>
www.chugh.com

Save

Save

Save

La Argentina más allá del efecto Rashomon

RashomonAntropólogos y especialistas en teoría del conocimiento afirman que se está en presencia de un “efecto Rashomon” cuando la subjetividad y la percepción individual distorsionan los hechos al momento de contar una historia o describir una situación. Simplificando, se podría decir que es lo que sucede cuando las personas relatan lo vivido o visto de forma totalmente diferente. Esto es atribuible a las distorsiones de la percepción y la memoria de cada individuo.

Lo más inquietante es que cualquiera de esas versiones puede ser aceptable, valida y verosímil, sin entrar en contradicción con las otras. Por lo tanto, como ninguna de estas interpretaciones es necesariamente falsa, tampoco es del todo verdadera.
El término tiene su origen en la película homónima del director japonés Akira Kurosawa de 1950 (basada en la obra del escritor R. Akutagawa). El argumento de “Rashomon” es realmente original: cuatro personas cuentan cómo se cometió un asesinato. Lo novedoso es que tanto los dos testigos, como el asesino e incluso el muerto (a través de una médium) describen lo sucedido de manera diferente. Cada uno cuenta una historia totalmente distinta.
Aquí vale la pena recordar lo que escribiera el físico de Harvard, historiador y filósofo de la ciencia estadounidense, Thomas Kuhn (1922-1966): “Dos grupos cuyos miembros tienen sensaciones sistemáticamente distintas al captar un mismo estímulo, en cierto sentido viven en mundos diferentes”.
Convendría empezar con la inseguridad, la mayor preocupación de los argentinos y que afecta la vida cotidiana. En principio, coexisten dos “relatos”, dos formas de interpretar los hechos, dos visiones totalmente enfrentadas de lo que sucede. Simplificando nuevamente: por un lado está “el relato de la seguridad K” y por el otro “el relato de la inseguridad anti K”.
Esta situación lleva a que millones de argentinos sientan que viven en dos mundos diferentes.
El “efecto Rashomon” llevado al extremo. El gran problema a dilucidar es ¿Cuál es la realidad objetiva más allá de esta visión sesgada de lo que sucede?
Objetivamente, la gran mayoría de la población vive con miedo porque teme perder la vida o la de sus seres queridos en hechos delictivos completamente aleatorios, productos del azar. Una preocupación masiva que, extrañamente, no figura en la agenda gubernamental. De hecho, para los funcionarios del más alto nivel del gobierno nacional la inseguridad es una mera “sensación”, un “invento” de los medios de comunicación, obviamente opositores. Lo más curioso es que quizás ambas afirmaciones, a primera vista contradictorias, sean ciertas.
El desafío es analizar qué hay detrás de este “efecto Rashomon”.
Es posible que, en general, la cantidad bruta de delitos haya bajado. Pero lo que más preocupa a la población es otra cosa, el grado de violencia de ciertos hechos puntuales. Aquí se observa un primer dato interesante: a los funcionarios les intranquiliza la cantidad, mientras que a los ciudadanos de a pie, les preocupa la calidad.
Dos visiones, dos mundos enfrentados, aunque ambos impregnados con altas dosis de verdad.
Hasta hace poco tiempo las “salideras” (literalmente robos a las “salidas” de entidades bancarias) eran uno de los delitos más habituales. Pero desde que obligaron a instalar mamparas en las ventanillas de los bancos la cantidad de “salideras” bajaron exponencialmente. Como los criminales ya no pueden “ver” a los clientes que retiran efectivo se dedicaron a las “entraderas” (cuando delincuentes violentos, la mayoría de las veces drogados, “entran” en hogares de ciudadanos comunes). Todos los días la población se entera de casos espeluznantes, que acontecen en casas de familias comunes y corrientes: golpes, torturas, violaciones y asesinatos. Una de las razones es que la mayoría de estos criminales son consumidores compulsivos de “paco” o pasta base de cocaína. Por eso, la violencia y sadismo que utilizan sobre sus víctimas no tienen límites. El “paco” es una droga tan adictiva y destructiva del tejido social que hasta los propios traficantes de drogas de las favelas del Brasil están procurando dejar de comercializarla. Sin embargo, en la Argentina el comercio de “paco” vive sus días dorados ya que nadie lo combate seriamente. Y esta espiral de violencia criminal que se acrecienta cada día no da señales de estancarse o disminuir. Para colmo, la propia ministra de Seguridad, Nilda Garré, echó más nafta al fuego e incrementó la paranoia generalizada cuando le pidió a la población que “controle” a la policía, porque está infectada con “focos de corrupción”. Si ella, como jefa de las mismas, admite que no las puede controlar, habría que preguntarse qué podrían hacer los ciudadanos comunes.
Si no existiera esta incontrolable violencia asesina, imprevista y paralizante, la vida en la Argentina sería completamente distinta. Mucho más feliz, amena y plácida.
Porque en todo lo demás el país no está tan mal como pintan algunos o tan bien como lo describen otros. Desde siempre se sabe que la improvisación y la falta de planes de largo plazo son una constante de la vida de los argentinos. Afortunadamente, como la población ya está acostumbrada a las promesas incumplidas, se depositan pocas expectativas en los anuncios espectaculares. Además, como las buenas ideas nunca faltan, siempre hay esperanza.
Y ni hablar cuando algunas se concretan de acuerdo a los planes originales.
Un ejemplo: la Presidenta decidió construir un polo audiovisual en la Isla Demarchi. Un lugar hasta ahora desconocido que está ubicado al lado de Puerto Madero, el sector más seguro, privilegiado y exclusivo del país. Algunos sueñan que este será el puntapié inicial de un Hollywood vernáculo. Una iniciativa elogiable desde todo punto de vista. El asunto es que simultáneamente, mientras se construyen los nuevos edificios, habría que cambiar los planes de estudio de las escuelas de cine y televisión del país para evitar el “efecto Rashomon” globalizado. Porque en Hollywood se habla de “industria” e importan la “taquilla” y el “dinero”, mientras que en Argentina solo interesan “el arte”, “los festivales” y los “subsidios” del INCAA. De no mediar un cambio cultural radical a la hora de encarar nuevas producciones, tal vez este proyecto podría derivar en un nuevo Bollywood. Y que, como en la India, se filmen cientos de películas, técnicamente impecables, descomunales éxitos de taquilla, como “Dabangg”, “Golmaal 3” o “Raajneeti” que solo atraigan a espectadores de ese país.
Lo más interesante del “efecto Rashomon” es que este fenómeno no es privativo únicamente de la Argentina. En todo el mundo hay gente que vive distintas realidades, en mundos diferentes, aun dentro del mismo territorio nacional. Cuando el periodista Hugh Sidey entrevistó a John F. Kennedy para la revista Time a fines de los años cincuenta y le preguntó sobre sus recuerdos sobre la Depresión, el ex presidente le contestó: “No tengo ningún recuerdo de la Depresión. Vivíamos mejor que nunca. Teníamos casas más grandes, más servidumbre. Yo me enteré de la Depresión en Harvard, leyendo libros*.
De no creer. El gran JFK se enteró de la crisis económica más grande de la historia estadounidense… a través de los libros.
Realidad al estilo “Rashomon”.
*(Hersch, Seymour M., “El lado oscuro de JFK”, Planeta, 1998, p. 44-45) ¤

Save

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Está de acuerdo con que, como muchos proponen, las selecciones deportivas argentinas usen camisetas solo con rayas horizontales, en lugar de las actuales verticales, para que reflejen más fielmente el diseño de nuestra bandera?
  • Se dijo en Mayo 2017

    Comisario general Fabián Perroni

    La Frase de Francisco
    “Con motivo de la fiesta nacional de la República Argentina, deseo expresar a vuestra excelencia (el presidente argentino Mauricio Macri) mi cordial felicitación, que extiendo a todos los hijos de nuestro amado país. Pido al Señor que les acompañe en su desarrollo material y espiritual, propiciado por un clima de serenidad, paz y respeto mutuo”

    Leer más...

Tapa # 207

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18005013127

Perfiles Nuestra Gente

  • Adrián Schinoff

    Adrián SchinoffLugar de residencia: Los Angeles.

    Háblenos de su profesión:
    Soy productor musical y compositor. Viví 14 años en Madrid, y los últimos 7 trabajando en el mundo del flamenco. Hace 3 años vine a producir, junto a Gustavo Santaolalla, a Antonio Carmona, el cantante de Ketama, y fue cuando decidí mudarme aquí.

    Leer más...  
  • Gloria Otero

    gloria

    Lugar de residencia:
    Canyon Country, California

    Háblenos de su profesión
    Soy profesora y bailarina profesional de tango y folklore, así como también directora y productora del Otero Dance Co y el show teatral Rhythm and Passion.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Argentinos Mirando al Sur

    Argentinos Mirando al Sur

    Lo que se hizo y lo que se hará por nuestros compatriotas más necesitados

    El grupo Argentinos Mirando al Sur invita a levantar una copa de solidaridad para brindar por un año más de emociones, proyectos y desafíos.

    Leer más...  
  • Empanada Man

    Empanada Man

    El Hombre Empanada
    Un gran paladar de la justicia

    Si bien Hollywood hizo famoso a superhéroes como Superman, Spiderman o Batman, la comunidad argentina del sur de California aportó lo suyo con un modesto héroe local. ¿Sus poderes? Preparar deliciosas empanadas que harían dudar a los mencionados paladines de la justicia entre perseguir a los más temibles villanos u olvidarse por un rato de sus responsabilidades y sentarse a comer una “salteña”.

    Leer más...  

Recetas

Leyendas

  • El fin de los humahuacas

    Leyenda: El fin de los humahuacas

    Hace mucho, mucho tiempo, los indios humahuacas vivían sin privaciones en las tierras de su quebrada. Dicen que éstas eran tan verdes y fértiles como lo es hoy la pampa, y que en sus terrazas crecía el maíz como crece la hiedra a la sombra de los árboles. Como no era tan duro el trabajo, y su fruto abundante, los dueños de esa tierra podían compartir la paz y la alegría que les enviaba la Pachamama en fiestas interminables. Y dicen también que las cosas habrían seguido así para siempre si no hubiera sido por la envidia de los calchaquíes, la codicia de los diaguitas y la belleza de Zumac. Leer más...  

  • Leyenda: El Crespín

    crespin

    Esta leyenda revela un drama conyugal, que habría sido originado por la conducta de una mujer amante del libertinaje, que abandonó a Crespín, el marido, para entregarse a toda clase de diversiones. Un día, aprovechando que Crespín se encontraba trabajando en sus sembradíos, se alejó de la vivienda dejándole un mensaje por intermedio de un vecino, en el que le hacía saber que había resuelto abandonarlo definitivamente, para divertirse libremente en los bailes del lugar.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga