>
quinn

Save

Save

Save

San Martín, El león agazapado. 5ª Nota de la independencia

San Martín, El león agazapado

Mientras el Congreso Constituyente de Tucumán deliberaba en esta ciudad, el héroe nacional esperaba ansioso la declaración de la Independencia en su amada Mendoza, en ese momento provincia del Cuyo.
¿Cuáles eran los motivos de esta ansiedad?


En 1816 Don José de San Martín se encontraba ejerciendo el cargo de Gobernador de la Provincia de Cuyo. Pero a su vez estaba formando el glorioso Ejército de los Andes con escasos recursos, ya que el gobierno central de Buenos aires tenía varios frentes de batalla y  no le giraba los recursos necesarios al Gobernador de Cuyo para estos menesteres.
Aparte que el Directorio lo había enviado como comandante del Ejército del Norte y él, estratega natural, se había dado cuenta de que por ahí, por el norte, por el alto Perú, no se iba a resolver la guerra de la Independencia contra los godos; se dio cuenta de que con los gauchos de Güemes alcanzaba para sofrenar el avance español. Él quería primero liberar Chile para luego sí avanzar al Perú, centro del poder español. Su objetivo era cruzar los Andes y atacar al enemigo, pero para llevarlo a cabo debía hacerlo en nombre de un pueblo soberano.
Por el contrario, el Directorio y Rondeau porfiaban en que la guerra había que seguirla en el norte. En cambio, San Martín se había dado cuenta de que esa guerra estaba condenada “a ser permanente, defensiva; defensiva  y nada más”. Se negaba a hacer una tercera expedición al Alto Perú, que sabía de antemano condenada al fracaso.
Excusándose en su delicado estado de salud, en 1814, San Martín pide ser relevado del Ejército del Norte y pide hacerse cargo de la Intendencia de Córdoba y cuando se restablezca, de la gobernación de Cuyo, en donde piensa formar reclutas para apoyar a Balcarce en Chile y anticiparse a una posible invasión española a través de los Andes. El 10 de agosto de 1814, San Martín es nombrado por el Directorio, Gobernador Intendente de la Provincia de Cuyo.
Sus temores eran fundados, ya que ni bien se hace cargo de la gobernación, el gobierno de Perú alentado por las noticias que llegaban de la península y de la reconquista sangrienta llevada a cabo en Venezuela por el General Morillo, invade Chile por el sur. San Martín empieza a recibir a los fugitivos de Rancagua, divididos en facciones rivales: el bando de Carreras, que chocaría con San Martín, y el bando de O'Higgins que al contrario, le fue adicto y fiel.
Comenzó entonces en forma acelerada la formación del ejército de Cuyo, pero no podía poner en marcha su plan de expedición continental como Gobernador Intendente de la región ni como general de un país carente de personalidad política que hasta hace poco tiempo invocaba el nombre de Fernando VII.
Alegando la defensa de Cuyo de una posible invasión militar española, en 1815 el director Álvarez Thomas comienza a enviarle oficiales, tropas, armas y más granaderos para la guarnición de Cuyo; al mismo tiempo San Martín hace prodigios de organización, no solo en la milicia, sino en la economía y gobierno general de la intendencia. Consigo tiene a su esposa Remedios de Escalada, y lo secundaban en la empresa muchos civiles y militares. Nada detiene a San Martín en el logro de recursos para su proyecto de formación del ejército de los Andes, destinado en principio para la defensa, pero con el claro objetivo de liberar Chile y emprender la campaña continental.
El otro motivo de su impaciencia es que no quería ser convocado por el Directorio para luchar contra los caudillos federados del litoral, y temía un enfrentamiento abierto con el Directorio ante esta negativa, lo que desbarataría sus planes.
San Martín se había inclinado por Buenos Aires porque  temía que la tendencia descentralizadora federal pudiera debilitar la acción guerrera en que estaba empeñado.
Pero no quería participar en una guerra fratricida. Estaba impaciente por emprender su empresa y sabía que cuando más se postergara inevitablemente iba a ser convocado a una lucha que era inevitable entre la liga federal y los porteños, pero de la que él no quería participar. Su objetivo era una guerra a gran escala en otras regiones de Sudamérica antes que el rey Fernando enviara ejércitos para la reconquista de sus colonias.
Su ansiedad se trasluce en las cartas que le envía al diputado por el Cuyo, Tomas Godoy Cruz antes que se reúna el Congreso. El 19 de enero escribía: “¡Cuándo empiezan ustedes a reunirse! Por lo más sagrado les suplico hagan cuantos esfuerzos puedan en lo humano para asegurar nuestra suerte. Todas las provincias están en expectación, esperando las decisiones de ese Congreso. Él solo puede cortar las desavenencias que existen en Buenos Aires”.
Una semana después le escribe: “¿Cuándo se juntan y dan principio a sus sesiones? Yo estoy con el mayor cuidado sobre el resultado del Congreso, y con mucho más si no hay una unión íntima de opinión... pues esto me interesa más que todo, como que está ligado al bien general”.
El 24 de febrero le dice en otra carta: “Si en un gobierno constituido, y de un país ilustrado, poblado, artista, agricultor y comerciante, se han tocado en la última guerra con los ingleses (hablo de los americanos del norte) las dificultades de una federación. ¿Qué será de nosotros, que carecemos de aquellas ventajas? Amigo mío, si con todas las provincias y recursos somos débiles: ¿Qué nos sucederá aislada cada una de ellas?”.
Una vez reunido el Congreso, la impaciencia de San Martín no se aplaca y vuelve a escribir a Godoy Cruz: “¿Hasta cuándo esperamos para declarar la independencia? ¿No le parece a usted cosa bien ridícula acuñar moneda, tener pabellón y cocarda nacional y por último hacer la guerra al soberano de quien en el día se cree dependemos? ¿Qué relaciones podremos emprender cuando estamos a pupilo? ”.
Y agrega: “Esté usted seguro de que nadie nos auxiliará en tal situación y, por otra parte, el sistema ganaría un cincuenta por ciento con tal paso. ¡Ánimo, que para los hombres de coraje se han hecho las empresas! Veamos claro, mi amigo, si no se hace, el Congreso es nulo en todas sus partes, porque reasumiendo éste la Soberanía, es una usurpación que se hace al que se cree verdadero, es decir a Fernandito”.
Godoy Cruz le contestó que declarar la Independencia  “No es soplar y hacer botellas”, a lo que San Martín le replica: “Veo lo que usted me dice sobre que el asunto de la Independencia no es soplar y hacer botellas. Yo respondo a usted que mil veces me parece más fácil hacerla que el que haya un solo americano que haga una sola”.
Por unos meses, el león seguirá agazapado a la espera de poder dar el gran salto independizador. ¤

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Cómo debería responder Estados Unidos a los ensayos nucleares de Corea del Norte?
  • Editorial • Septiembre 2017

    peronismo

    Una y mil veces se ha labrado el acta de defunción del peronismo. Se lo vio agonizar, sacudiendo los brazos al cielo y tomando cortas bocanadas de aire para traer algo de oxígeno a los pulmones, sus ojos se cerraban, el pulso se hacía cada vez más lento y débil, las piernas se le doblaban, y todos a su alrededor se agazapaban expectantes para decretar el fin del Siglo 20 en argentina, un siglo que, en la práctica, aún continúa en nuestro país.   

    Leer más...

Tapa # 211

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Marisa Caichiolo

    Marisa CachioloLugar de residencia:
    Los Angeles, California.

    Háblenos de su profesión:
    Soy artista visual; estudié Bellas Artes y Psicología en Argentina y aquí profundicé mi carrera dentro del arte en estudios curatoriales. Trabajé en Animación, realizando diseño de color en Rugrats y The Thornberrys Movie para Paramount Pictures y Nickelodeon durante cuatro años.

    Leer más...  
  • Cintia Tortorella

    Cintia TortorellaLugar de residencia:
    Woodland Hills, California

    Háblenos de su negocio:
    Soy la fundadora y directora de PlayintheUS. Es una compañía estadounidense que asiste a estudiantes / deportistas de todo el mundo para que comiencen sus carreras universitarias en Estados Unidos con becas deportivas y académicas.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • SteamPope: El Papa Francisco recibió al presidente del Circus Vargas

    El Papa Francisco recibió al presidente del Circus Vargas

    El Papa Francisco, al que algunos califican como "el rock star del Vaticano" debido a su inmensa popularidad dentro y fuera de los círculos religiosos, mantiene las puertas de la Santa Sede abiertas de par en par para recibir a todo tipo de personas, desde personajes famosos de la política o el arte, hasta vecinos de Roma o aquellos que se acercan desde los lugares más remotos del mundo.

    Leer más...  
  • Latimex: Nuevo local

    Latimex: Nuevo localEl mercado argentino y sudamericano Latimex, cambió de casa pero no de calidad. Así es, porque desde julio Latimex se mudó, dentro del mismo shopping, pero a un local mucho más amplio y vistoso que el anterior, para poder brindar a todos sus clientes una mayor variedad y calidad de productos típicos de su tierra.

    Leer más...  

Recetas

  • ÑOQUIS DE PAPA

    MichiIngredientes: 2 kilos de papa, 3 tazas de harina, 1 huevo y sal a gusto.

    Procederemos de la siguiente manera: Hervir las papas en abundante agua con sal. Hacer un puré. Luego se le agrega el huevo, más tarde se le va echando la harina hasta tener una masa blanca, pero no pegajosa.

    Leer más...  
  • Empanadas para Navidad

    empanadas

    Este es un post especial de Navidad para El Suplemento. Con las fiestas casi encima, con poco tiempo para organizar y mucha nostalgia en el corazón, me pareció una buena idea traer a la mesa un plato muy típico argentino, que se suele comer durante todo el año. Cualquier ocasión es la excusa para reunirse y compartir unas ricas Empanadas.

    Leer más...

Leyendas

  • LA LEYENDA: El yaguareté y el grillo

    Dibujos: Angelo CalameraUn día en el que Don Yaguareté andaba aburrido, salió a dar un paseo por el campo. Iba muy entretenido mirando hacia todos lados y admirando el paisaje, cuando de repente sintió bajo su pata derecha algo blando; miró con bastante enojo que lo que había pisado era la deposición de una vaca. Pero su asombro llegó a lo máximo cuando de entre esa masa informe se escuchaba una vocecita pequeña, que enojada le gritaba al felino:
    ¿Por qué no miras por donde pisas, no ves que has destruido mi casa?

    Don Yaguareté debió abrir muy grande sus ojos, por el asombro y para poder distinguir que quien así gritaba era nada menos que un grillo. Al darse cuenta, comenzó a mirarlo con sorna. El grillo seguía con su reclamo:
    -Decime ¿por qué has destruido mi casa? No te hagás el tonto y como que no me ves, aquí estoy junto a tus patas, y quiero que me hagas una casa porque esta ya no me sirve.
    -¿Cuál casa? -le respondió el felino, si sólo veo caca desparramada.
    -Seguís burlándote, era mi casa y vivía feliz hasta que metiste la pata. ¿De qué te sirven esos ojos que tienes, eh? Dame una explicación -le decía el grillo, mientras levantaba amenazadoramente sus dos patitas delanteras.
    -Mira qué miedo me das- dijo el yaguareté.
    -¿Y si no quiero?
    -Te vas a arrepentir- espetó el grillo.
    -¿Yo? Bueno, bueno, quedate tranquilo. Te propongo una lucha: vos juntás a tu gente y yo a la mía. Si yo gano no te hago nada. Si vos ganás, te haré la casa a tu gusto.
    -Es lo justo -dijo el grillo. A las dos de la tarde nos encontramos bajo el ombú, allí estaré con los míos.
    El yaguareté convocó a sus mejores amigos: zorras, lobos, pumas y hasta jabalíes. Cuando se acercaba la hora, le pidió a la zorra que vaya a ver si ya estaban sus contrincantes. Efectivamente, allí estaban, avispas, abejas, mosquitos, bichos quemadores y otros insectos que decidieron apoyar al grillo.
    -¿Como se preparan? preguntó burlonamente la zorra. ¿Están preparados para la paliza?
    -Ja, ja... Sí, señora, estamos todos -dijo el grillo.
    -Para tus amigos insectos me basto yo sola, dijo la zorra dándole un manotazo al grupo de insectos, quienes al momento se le vinieron encima, picoteándola por todos lados. La zorra tiraba manotazos a diestra y siniestra, pero era peor, y enloquecida de dolor se tiró al arroyo cercano. Cuando pudo ver que sus enemigos se habían ido, se fue corriendo hasta donde estaba esperando el yaguareté.
    Dibujos: Angelo Calamera-¿Ya está el enemigo bajo el ombú?
    -Sí, contestó la zorra.
    -¿Y por qué venís tan mojada?
    -Porque... tuve calor y me bañé en el arroyo.
    -Muy bien, es la hora del encuentro, -dijo el yaguareté, pegando un alarido que quería decir ¡a la carga! Y salieron todas las fieras al ataque, quedándose la zorra atrás de todos.
    Cuando los dos bandos se encontraron bajo el ombú, la sorpresa de los amigos del yaguareté fue enorme. No hallaban la forma de sacarse a los insectos de encima, recibiendo picotazos y mordeduras en todo el cuerpo, incluso los ojos, que los enloquecía y ni siquiera podían escuchar a la zorra que les gritaba ¡al agua, al agua...!
    Al fin el yaguareté se dió por vencido y tuvo que hacerle la casa al grillo. Así aprendió que no hay enemigos pequeños, pues como dice Martín Fierro, "hasta el pelo más delgao, hace su sombra en el suelo".©

     
  • Leyenda: El Girasol

    girasol

    Pirayú era cacique de una tribu que vivía a orillas del río Paraná. Mandió era cacique de una tribu vecina. Pirayú y Mandió eran buenos amigos. De ahí que sus pueblos intercambiaban en paz artesanías y alimentos.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga