>
www.chugh.com

Save

Save

Save

La gesta del 25 de mayo de 1810 y días subsiguientes

La gesta del 25 de mayo de 1810 y días subsiguientes Nuevos piratas que gobiernan el mundo
Ya no son como los de antes, ahora ya no
tienen un gancho en el puño, sino una computadora,
y en el hombro no llevan un  papagayo,
llevan un tecnócrata. Por lo tanto son
mucho más peligrosos, y mucho menos simpáticos
EDUARDO GALEANO



Si la gesta es como un conjunto memorable de algún personaje (romance de gesta) trataremos con lo más poético posible considerar la gesta del 25 de mayo de 1810 y días subsiguientes y lo haremos en prosa.
El 25 de mayo de 1810 fue, en efecto, una gesta.
En ese día, se reunieron en la Plaza frente al Cabildo muchas personas que buscaron distinguirse con cintas celestes y blancas para diferenciarse del color rojo del godo y reclamando El pueblo quiere saber de qué se trata.
Conseguida la caída del gobierno de Cisneros y creada la Junta Provisional, se ordenó la obligación de los Cabildos del Interior de elegir representantes para un Congreso y reunirse posteriormente, aunque no en Buenos Aires.
La gesta se distribuye y comparte con el Ejército del Norte en propagar los principios revolucionarios.
Pero esto no sería fácil. Primero, porque la Junta fue desconocida en el Alto Perú (mariscal Nieto y el intendente de Potosí, don Francisco de Paula Sanz). Segundo, fue desconocida y por lo tanto desobedecida por Córdoba bajo el indudable prestigio de Santiago de Liniers, secundado por las autoridades españolas. Tercero, Asunción, que si bien no hostigó a los porteños, no la reconoció. Cuarto, Montevideo, bajo las órdenes de  Elío, que llegó con el título de virrey en 1811, y la Banda Oriental, que se mostró desde un principio como enemiga de la revolución.
O sea, la crisis del gobierno, el bloqueo y la creación de la comisión de Seguridad Pública, fueron hitos de la gesta.
Como he dicho, nada era fácil, el fusilamiento de Liniers no fue ningún acto aplaudido. De ahí y durante mucho tiempo, clérigos que no estaban con la revolución les pusieran a los revolucionarios el rótulo de Jacobinos, hasta que curas criollos comenzaron a hablar en su favor.
La muerte de Castelli y de Moreno fueron diluyendo la situación. Se seguía entonces en la búsqueda de la realización del Congreso de las Provincias Unidas del Río de la Plata.
Pero la cuestión no sería fácil. No  veamos la figura de un tigre teniendo copado a un hombre trepado a un árbol, sino la de mil tigres que quisieron ser mil tigres, o mil pumas que desearon ser mil pumas.
Y no se trataba, una vez creada la bandera nacional, como se haría después de cantar Alta en el cielo o ¡Febo asoma!, sino de creer e integrar el acto revolucionario.
Pero no era fácil. En la gesta, un sargento sacrifica su vida por salvar la de su capitán.
Luego vinieron las victorias, acompañadas de las derrotas.
Y no fue fácil, ya que se tuvo que llegar al éxodo jujeño para no dejarle nada al godo.
Miembros de cuerpos ejecutivos que gobernaban diciendo que lo hacían en nombre de Fernando VII, decían por lo alto “Viva el Rey”, mientras que por lo bajo susurraban “Abajo el Rey”.
Digamos que la gesta también fue la alegría del soldado desconocido al ver izarse la bandera azul y blanca.
Y la gesta incluyó al soldado niño que en Tacuarí, con su tambor, siguió alentando a sus superiores hasta caer y que va hasta la madre que lleva a su hijo (quizás el único) que no tenía todavía la edad para ser soldado a alistarlo en el cuartel del general, o que va hasta la viuda que desentierra a su marido cuyo cadáver  fuera decapitado  para darle cristiana sepultura y luego presentarse para ocupar un puesto en el ejército del general Güemes.
Y nada fue fácil en esa lucha: vendrán los asedios, los sitios, ataques, e incluso huidas, porque no se debía batallar, sino hostigar, como establecía Güemes.
Fue la gesta del Tacuara y del machete reemplazando al sable, y siempre en caballería con rifle en manos, sin uniforme, llevando como distintivo el poncho punzó y protegiéndose con guardamontes de cuero y petos del mismo material para proteger a su montura.
Nada fue fácil, mientras Güemes gobernó Salta por cuatro años jamás encontró ayuda de los sectores poderosos de la Provincia, quienes no dudaron en ofrecer su colaboración al enemigo para eliminar a Güemes.
Siempre hay traidores en  cualquier patria.
Pero por suerte fue la patria en armas, la tierra en armas, la que puso las cosas en su lugar. ¤

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Está de acuerdo con que, como muchos proponen, las selecciones deportivas argentinas usen camisetas solo con rayas horizontales, en lugar de las actuales verticales, para que reflejen más fielmente el diseño de nuestra bandera?

Tapa # 207

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18005013127

Perfiles Nuestra Gente

  • Alejandro Nordheimer

    Alejandro NordheimerNombre:
    Alejandro Nordheimer

    Lugar de residencia:
    Woodland Hills, CA

    Háblenos de su negocio:
    Soy dueño de Futbolmanía Soccer Leagues

    Leer más...  
  • Eduardo Martín Ochoa

    Eduardo Martín Ochoa

    Lugar de residencia:
    Monterey Bay, CA

    Háblenos de su Profesión:
    Soy académico.  Obtuve mi Bachelor of Arts en física de Reed College, un Master of Science en ingeniería nuclear de Columbia University, y el doctorado en Economía de la New School for Social Research (New York).  Desde 1981 hasta 2010, fui profesor y administrador en cuatro campuses de la California State University.  En 2010, el presidente Obama me nombró Assistant Secretary for Postsecondary Education en su gobierno.  Desde julio 2012 soy rector de la California State University, Monterey Bay.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Villa Roma

    Villa Roma

    Joya argentina en el Sur de California
    A medida que la ciudad de Los Angeles y su área metropolitana ceden sus pasados encantos a raíz de la sobrepoblación, la contaminación ambiental y un elevado costo de vida, un creciente número de argentinos ha comenzado a mirar hacia el sur como destino. Pero mientras algunos pegan la vuelta hacia la patria que los vio nacer, otros deciden establecerse no TAN al sur, sino más bien a apenas unos kilómetros de la gran metrópolis.

    Leer más...  
  • En polo manda Argentina

    Los Cuatro Fantásticos junto a Rodney Fragodt, dueño de CPC

    Equipo blanquiceleste gana torneo local
    En fútbol, pasión de multitudes, la Selección Argentina anda de mal en peor y luchando para clasificarse para el próximo mundial. Sin embargo, en polo, pasión de... bueno, no muchos, se destaca una buena noticia para nuestra comunidad local.

    Leer más...  

Recetas

Leyendas

  • Huayrapuca

    Huayrapuca por Angelo Calamera

    En quichua, viento colorado, también denominado Huyrapuca. Mito múltiple y misterioso de los diaguita-calchaquíes. Es la madre de Shulco, el Viento; prima hermana del Remolino y pariente del Rayo. Viene a ser la diosa o espíritu del aire. Vive en las altas cumbres y en los profundos abismos cordilleranos.

    Leer más...  
  • Leyenda: El Girasol

    girasol

    Pirayú era cacique de una tribu que vivía a orillas del río Paraná. Mandió era cacique de una tribu vecina. Pirayú y Mandió eran buenos amigos. De ahí que sus pueblos intercambiaban en paz artesanías y alimentos.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga