>
quinn

Save

Save

Save

Editorial • Octubre 2016

Barack Obama

Se acerca una de las elecciones presidenciales más particulares de los últimos tiempos en los Estados Unidos; sin dudas, el clima político cambiará a partir de ahora, por lo que nos parece oportuno hacer un balance mirando hacia el pasado reciente.
De ambos candidatos -al menos los dos con ciertas posibilidades de ganar- ya hablamos en pasadas ediciones y les dedicaremos, por supuesto, nuestra editorial del mes próximo, teniendo en cuenta que la edición de noviembre de El Suplemento saldrá a la calle un par de días antes de las elecciones. Pero ahora nos referiremos al legado de Barack Obama, el presidente que hizo historia y que hoy está transitando sus últimos días en la Casa Blanca.
No hace mucho, el polémico cineasta Michael Moore había expresado en simples y sinceras palabras lo que muchos sienten (sentimos) con respecto al gobierno de los últimos ocho años: “Creo que Obama ha hecho muchas, muchas cosas buenas, pero también ha sido una gran desilusión”. Y continuó diciendo lo que muchos pensamos: que cuando se escriba la historia de esta época, se lo recordará como el primer presidente afroamericano. No es poco, pero menos de lo que muchos esperábamos de él.
A la hora de hacer este balance, podríamos decir que su trabajo no fue todo lo bueno que sus seguidores esperaban, y tampoco todo lo malo que sus opositores pronosticaban. En este sentido, Obama no dejó conforme a ninguno de los dos grupos.
Lo mejor que se puede decir de su administración es que estabilizó la economía luego de la catástrofe dejada por su predecesor, George W. Bush, y piloteó este barco a la deriva hasta llevarlo a aguas calmas. Pero hoy, luego de ocho años, la calidad de vida de los estadounidenses sigue muy por debajo de la que gozábamos hace algunas pocas décadas, e incluso es muy inferior al del resto de los ciudadanos de los países industrializados. De la misma manera, el sistema educativo continúa con las mismas deficiencias que nos llevó a ocupar puestos más cercanos a los del Tercer Mundo que a los de las naciones más avanzadas.
Sin embargo, la principal promesa de Obama, aquel sueño transformador por el que sería recordado en la historia, fue el de la salud pública para todos… y en eso también se quedó corto. El “Barack Obama's Plan for a Healthy America” que nos llevaría a gozar de servicios de salud eficientes, a bajo costo y de alta calidad para todos, se quedó en el camino. Al poco tiempo de asumir, Obama expresaba: “Mi compromiso es asegurarme de que hacia el final de mi primera presidencia contemos con seguro de salud universal para todos los ciudadanos de este país… Número Uno: nos vamos a asegurar que todos estén adentro”. Hoy se puede afirmar que si bien el número de residentes con seguro aumentó gracias a sus esfuerzos, aún quedan entre un 11.5% y un 14% de estadounidenses sin cobertura de salud, y muchos de los que lo poseen cuentan con pólizas que no les cubre intervenciones ni medianamente complejas.
Es cierto, los opositores republicanos, ya sea por cuestiones ideológicas o (en el mayor de los casos) por estar comprados por los intereses de los grandes monopolios de la medicina privada y los farmacéuticos, pusieron todas las resistencias para que su Obama Care no avanzara y encontrara todo tipo de piedras en el camino. Pero eso era de esperar, y su administración no supo o no le interesó sobrepasarlo.
La mayoría de los países avanzados del mundo cuentan con medicina socializada, que se subvenciona con dinero de los impuestos. Eso no transforma a Gran Bretaña, Canadá, Francia o Suecia en regímenes comunistas, sino, con todas sus imperfecciones en otros ámbitos, en naciones inteligentes y exitosas. El porcentaje de ciudadanos sin seguro médico en los países industrializados es del 0%; todos gozan de atención de salud gratuita y de calidad. Lo más indignante es que, a pesar de medir entre los peores sistemas de salud en cuanto a eficiencia, calidad, alcance y servicio en general, Estados Unidos gasta en salud alrededor del doble per cápita de lo que gastan esas naciones industrializadas. Los dólares, por estos lados, van a parar a las cuentas bancarias de los capitalistas locales, y no a los hospitales públicos.
Y esta es la principal decepción que nos deja Barack Obama, un hombre honesto, inteligente, que hizo mucho por el país… pero que será recordado no por haber transformado a los Estados Unidos en una nación de avanzada, sino, simplemente, como el primer presidente afroamericano de la historia de los Estados Unidos. Otra vez, no es poco; pero es menos de lo que esperábamos.¤

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Cómo debería responder Estados Unidos a los ensayos nucleares de Corea del Norte?
  • Editorial • Septiembre 2017

    peronismo

    Una y mil veces se ha labrado el acta de defunción del peronismo. Se lo vio agonizar, sacudiendo los brazos al cielo y tomando cortas bocanadas de aire para traer algo de oxígeno a los pulmones, sus ojos se cerraban, el pulso se hacía cada vez más lento y débil, las piernas se le doblaban, y todos a su alrededor se agazapaban expectantes para decretar el fin del Siglo 20 en argentina, un siglo que, en la práctica, aún continúa en nuestro país.   

    Leer más...

Tapa # 211

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Gabriel Lerner

    Gabriel Lerner (Periodista) Lugar de residencia: Los Angeles

    Háblenos de su profesión:
    Soy el editor de La Opinión, el mayor diario en español de Estados Unidos; está sobrellevando muchísimos cambios para servir mejor a sus lectores y a la comunidad en un período dificilísimo para la prensa escrita. Antes trabajé para el Huffington Post como el editor de Voces, su sitio en español, y antes otra vez en La Opinión. Soy periodista.

    Leer más...  
  • Gloria Otero

    gloria

    Lugar de residencia:
    Canyon Country, California

    Háblenos de su profesión
    Soy profesora y bailarina profesional de tango y folklore, así como también directora y productora del Otero Dance Co y el show teatral Rhythm and Passion.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • CENTRO GAUCHO MARTÍN FIERRO

    Martin Fierro

    Presentó el libro “Odisea de un Inmigrante”
    Con los fulgores del término de un cálido verano, el último sábado 19 de septiembre en la ciudad de Lawndale, California, el Centro Gaucho Martín Fierro presentó el libro “Odisea de un Inmigrante” – La historia de Augusto Gallo”, del escritor y poeta argentino “El Gaucho” Rafael Figueroa.

    Leer más...  
  • Sociedad Sanmartiniana del valle de San Fernando

    San Martin recibió homenaje en el día aniversario de su tránsito a la inmortalidad.

    Como todos los años, este pasado el 17 de agosto la Sociedad Sanmartiniana del Valle de San Fernando organizó un homenaje al General José de San Martín frente al monumento que perpetúa su memoria, emplazado en la intersección de San Vicente, Burton Way y Le Doux, en la ciudad de Los Angeles.

    Leer más...  

Recetas

  • Torta Tofi

    Torta Tofi

    Con tantos posts de decoración… ¡me dio hambre! Como para cambiar un poco, acá va la receta de tarta Tofi “a mi manera”. Es una variante de la receta Mini-Pastafrola, porque generalmente para mis tartas siempre uso la misma base de masa y los mismos ingredientes. Mucho chocolate, mucho dulce de leche, merengue… y el azúcar por las nubes. Por eso les propongo las mini tartas, una porción pequeña y suficiente para darnos un gusto y cuidar nuestra salud.

    Leer más...  
  • Tomates rellenos con ensalada rusa

    Tomates rellenos

    Si lo que buscamos es un plato fresco, con linda presentación, fácil y rápido de preparar, acá lo tenemos...

    Ingredientes
    3 Tomates medianos
    1 Zanahoria grande
    3 Papas chicas

    Leer más...

Leyendas

  • LA LEYENDA: El yaguareté y el grillo

    Dibujos: Angelo CalameraUn día en el que Don Yaguareté andaba aburrido, salió a dar un paseo por el campo. Iba muy entretenido mirando hacia todos lados y admirando el paisaje, cuando de repente sintió bajo su pata derecha algo blando; miró con bastante enojo que lo que había pisado era la deposición de una vaca. Pero su asombro llegó a lo máximo cuando de entre esa masa informe se escuchaba una vocecita pequeña, que enojada le gritaba al felino:
    ¿Por qué no miras por donde pisas, no ves que has destruido mi casa?

    Don Yaguareté debió abrir muy grande sus ojos, por el asombro y para poder distinguir que quien así gritaba era nada menos que un grillo. Al darse cuenta, comenzó a mirarlo con sorna. El grillo seguía con su reclamo:
    -Decime ¿por qué has destruido mi casa? No te hagás el tonto y como que no me ves, aquí estoy junto a tus patas, y quiero que me hagas una casa porque esta ya no me sirve.
    -¿Cuál casa? -le respondió el felino, si sólo veo caca desparramada.
    -Seguís burlándote, era mi casa y vivía feliz hasta que metiste la pata. ¿De qué te sirven esos ojos que tienes, eh? Dame una explicación -le decía el grillo, mientras levantaba amenazadoramente sus dos patitas delanteras.
    -Mira qué miedo me das- dijo el yaguareté.
    -¿Y si no quiero?
    -Te vas a arrepentir- espetó el grillo.
    -¿Yo? Bueno, bueno, quedate tranquilo. Te propongo una lucha: vos juntás a tu gente y yo a la mía. Si yo gano no te hago nada. Si vos ganás, te haré la casa a tu gusto.
    -Es lo justo -dijo el grillo. A las dos de la tarde nos encontramos bajo el ombú, allí estaré con los míos.
    El yaguareté convocó a sus mejores amigos: zorras, lobos, pumas y hasta jabalíes. Cuando se acercaba la hora, le pidió a la zorra que vaya a ver si ya estaban sus contrincantes. Efectivamente, allí estaban, avispas, abejas, mosquitos, bichos quemadores y otros insectos que decidieron apoyar al grillo.
    -¿Como se preparan? preguntó burlonamente la zorra. ¿Están preparados para la paliza?
    -Ja, ja... Sí, señora, estamos todos -dijo el grillo.
    -Para tus amigos insectos me basto yo sola, dijo la zorra dándole un manotazo al grupo de insectos, quienes al momento se le vinieron encima, picoteándola por todos lados. La zorra tiraba manotazos a diestra y siniestra, pero era peor, y enloquecida de dolor se tiró al arroyo cercano. Cuando pudo ver que sus enemigos se habían ido, se fue corriendo hasta donde estaba esperando el yaguareté.
    Dibujos: Angelo Calamera-¿Ya está el enemigo bajo el ombú?
    -Sí, contestó la zorra.
    -¿Y por qué venís tan mojada?
    -Porque... tuve calor y me bañé en el arroyo.
    -Muy bien, es la hora del encuentro, -dijo el yaguareté, pegando un alarido que quería decir ¡a la carga! Y salieron todas las fieras al ataque, quedándose la zorra atrás de todos.
    Cuando los dos bandos se encontraron bajo el ombú, la sorpresa de los amigos del yaguareté fue enorme. No hallaban la forma de sacarse a los insectos de encima, recibiendo picotazos y mordeduras en todo el cuerpo, incluso los ojos, que los enloquecía y ni siquiera podían escuchar a la zorra que les gritaba ¡al agua, al agua...!
    Al fin el yaguareté se dió por vencido y tuvo que hacerle la casa al grillo. Así aprendió que no hay enemigos pequeños, pues como dice Martín Fierro, "hasta el pelo más delgao, hace su sombra en el suelo".©

     
  • Leyenda: Las azucenas del bosque

    Leyenda: Las azucenas del bosque

    Tupá, el dios sol, creó los animales y los bosques, y luego de mucho tiempo comenzó a pensar en crear a los hombres, con la inteligencia suficiente para gobernar hasta a los animales más feroces. Luego convocó a Iyara (el cielo) y le pidió que le trajera arcilla de la tierra. Con esa greda, el dios hizo dos figuras humanas y les dio vida.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga