>
quinn

Save

Save

Save

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

La Estatua del Gaucho

La Estatua del Gaucho

PARTE DOS
En la entrega anterior, hablamos de Ignacio Antonio Bermúdez, el rosarino que vino a Los Angeles en los años sesenta y se convirtió en una figura importante dentro de la comunidad argentina. Su negocio, Gaucho Electronics, ubicado cerca del downtown, era un favorito entre los argentinos y el lugar donde iban para comprar sus artefactos eléctricos, especialmente si esos artefactos tenían que ser “adaptados” para funcionar en la Argentina. En 1975, Bermúdez tuvo la interesante idea de instalar una estatua en el espacio verde delante de su negocio: la estatua de un gaucho. Y  estaba dispuesto a pagar el costo de convertir en realidad su sueño. En exclusiva para El Suplemento, esta es la segunda parte de la historia del gaucho: “La realidad del sueño”

Las negociaciones entre Bermúdez y la escultora Teresa Fargo de Corominas duraron casi todo el 1978. Luego de explicarle lo que quería, un gaucho inspirado en el Martín Fierro, Bermúdez desde Los Angeles mandó a su amigo Carlos Avilas a buscar una maqueta demostración que la escultora había hecho.  Esta muestra fue rápidamente aprobada en Los Angeles, y antes de finalizar el año la rosarina ya estaba trabajando en su obra maestra. Para concretar el sueño intervinieron varias personas importantes de Rosario, amigos de la escultora y todos expertos en su materia. Como se imaginan, una obra tan grande necesitaba toda una operación logística. Lo bueno es que, luego de más de un año de trabajo, una hermosa estatua de bronce de casi 700 kg que medía más de dos metros de altura, se había convertido en realidad. Era el 27 de noviembre de 1979.
   Luego de obtener las autorizaciones necesarias, la estatua, metida en una caja de madera, hizo el largo viaje a los Estados Unidos sin incidente alguno. Apenas llegó, el Sr. Bermúdez le encontró un lugar dentro del warehouse de Gaucho's Electronics, e inmediatamente empezó el proceso para conseguir el permiso municipal necesario para colocarla en el espacio verde delante del negocio. Grande fue su sorpresa cuando llegó la respuesta municipal. La Ciudad de Los Angeles rechazaba su regalo y no autorizaba la instalación en el lugar deseado.  

La estatua, un liability para Los Angeles
   Lo que Bermúdez ignoraba es que Los Angeles es tradicionalmente poco amiga de las estatuas, aunque vengan regaladas. Las autoridades municipales inmediatamente se imaginan los costos de mantenimiento, y las responsabilidades, o “liabilities”, como dicen por aquí. Además, en una ciudad diseñada para vehículos y no peatones, ninguna estatua tiene el impacto positivo en la conciencia pública que puede tener en Buenos Aires o Nueva York. Algunas estatuas han sido aprobadas, pero normalmente eso requiere que sea políticamente conveniente, que los beneficios políticos superen los costos. Y en el Los Angeles de los años ochentas, como sería igual hoy, nadie podía imaginarse por qué una estatua que representaba un símbolo de la Argentina tenía que hacer su debut en el medio de una gran ciudad norteamericana donde los argentinos son una muy pequeña minoría.  Se intentaron distintas gestiones, pero no había forma de convencer a los funcionarios municipales.
   Si el rechazo municipal fue un golpe para la estatua del gaucho, otro iba a llegar en noviembre de 1989. Sorpresivamente, el “Gaucho” Ignacio Bermúdez sufre de un ataque al corazón y muere, dejando el trámite pendiente. Pero por suerte, en su testamento no se había olvidado de la estatua. Bermúdez se la dejó a una amiga de la comunidad argentina que se había mostrado interesada en ayudarlo ante las primeras dificultades. Ahí comienza lo que sería la parte más dolorosa de esta historia. Pasaban los años, y mientras la estatua dormía en un garaje particular, distintos miembros de la comunidad argentina intentaban encontrarle solución al “problema del gaucho”. Finalmente descartada la complicada Ciudad de Los Angeles, una solución parecía ser ubicar al gaucho en un espacio público de una de las muchas otras ciudades independientes que hay en la región. Pero para lograr eso es necesario contar con una persona con buenos contactos en los distintos municipios, algo que la comunidad argentina de esos años no tenía. En un momento la Asociación Argentina de Los Angeles estuvo cerca de aceptar la estatua y colocarla dentro de su propiedad. Pero finalmente no hubo consenso y la idea se descartó. El pobre gaucho iba a seguir en su lecho, sin ver la luz del día.  

El Gaucho encuentra su lugar
   Fue solamente en los últimos años, con la aparición en escena de una nueva generación de líderes comunitarios, que se volvió a discutir el tema. Pablo Garriga, director de El Suplemento, utilizó todos sus contactos en una campaña para que la gente nueva tome conciencia del histórico problema. César Fratantoni, terminada su participación en la exitosa restauración del busto del Parque San Martín de Lakewood, prometió examinar el tema e inmediatamente opinó que tenía sentido que la Universidad de Santa Barbara, conocida como “el hogar de los gauchos” era la mejor apuesta. Pero llegó tarde. Luis Corominas, hijo de la escultora y residente de Stockton, ya se había adelantado mandándole un email a distintos departamentos de la institución. La respuesta de la administración central fue poco alentadora, pero alguien mostró interés. La asociación de ex alumnos de la universidad, The Alumni Asociation, y George Thurlow, director ejecutivo de la asociación, entra en la historia como el hombre que se movió para darle un nuevo hogar a la estatua. Luego de dos años de demora, la instalación se produce en abril de este año. Faltaba la restauración, hecha por la misma gente que restauró el busto de José de San Martín en Lakewood.
 La comunidad argentina debe saber que, gracias al desempeño de los argentinos mencionados, la estatua “Gaucho Argentino” de Teresa Farga de Corominas se encuentra hoy instalada en el patio del Alumni House de la Universidad de Santa Barbara.  Un final feliz para un largo recorrido. ¤

Search

tel:18663121294

Notas Relacionadas

De acuerdo a los resultados de las últimas elecciones legislativas celebradas en Argentina, ¿considera que el peronismo irá desapareciendo en los próximos años?

Tapa # 212

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Cintia Tortorella

    Cintia TortorellaLugar de residencia:
    Woodland Hills, California

    Háblenos de su negocio:
    Soy la fundadora y directora de PlayintheUS. Es una compañía estadounidense que asiste a estudiantes / deportistas de todo el mundo para que comiencen sus carreras universitarias en Estados Unidos con becas deportivas y académicas.

    Leer más...  
  • Alberto Perusset

    Alberto PerussetLugar de residencia:
    Malibu, California.

    Háblenos de su profesión:
    Soy maratonista descalzo. En marzo del 2004 corrí Los Angeles, que fue mi primera maratón. A la fecha participé en 85 maratones de las cuales 46 las corrí descalzo. En noviembre del 2009 con un grupo de amigos fundamos la maratón de Malibu, de la cual soy uno de los directores.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Racing Club estrena filial en California

    Racing Club estrena filial en California

    Racing Club de Avellaneda, el primer “grande” de la Argentina, llegó a California. El pasado día 9 de mayo se creó la filial oficial de Racing Club en California. Un grupo de amigos y conocidos (Lucho, Mariano, Andrés, Matías, Martín, Francois, Juan, Ismael, Ariel, Andrew, Robert, Diego, Tola y Nico) decidieron hacer realidad el gran sueño de poder vivir y respirar Racing día a día a nivel local. Los proyectos a realizar: formar un equipo de fútbol, y asistir a diferentes eventos deportivos y sociales, siempre representando al club de la mejor manera posible. Leer más...  

  • LEALA: La Escuela Argentina de Los Angeles

    Escuela Argentina

    Hacía tiempo que había escuchado de LEALA, pero sin niños en edad escolar, no había investigado de qué se trataba. En mi mente era una mezcla de proyecto de escuelita donde se hablaría en castellano, con un grupo de niños argentinos o hijos de argentinos asistiendo y creando lazos con nuestro país...

    Leer más...  

Recetas

  • Pizza casera de polenta

    Pizza de polenta

    Ingredientes
    (8 comensales)
    ½ Kg de polenta de cocción rápida
    2,5 litros de agua
    Sal gruesa c/n

    Leer más...  
  • Empanadas para Navidad

    empanadas

    Este es un post especial de Navidad para El Suplemento. Con las fiestas casi encima, con poco tiempo para organizar y mucha nostalgia en el corazón, me pareció una buena idea traer a la mesa un plato muy típico argentino, que se suele comer durante todo el año. Cualquier ocasión es la excusa para reunirse y compartir unas ricas Empanadas.

    Leer más...

Leyendas

  • Huayrapuca

    Huayrapuca por Angelo Calamera

    En quichua, viento colorado, también denominado Huyrapuca. Mito múltiple y misterioso de los diaguita-calchaquíes. Es la madre de Shulco, el Viento; prima hermana del Remolino y pariente del Rayo. Viene a ser la diosa o espíritu del aire. Vive en las altas cumbres y en los profundos abismos cordilleranos.

    Leer más...  
  • La Leyenda de la flor del Mburucuyá

    La Leyenda de la flor del Mburucuyá

    Existen varias leyendas populares acerca del origen de las pasionarias. Una de ellas cuenta que Mburucuyá (también «Mburukujá») era una muchacha española que se había enamorado de un aborigen guaraní, con quien se veía a escondidas. Mburukujá no era su nombre cristiano, sino el tierno apodo que le había dado su enamorado. El padre de la muchacha, un militar, jamás hubiese aceptado esa relación con un hereje enemigo y, por otro lado, ya había decidido que su hija debía casarse con un joven capitán español. Al enterarse de la relación de su hija, decidió asesinar al muchacho guaraní. Mburucuyá, presa del dolor, se hundió en el corazón una flecha de plumas, la cual quedó sobre su pecho como una flor y cayó sobre el cuerpo de su amado muerto. Tiempo después, en ese trágico sitio nació una planta nunca vista hasta entonces, la cual fue denominada mburucuyá.

    Leer más...
tel:18557036600

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga