>
quinn

Save

Save

Save

Editorial • Agosto 2012

Algunos consideran que para entender al pueblo estadounidense hay que vivir acá, inmersos en la idiosincrasia local; es imprescindible, dicen, llevar a los chicos a la escuela, hablar con las maestras, con el plomero que viene a reparar un caño de la cocina, con el vecino que es veterano de Vietnam o de alguna otra guerra, con el cuñado de la nena que es policía o el hermano de tu novia que trabaja en una oficina del DMV. La mayoría de los que vivimos por acá, sin embargo, no tenemos grandes oportunidades de intercambiar opiniones con el gringo del país profundo, el agricultor de Kansas, el cowboy (heterosexual) de Montana, la peluquera de algún pueblo perdido entre Wyoming y South Dakota.
Es innegable que los argentinos, como tantos otros ciudadanos de otras partes del mundo, hemos crecido imbuidos por la cultura estadounidense a través de las rabietas del pato Donald, la sensualidad de la Mujer Maravilla, el implacable y sigiloso actuar de Batman, la ingenuidad de Lucy o la torpeza de los Tres Chiflados. Nosotros también hemos sido convencidos desde chicos de que los malos tienen rostros con rasgos extraños y acentos foráneos, hemos aprendido a admirar a generosos terratenientes como Ben Cartwright, a respetar a todo aquel vengador anónimo con revólver en la cintura, a emocionarnos con los valores puritanos de los Ingalls. Así y todo, a pesar de que "nos conocemos tan bien", a menudo nos preguntamos por qué la mayoría de la gente de este país piensa como piensa, adopta las posturas que adopta, o ve al resto del mundo así como lo ve. Cómo es que lo que para el resto del mundo es tan obvio, para el gringo es igualmente de obvio, pero al revés.
Lo que a veces nos empuja a este tipo de consideraciones son algunos de los grandes acontecimientos que sacuden al país de tanto en tanto. El último es el de la masacre de Colorado, en el que un hasta ese entonces “chico bueno” abrió fuego contra espectadores de un cine durante el debut de una película de acción. El perfil del muchacho decía que era un destacado estudiante, educado... y amante de las armas. Ninguna de las tres cualidades es extraña a las características de la mayoría de los hombres de este país. Y mucho menos la última.
Sin embargo, la mera insinuación de que la compra y posesión de armas de fuego debería ser controlada para evitar más masacres como esta, dispara (el juego de palabras no es intencional) en buena parte de la gente una ira incontrolable. “¡El derecho a portar armas está garantizado por la Segunda Enmienda a la Constitución Nacional!”, exponen algunos. “Restringir el uso de armas hará que solo los delincuentes las usen”, razonan otros. “Las armas no matan gente, la gente mata gente”, dicen otros, y lo sustentan con una calcomanía en el paragolpes de su Chevrolet Silverado.
Desde este lado, y luego de convivir por más de 20 años con la gente de este y otros pueblos del mundo que comparten con nosotros la misma porción de tierra, nos seguimos preguntando:
Si el derecho a comprar y portar armas está garantizado por la Segunda Enmienda de la Constitución Nacional, ¿no sería hora de hacer una tercera enmienda para adaptarnos a los nuevos tiempos?
Si nos oponemos a restringir la venta de armas porque de todas formas los delincuentes seguirían consiguiéndolas en el mercado negro: ¿por qué restringir la venta de drogas, por ejemplo, si, con la misma lógica, los delincuentes la siguen consiguiendo? Si es que no confiamos en las fuerzas de seguridad para protegernos de los delincuentes armados, ¿para qué les seguimos pagando un sueldo y los armamos hasta los dientes? A veces nos imaginamos que sería menos traumático restringir la venta de libros que la de armamento.
Por último, a diferencia de los que piensan que “las armas no matan gente, sino que la gente mata gente”, se nos ocurre más acertado decir: “las armas no matan gente, la gente CON armas mata gente”.
¿Sería demasiado pedir un debate sobre este tema? Lo sugerimos tímidamente, no sea cosa que alguno de estos buenos muchachos nos venga a contestar con una ametralladora automática, de esas que guardan en sus casas "para defensa personal".¤

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Por qué piensa que el Papa Francisco no visita a la Argentina?
  • El mes de Octubre 2017 en cifras

    El mes de Octubre 2017 en cifras

    50 El pasado 9 de octubre se cumplieron 50 años de la muerte del guerrillero argentino Ernesto “Che” Guevara. El ícono político y cultural rosarino fue ejecutado en La Higuera, Bolivia tras ser capturado por un grupo del ejército de ese país.

    Leer más...

El Suplemento # 215

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Enrique Torres

    Enrique TorresLugar de residencia: Los Angeles, CA

    Háblenos de su profesión:
    Hago lo único que sé hacer: escribir. Y tengo la fortuna de que, de vez en cuando, alguno de mis trabajos es muy aceptado por el público, lo que me permite continuar en esta profesión. Mis telenovelas siguen dándome satisfacciones en todo el mundo. Y también pude cumplir mi sueño de escribir y producir mi propia película, filmada en Long Beach. Siempre digo que soy un privilegiado: hago lo único que sé hacer y puedo vivir de mi trabajo. Agradezco cada día la fortuna de estar vivo, sano y rodeado de los que amo.

    Leer más...  
  • Nicolás "Nico" Garcerón

    Nico GarceronLugar de residencia:
    Los Angeles, California.

    Háblenos de su profesión:
    Voy a dividir esta pregunta en dos, si el editor me lo permite. El dinero me lo gano trabajando de artista 3D free-lance para diferentes estudios. También hago otras “changuitas” que suman a la causa cuando la mano viene lenta. Mi pasión: la actuación. Es una carrera difícil, pero poco a poco va tomando un rol determinante en mi vida.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

Recetas

  • Receta del mes: Coca de escalivada

    Receta del mes: Coca de escalivada

    Las cocas son pizzas a la catalana, es decir, una masa de pan estirada sobre la que se colocan distintos ingredientes. Y, como pasa en todos lados, cada casa prepara la coca a su manera: unos más gruesa, otros más fina, más o menos crujiente… Personalmente, a mí me gustan las cocas finas y bien crujientes. Hoy voy a compartir con ustedes mi receta de coca de escalivada.

    Leer más...  
  • Empanadas para Navidad

    empanadas

    Este es un post especial de Navidad para El Suplemento. Con las fiestas casi encima, con poco tiempo para organizar y mucha nostalgia en el corazón, me pareció una buena idea traer a la mesa un plato muy típico argentino, que se suele comer durante todo el año. Cualquier ocasión es la excusa para reunirse y compartir unas ricas Empanadas.

    Leer más...

Leyendas

  • Leyenda toba: El algodón

    Leyenda toba: El algodón

    Cuenta la leyenda que en lejanos tiempos, en el Gran Chaco, los indios eran felices, y no se conocían las estaciones, porque no había cambios de clima, ni fenómenos atmosféricos.
       En esa armonía y felicidad los indígenas brindaban todos sus tributos a Naktánoón (el bien). Esta actitud puso furioso a Nahuet Cagüen (el Mal) que vivía en las tinieblas, que para vengarse y calmar su ira creó a Nomaga (el invierno).

    Leer más...  
  • El Águila, Leyenda de los Comechingones

    Dibujo: Angelo Calamera

    Cuenta la historia que cuando se instalaron los españoles en América y la sangre aborigen comenzó a correr por los valles y tiñó de rojo los ríos y arroyos que serpenteaban entre las tierras, los comechingones recordaron la leyenda del águila que habían escuchado de sus abuelos. Y la volvieron a contar, porque era casi su única esperanza; algún elegido vendría por el ave a traer la paz, para, por fin, lograr la hermandad entre los pueblos.

    Leer más...
tel:18663121294
omaha-steaks---banner-ads

Perdidos en el tiempo

  • Topolín

    topolin

    En esta sección de El Suplemento recordamos objetos, productos y lugares que marcaron una época.

    Hoy rescatamos de los baúles de la memoria: El Topolín, caramelos con juguetes

    Leer más...  
  • Revista Satiricón

    Perdidos en el tiempo: Revista Satiricón

    Ironía, pensamiento, obscenidad, trasgresión, anarquía y desopilante humor: así podría calificarse a la revista Satiricón, un ícono que marcó una huella en el campo del humor gráfico argentino. La revista se editó por primera vez en noviembre de 1972, al mando de Oskar y Carlos Blotta, y el gran dibujante y publicista Andrés Cascioli.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga