>
www.chugh.com

Save

Save

Save

Historia: 6ª Nota de la independencia. Belgrano, el general diplomático

Manuel Belgrano

En 1816, Manuel Belgrano regresa de Londres, adonde había sido enviado en misión diplomática a Europa junto con Bernardino Rivadavia. Los acontecimientos en la Europa de 1814, con la derrota de Napoleón y el consiguiente regreso al trono de Fernando VII, motivan que el gobierno de Buenos Aires se preocupe por allanar el camino de la paz con Madrid u obtener el reconocimiento de Gran Bretaña que quería oficiar de mediadora entre España y las colonias. La Gran Bretaña aliada militarmente con España para derrotar a Napoleón, era sin embargo enemiga comercial de nuestra Madre Patria, ya que anhelaba quedarse con el libre comercio de sus antiguas colonias.


   Al llegar a Londres, Belgrano y Rivadavia encuentran a Miguel de Sarratea abocado, en esos momentos, al proyecto de coronación en el Río de la Plata del infante español Francisco de Paula, y ambos apoyan la negociación que finalmente fracasa ante la negativa de Carlos IV, padre de Fernando VII.
   Al regresar a Buenos Aires en enero de 1816, Belgrano presenta un informe al gobierno sobre las gestiones realizadas, y señala que la solución estriba en proclamar una monarquía constitucional, independiente de España. Más adelante, y ya reunido el Congreso de Tucumán, desarrollará esta misma tesis en las sesiones secretas del Congreso que había empezado a funcionar en Tucumán desde marzo de ese año, proponiendo a un descendiente de los incas como candidato al trono. Su prédica a los diputados reunidos en el Congreso, sumada a la de José de San Martín y Juan Martín de Pueyrredón, estaba dirigida a que se declarara la independencia lo más pronto posible y luego seguir las deliberaciones sobre qué forma de gobierno elegirían para las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Los cambios en Europa según Belgrano
   En una de estas sesiones secretas Belgrano expone que “Ha acaecido una mutación completa de ideas en Europa en lo respectivo a formas de gobierno. Que así como el espíritu general de las Naciones en cien años anteriores era republicarlo todo, en el día se trataba de monarquizarlo todo. Que la nación Inglesa, con el grandor y majestad a que se ha elevado, no es por sus armas y riquezas, sino por una constitución Monárquica temperada, había estimulado a los demás a seguir su ejemplo. Que la Francia lo había aceptado. Que el Rey de Prusia por sí mismo, y estando con el goce de un poder despótico, había hecho una revolución en su Reino, sujetándose a bases constitucionales, iguales a la de la nación inglesa; y que esto mismo habían practicado otras naciones”.
   Pero esta prédica de Belgrano y otros próceres no dieron resultados. En definitiva, como dice Félix Luna, “estas opciones nunca fueron más que sondeos de una opinión pública que, por mínima que fuese, repudiaba la posibilidad de un monarca en Buenos Aires: eso habría sido el fin de la revolución. El pueblo, a pesar de ser una entidad indefinida, vaporosa, rechazaba esa posibilidad y prefería otra más abierta, más libre, mas democrática”.

El problema del Ejército del Norte
   Entre las preocupaciones que tenían los diputados estaba el debate en donde se discutía quién podría hacerse cargo del Ejército del Norte, derrotado en Sipe-Sipe en noviembre del 1815 al mando de Rondeau, donde las Provincia Unidas del Río de la Plata pierden definitivamente a las provincias del Alto Perú.
   Enterado de esto, San Martín escribe al diputado cuyano Tomás Godoy Cruz una terminante opinión: “En el caso de nombrar a quien deba reemplazar a Rondeau, yo me decido por Belgrano. Éste es el más metódico de los que conozco en nuestra América, lleno de integridad y talento natural. No tendrá los conocimientos de un Moreau o un Bonaparte en punto a milicia, pero créame Ud. que es el mejor que tenemos en la América del Sur”.
   Este juicio de San Martín contrasta con el perfil de Belgrano que con las mejores intenciones y los peores resultados, en el que se insiste en demasía sobre su calidad civil, a quien se presenta desde la escuela primaria como un gran patriota que, a pesar de su erudición en problemas económicos y jurídicos, un buen día aceptó cambiar la toga por la espada y tuvo la suerte de que la victoria le sorprendiera (un poco por casualidad, otro por los errores del enemigo y otro por obra de sus buenos lugartenientes) en los campos de Tucumán y Salta. La fácil exaltación retórica ha excedido los límites de la ponderación para destacar la grandeza del alma del creador de la bandera, y ello no ha sido de ninguna manera benéfico para el prócer. Belgrano tenía más antecedentes castrenses que la mayoría de los jefes que asumieron las responsabilidades militares en los primeros momentos de la guerra de la independencia. Y esto coincide con el juicio que de él hace San Martín y que no concurre a avalar la creencia del cáustico comentarista que sabía mucho de literatura y poco de estrategia.

Pueyrredón, nuevo Director Supremo
   El 3 de mayo de 1816 el Congreso de Tucumán  nombra como Director Supremo al militar Juan Martín de Pueyrredón, quien había ingresado a este Congreso como diputado por San Luis, para que reemplace a Antonio González Balcarce quien estaba ejerciendo el cargo de Director interinamente al caer Álvarez Thomas el 16 de abril de 1816. Pronto Balcarce tuvo que negociar con Artigas y aceptar la segregación de la provincia de Santa Fe el 28 de mayo de 1816. Balcarce, ante el nombramiento de Pueyrredón, queda como gobernador de la provincia de Buenos Aires hasta que llegue el nuevo director. Sin embargo, Balcarce es destituido por el Cabildo Abierto de Buenos Aires el 22 de junio. Unitario acérrimo, Pueyrredón dio inmediatamente ayuda eficaz al general San Martín para continuar la organización del Ejército de los Andes, y a Güemes para la resistencia en el Norte, como también recomendó al igual que San Martín que Belgrano se hiciera cargo nuevamente del Ejercito del Norte, aunque pronto lo llamaría para que lo ayudase a luchar contra los caudillos del litoral. El gobierno central seguía sin resolver sus principales problemas planteados: la propuesta alternativa de Artigas, los planes de San Martín para reconquistar Chile, los conflictos con Güemes y la invasión portuguesa a la Banda Oriental.
Ante este delicado panorama, cuando San Martín llamaba a terminar definitivamente con el vínculo colonial, una comisión de diputados, integrada por Gascón, Sánchez de Bustamante y Serrano, propuso un temario de tareas conocido como “Plan de materias de primera y preferente atención para las discusiones y deliberaciones del Soberano Congreso”.
   La declaración de la Independencia ya está en la carpeta de todos los diputados del Congreso de Tucumán.

Textos consultados:
Breve historia de los argentinos, de Felix Luna
San Martín vivo, de José Luis Busaniche
Memorias, de José María Paz.
Historia de la Confederación Argentina, de Adolfo Saldias. ¤

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Está de acuerdo con que, como muchos proponen, las selecciones deportivas argentinas usen camisetas solo con rayas horizontales, en lugar de las actuales verticales, para que reflejen más fielmente el diseño de nuestra bandera?
  • La Historia del Gaucho

    El "Gaucho Bermúdez", y un regalo para la Ciudad de Rosario. Un carro de bomberos

    El feliz final de un muy largo recorrido PARTE UNO
    Cuando hacia finales de abril la estatua “Gaucho Argentino”, de Teresa Farga de Coraminas, logró ser  instalada en la entrada de la Alumni House de la Universidad de California, Santa Barbara, fue el feliz final de un muy largo recorrido, y prueba de que Santa Barbara es realmente, como dice su motto, “the home of the gauchos”. La historia de esta estatua desde su creación en Rosario en 1979 hasta su instalación en Santa Barbara este año está llena de errores y falencias, pero también de solidaridad, amor, y amistad.  En exclusivo para el Suplemento, la verdadera historia de la estatua del  gaucho.

    Leer más...

Tapa # 207

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18005013127

Perfiles Nuestra Gente

  • Ignacio Serricchio

    Ignacio Serricchio

    Lugar de residencia:
    Culver City.

    Profesión:
    He trabajado como actor desde los 21 años, haciendo programas de televisión como "General Hospital", "Ghost Whisperer", "House", "CSI: Miami", "Covert Affairs" y "The Client List". También trabajé en películas como "Quarantine 2" y varias obras de teatro, que es mi medio favorito. Además hago stand-up por todo Los Angeles y en el 2013 haré un tour por todo el país.

    Leer más...  
  • Enrique Torres

    Enrique TorresLugar de residencia: Los Angeles, CA

    Háblenos de su profesión:
    Hago lo único que sé hacer: escribir. Y tengo la fortuna de que, de vez en cuando, alguno de mis trabajos es muy aceptado por el público, lo que me permite continuar en esta profesión. Mis telenovelas siguen dándome satisfacciones en todo el mundo. Y también pude cumplir mi sueño de escribir y producir mi propia película, filmada en Long Beach. Siempre digo que soy un privilegiado: hago lo único que sé hacer y puedo vivir de mi trabajo. Agradezco cada día la fortuna de estar vivo, sano y rodeado de los que amo.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

Recetas

  • Alfajores de maicena

    Alfajores de  maicena

    En cualquier panadería o confitería de Argentina podrá encontrar alfajores de maicena, un bocado que les fascina a muchos compatriotas de paladar dulce. Aquí presentamos una receta típica para que usted también pueda degustar de estos deliciosos alfajores con el mate de la mañana (o la tarde)

    Leer más...  
  • Mini Pascualina (Otros usos para las tapas de empanadas)

    Mini Pascualina

    Ingredientes

    2 docenas de tapas de empanadas

    Relleno: 3 paquetes de acelga bien lavada; aceite de maíz o girasol, c/n; 2 cebollas picadas; 1 morrón rojo picado; 300 g. de ricota; 3 huevos batidos; sal y pimienta negra, c/n; 1 pizca de nuez moscada; 2 cdas. de queso rallado; huevo batido para pintar

    Leer más...

Leyendas

  • Leyenda: El Camalote

    El Camalote por Angelo Calamera

    Dicen que antes, en el Río Paraná, no existían los camalotes. Que la tierra era tierra, el agua, agua y las islas, islas. Antes, cuando no habían llegado los españoles y en las orillas del río vivían los guaraníes.

    Leer más...  
  • Leyenda: Las Termas de Cacheuta

    Dibujo: Angelo Calamera

    Fue hacia el año 1532. Un chasqui llegó a las tierras de Cacheuta, el poderoso cacique cuyos dominios comprendían el valle de Mendoza y los alrededores. Ante el gran curaca, el emisario refirió los acontecimientos ocurridos: la pérdida de la libertad de Atahualpa, el gran señor inca, descendiente de Inti, que, hecho prisionero, esperaba ansioso el día de su liberación. Explicó al asombrado cacique la razón de su envío: llegaba a pedir su colaboración en el rescate del soberano prisionero. La fidelidad de Cacheuta no escatimó esfuerzos para cumplir con el mayor caudal a la salvación del señor de todos los quechuas. Convocó a sus vasallos, les exigió su cooperación y muy poco tiempo después un hato de llamas cargadas con petacas de cuero repletas de objetos de oro y plata estaban listas para emprender el viaje hacia el norte.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga