordamos objetos, productos y lugares que marcaron una época.
    En septiembre de 1928 apareció por primera vez en los quioscos argentinos la que fue la revista de historietas ilustradas más famosa de la historia de nuestro país. Inicialmente dirigida a un público infantil, El Tony contenía en su mayoría historietas extranjeras, aunque desde un primer momento presentó El tigre de los llanos, una sección sobre la vida del caudillo Horacio Quiroga.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga