>
quinn

Save

Save

Save

Editorial • Junio 2013

 

El Cuco, el Hombre de la Bolsa, la Bruja Cachavacha... cómo olvidar a los seres de la oscuridad que tanto temor nos han causado de chicos, cuando de los verdaderos horrores del mundo sabíamos poco y nada. Uno va creciendo y esos personajes dejan de asustarnos, pero nunca falta alguno que llegue a ocupar ese lugar.
Desde Hollywood se cansaron de crear nuevas bestias, demonios y monstruos de todo tipo. Así, Claude Rains paralizó multitudes con su interpretación de El Hombre Lobo; lo mismo hicieron Boris Karloff con su Frankenstein y La Momia, y Bela Lugosi (y luego Christopher Lee) personificando al Conde Drácula... De las penumbras germanas aparecía Max Schreck y su Nosferatu para ejecutar una magistral sinfonía de horror gótico, mientras que desde las tierras del Sol Naciente Ishiro Honda desataba la furia de Godzilla.
Con los años, los monstruos fueron evolucionando al ritmo de las sociedades del mundo: las momias regresaron a sus sarcófagos, los pajarracos radioactivos fueron eliminados a bombazos, apareció la píldora contra la licantropía, y los vampiros se volvieron sexis, fashionistas, cool... Los clásicos ya no asustaban demasiado y eran reemplazados por personajes más “humanos”: los zombies de George Romero, el Psycho de Anthony Perkins, los rednecks asesinos de Texas Chainsaw Massacre, los sanguinarios “slayers” como Jason Voorhees de la franquicia Friday the 13th, y hasta el muñequito Chucky, en cuyo interior se refugiaba un asesino serial amante de los cuchillos filosos.
El cine de horror ha creado personajes inolvidables, cuya perversidad nos ha causado más de una pesadilla o algún que otro respingo al cruzar por un callejón mal iluminado. Sin embargo, ningún monstruo cinematográfico podrá equiparar nunca a los de la vida real.
Nosotros, los argentinos, sin ir más lejos, sufrimos a uno de estos. De cuerpo desgarbado, cuello estirado y bigote poblado, llegó a emular a los más grandes asesinos de la historia, no de la cinematográfica, sino de la vida real. Lo que lo hacía más temible es que no era un ser sobrenatural, un “freak” de la naturaleza, una entidad diabólica producto de un experimento fallido. No, era un tipo del montón, como cualquiera de nuestros vecinos; hasta iba a la iglesia, en donde se arrodillaba a rezar. Seguramente le habrá dado la mamadera a sus hijos y abrazado a sus nietos y besado cariñosamente a su esposa alguna vez. Nunca llegó a ser estrella de cine, aunque su fama recorrió el mundo. No hizo falta ponerle tornillos en las sienes, colmillos vampirescos goteando sangre, cuernos en la frente ni cicatrices cruzándole las mejillas de lado a lado.
A diferencia de Freddy Kruegger no usaba garras de metal en sus manos ni tenía la cara desfigurada por quemaduras, aunque al igual que éste aparecía en las peores pesadillas, esas que se sueñan cuando uno está despierto.
Nuestro monstruo más temible, o al menos el estandarte de todos ellos, acaba de morir. Es verdad, ya estaba vencido y encerrado, pagando sus culpas. Hasta se dice que se tropezaba en la bañera y llegó a partirse una cadera. Su carrera homicida ya estaba terminada. Y así se fue.
Nos queda el alivio de saber que este personaje nunca resucitará desde las profundidades de un oscuro lago; ninguna hechicería lo hará renacer de sus cenizas. Ahora tenemos la certeza de que nunca podrá protagonizar una segunda parte de su película de terror.  ¤


Una frase en el tiempo

“No era el dictador típico, modelo Pinochet, por razones orgánicas dado que el poder supremo estaba dividido en tres. Además, tampoco he sido un militar autoritario. Sí fui un dictador en el sentido romano del término, como un remedio transitorio, por un tiempo determinado, para salvar a las instituciones de la República”
Jorge Rafael Videla, ex dictador argentino


 

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

Si las elecciones legislativas de octubre fueran hoy, ¿por quién votaría?
  • Delicioso

    Delicioso

    El correo de Estados Unidos lanza nueva serie de estampillas honrando a la cocina latinoamericana. Forever de 49¢ | Libro de 20
    Con la emisión de las nuevas estampillas Delicioso Forever ®, el U.S. Postal Service celebra la influencia de las comidas y sabores centro y sudamericanos, mexicanos y caribeños en la cocina estadounidense. Este libro de 20 estampillas muestra seis platos de diversas tradiciones culinarias latinoamericanas que han producido nuevas variaciones en los Estados Unidos.

    Leer más...
18 Septiembre 2017
16 Septiembre 2017

Tapa # 210

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Adrián Schinoff

    Adrián SchinoffLugar de residencia: Los Angeles.

    Háblenos de su profesión:
    Soy productor musical y compositor. Viví 14 años en Madrid, y los últimos 7 trabajando en el mundo del flamenco. Hace 3 años vine a producir, junto a Gustavo Santaolalla, a Antonio Carmona, el cantante de Ketama, y fue cuando decidí mudarme aquí.

    Leer más...  
  • Mabel Katz

    Mabel Katz

    Lugar de residencia:
    Woodland Hills, California

    Háblenos de su profesión:
    Tengo dos títulos universitarios en Argentina (Contadora Publica y Lic. en Administración de Empresas). En Los  Angeles me convertí en una exitosa contadora, consultora de empresas y asesora fiscal.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Manhattan Barber Shop

    Di Nardi

    80 años de historia y un maestro peluquero que canta canciones italianas
    Pocas peluquerías en California pueden hacerle sombra a ese pedazo de historia que se emplaza a escasos metros de la playa en Manhattan Beach.

    Leer más...  
  • Alyssa Giannetti. Una arquera diferente

    alyssa

    La carrera futbolística de Alyssa Giannetti, una joven de sangre argentina, podría despegar en cuestión de meses. Siendo este su último año en la escuela secundaria,  Giannetti es una de las decenas de jugadoras que intentarán ser aceptadas en la liga femenina profesional de los Estados Unidos a partir del mes de enero.

    Leer más...  

Recetas

  • Berenjenas al escabeche

    Berenjenas al escabeche

    Ingredientes
    • Berenjenas (2 medianas)
    • Ajo
    • Orégano
    • Ají molido
    • Sal gruesa

    Leer más...  
  • Tarta de zapallitos

    tarta

    Necesitaremos: un disco de masa para tartas, un kg de zapallitos tiernos, una cebolla grande picada, 50 grs. de margarina, sal y pimienta, una cucharadita de orégano, tres huevos y media taza de queso rallado.

    Leer más...

Leyendas

  • LA LEYENDA: El yaguareté y el grillo

    Dibujos: Angelo CalameraUn día en el que Don Yaguareté andaba aburrido, salió a dar un paseo por el campo. Iba muy entretenido mirando hacia todos lados y admirando el paisaje, cuando de repente sintió bajo su pata derecha algo blando; miró con bastante enojo que lo que había pisado era la deposición de una vaca. Pero su asombro llegó a lo máximo cuando de entre esa masa informe se escuchaba una vocecita pequeña, que enojada le gritaba al felino:
    ¿Por qué no miras por donde pisas, no ves que has destruido mi casa?

    Don Yaguareté debió abrir muy grande sus ojos, por el asombro y para poder distinguir que quien así gritaba era nada menos que un grillo. Al darse cuenta, comenzó a mirarlo con sorna. El grillo seguía con su reclamo:
    -Decime ¿por qué has destruido mi casa? No te hagás el tonto y como que no me ves, aquí estoy junto a tus patas, y quiero que me hagas una casa porque esta ya no me sirve.
    -¿Cuál casa? -le respondió el felino, si sólo veo caca desparramada.
    -Seguís burlándote, era mi casa y vivía feliz hasta que metiste la pata. ¿De qué te sirven esos ojos que tienes, eh? Dame una explicación -le decía el grillo, mientras levantaba amenazadoramente sus dos patitas delanteras.
    -Mira qué miedo me das- dijo el yaguareté.
    -¿Y si no quiero?
    -Te vas a arrepentir- espetó el grillo.
    -¿Yo? Bueno, bueno, quedate tranquilo. Te propongo una lucha: vos juntás a tu gente y yo a la mía. Si yo gano no te hago nada. Si vos ganás, te haré la casa a tu gusto.
    -Es lo justo -dijo el grillo. A las dos de la tarde nos encontramos bajo el ombú, allí estaré con los míos.
    El yaguareté convocó a sus mejores amigos: zorras, lobos, pumas y hasta jabalíes. Cuando se acercaba la hora, le pidió a la zorra que vaya a ver si ya estaban sus contrincantes. Efectivamente, allí estaban, avispas, abejas, mosquitos, bichos quemadores y otros insectos que decidieron apoyar al grillo.
    -¿Como se preparan? preguntó burlonamente la zorra. ¿Están preparados para la paliza?
    -Ja, ja... Sí, señora, estamos todos -dijo el grillo.
    -Para tus amigos insectos me basto yo sola, dijo la zorra dándole un manotazo al grupo de insectos, quienes al momento se le vinieron encima, picoteándola por todos lados. La zorra tiraba manotazos a diestra y siniestra, pero era peor, y enloquecida de dolor se tiró al arroyo cercano. Cuando pudo ver que sus enemigos se habían ido, se fue corriendo hasta donde estaba esperando el yaguareté.
    Dibujos: Angelo Calamera-¿Ya está el enemigo bajo el ombú?
    -Sí, contestó la zorra.
    -¿Y por qué venís tan mojada?
    -Porque... tuve calor y me bañé en el arroyo.
    -Muy bien, es la hora del encuentro, -dijo el yaguareté, pegando un alarido que quería decir ¡a la carga! Y salieron todas las fieras al ataque, quedándose la zorra atrás de todos.
    Cuando los dos bandos se encontraron bajo el ombú, la sorpresa de los amigos del yaguareté fue enorme. No hallaban la forma de sacarse a los insectos de encima, recibiendo picotazos y mordeduras en todo el cuerpo, incluso los ojos, que los enloquecía y ni siquiera podían escuchar a la zorra que les gritaba ¡al agua, al agua...!
    Al fin el yaguareté se dió por vencido y tuvo que hacerle la casa al grillo. Así aprendió que no hay enemigos pequeños, pues como dice Martín Fierro, "hasta el pelo más delgao, hace su sombra en el suelo".©

     
  • Leyenda: Las azucenas del bosque

    Leyenda: Las azucenas del bosque

    Tupá, el dios sol, creó los animales y los bosques, y luego de mucho tiempo comenzó a pensar en crear a los hombres, con la inteligencia suficiente para gobernar hasta a los animales más feroces. Luego convocó a Iyara (el cielo) y le pidió que le trajera arcilla de la tierra. Con esa greda, el dios hizo dos figuras humanas y les dio vida.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga