>
www.chugh.com

Save

Save

Save

La soja transgénica ¿es apta para el consumo humano?

Oscar La PalmaEl cultivo de soja transgénica se extiende por Argentina y el resto de Latinoamérica como un reguero de pólvora. Parece que la “fiebre de soja” ha llegado para quedarse. Por eso las cosechas y las áreas sembradas aumentan año tras año.
Esta revolución es posible porque la soja denominada RR (soja transgénica con agregado de genes para resistir al herbicida Round-up Ready) se puede plantar en zonas que, hasta hace pocos años, no eran aptas para el cultivo.
La nueva soja, modificada genéticamente, es fácil de cultivar, almacenar y cosechar y se ha convertido en el cultivo más atractivo para los agricultores, ya que ofrece márgenes de ganancia enormes. Otras de sus ventajas es que se vende en dólares y la demanda internacional aumenta sin cesar. Un verdadero sueño.
Actualmente los productores la siembran, cosechan y almacenan pensando en su exportación. Es un negocio tan maravilloso que un agricultor dijo “cuando veo soja, veo dólares”
Ahora bien: ¿cuáles son los beneficios y los perjuicios de esta fiebre de la soja? Es difícil saberlo porque hay posturas antagónicas. De un lado están los que afirman, a través de los grandes medios de comunicación, que surgió un “nicho de mercado” extraordinario, de más de siete mil millones de dólares anuales, que debemos explotar y aumentar. Que la soja es una fuente inagotable de proteínas y recursos que potencian el crecimiento del país, etc. Que es maná del cielo. El estado argentino no se opone a esta idea. Quizás porque es un socio beneficiado con este gran negocio. Percibe más de u$s 2.500 millones anuales en concepto de “retenciones” agrícolas (impuesto que se cobra a las exportaciones) sin hacer nada. No es de extrañar, entonces, que todos los involucrados en este negocio multimillonario hablen maravillas del cultivo de esta soja transgénica.
¿Pero qué dicen los otros, los que están en la vereda de enfrente y no tienen tanta prensa? Bueno, ellos tienen una visión diametralmente opuesta. Sostienen que Argentina va a convertirse en sojadependiente. Por eso hablan de una “Republiqueta Sojera”. Pero eso no es lo peor: los opositores a la Soja RR, además, sostienen que:
1- Argentina ha dejado de ser el granero del mundo porque ahora produce “forrajes” y no “alimentos”
2- La soja que se come todos los días en Argentina, Estados Unidos, y el resto del mundo es inconveniente para el consumo humano.
3- Los agroquímicos que se utilizan en el cultivo de la Soja RR son altamente tóxicos y envenenan a la población.
4- Se está acabando con la biodiversidad, debido a que el monocultivo de la soja elimina otras especies animales y vegetales.
5- Se fomenta una “agricultura sin agricultores” porque el cultivo de la soja transgénica arrasa con tambos, plantaciones frutales y otras formas de producción que requieren mano de obra intensiva.
Si es verdad que la soja transgénica provoca problemas en la salud, entonces estamos en problemas, porque todos los días comemos soja RR y muchas veces sin saberlo. Al respecto Jorge Rulli, miembro del Grupo de Reflexión Rural, manifestó que “todo lo que estamos comiendo tiene una base de soja, desde los salamines, las morcillas, los alfajores, las hamburguesas hasta los chocolatines, todo se hace con lecitina, margarina y proteína de soja. Todo lo que es proteína industrial en Argentina tiene una base hasta, a veces, del 80% de soja transgénica”

La otra cara de la soja:
El GRR (Grupo de Reflexión Rural), opositor al cultivo de soja RR, el 9 de marzo de 2004 emitió un comunicado de prensa que, entre otras cosas, dice:
“Pese a una producción agrícola creciente que ascenderá en la presente campaña a más de 70 millones de toneladas, nuestro país tiene 20 millones de personas bajo el nivel de pobreza, 6 millones de indigentes, 5 millones de desempleados y 80 niños siguen muriendo por día por causas vinculadas al hambre.
De la mano de la expansión del monocultivo de soja, hoy presente en el 54% de la superficie sembrada, con sus 14 millones de hectáreas y con el 52% de la cosecha total de granos, 38 millones de toneladas sobre un total de 70 millones, la Argentina ha perdido su soberanía alimentaría. Como consecuencia, han sido desplazados y hechos desaparecer más de 17.000 tambos de los 30.000 que existían en el año '88, cuyos planteles de alta calidad genética fueron a parar al matadero, así como también miles de hectáreas dedicadas a la variada producción de los alimentos tradicionales que constituían la manera de comer de nuestro pueblo.
Como consecuencia de la expansión del modelo concentrador de la tierra que impuso la hegemonía de la soja, entre 1990 y 2001 desaparecieron casi 200.000 productores, de los cuales, el 30% corresponden a la provincia de Buenos Aires. El monocultivo de la soja se ha expandido desde entonces como una plaga sobre el territorio nacional, y lo peor es que parece imparable.
Las políticas agrícolas del Estado han puesto en marcha un proceso de concentración de la tierra que está despoblando el campo y configurando una agricultura sin agricultores. Cada hectárea de monte frutal erradicada elimina en la cadena productiva más de 60 puestos de trabajo. Cada hectárea de soja apenas produce un solo puesto de trabajo.
El monocultivo de soja desemboca en la desertificación de nuestros suelos en toda la depresión chaco-pampeana, es decir en todas nuestras tierras cultivables.
El monocultivo de soja transgénica, la repetición irracional del sistema de siembra directa sin rotaciones ni laboreo, con el obligado uso continuo, creciente y abusivo de plaguicidas, está produciendo ya una desertificación biológica del suelo. Queremos alertar sobre el futuro colapso de nuestros suelos en los próximos años de no producirse antes la rectificación de este modelo tecnológico de creciente sojización. Nuestra población está siendo afectada en forma directa por las fumigaciones de plaguicidas sobre las casas y los cuerpos, produciendo cáncer, leucemia, lupus, púrpura, alergias de todo tipo y demás enfermedades vinculadas a la afectación del sistema inmunológico. Tal como lo muestran los casos del barrio Ituzaingó Anexo, Pueblo Italiano, Río Ceballos, Saldán, Alto Alberdi, Jesús María, Colonia Caroya todos en Córdoba, o Loma Sené en Formosa.
El uso de soja para alimentar a los pobres con el programa privado llamado “Soja Solidaria”, es parte del modelo de exclusión y de discriminación, y configura un genocidio alimentario en la medida que afecta seriamente la salud. Debemos recordar que esta legumbre no es un alimento apto para uso humano sino un componente del alimento balanceado de los animales y que numerosos informes pediátricos, nutricionales y hasta gubernamentales, insisten en la inconveniencia de alimentar con soja a los menores de cinco años, a las mujeres embarazadas, a los enfermos, a los ancianos y a los indigentes. El incumplimiento de estas pautas es causa de una denuncia internacional contra nuestro país ante las Naciones Unidas por parte de una de sus organizaciones consultoras.

¿La soja RR es un alimento maravilloso?
Millones de argentinos piensan que la soja es un alimento excepcional. ¿Será por la buena publicidad que recibe? No lo sé. De lo que estoy seguro es que son pocos los ciudadanos que conocen la información que figura en el sitio del Ministerio de Desarrollo Social. (www.desarrollosocial.gov.ar) donde se puede leer lo siguiente:
“Todos los OGM aprobados en la Argentina, también están aprobados en Europa y EE.UU, y los alimentos de ellos derivados son consumidos en la gran mayoría de los países del mundo. Asimismo, la literatura científica mundial disponible no registra ningún caso en que se hayan comprobado daños a la salud que pudieren haberse originado por el consumo de alimentos derivados de soja RR”
Hasta ahí todo bien, sin embargo, más adelante, se mencionan ciertas “debilidades” e “inconvenientes” de la soja genéticamente modificada: “La soja no reemplaza a la carne”. “El bebible de soja” mal denominada “leche de soja”, no debe utilizarse como reemplazo de ningún tipo de leche y en especial en la alimentación de niños pequeños”. Si no lo pueden comer los niños, no debe ser tan maravillosa.
El Ministerio de Desarrollo Social también informa: “Factores antinutricionales: el grano de soja contiene factores tóxicos, también llamados antinutrientes, que limitan la absorción de una serie de nutrientes, reduciendo en más de un 50% su valor nutritivo y conllevan efectos digestivos desagradables. Estos factores son inhibidores de tripsina, fitatos, oligosacáridos y saponinas. Para disminuir sus efectos, la soja y sus productos deben someterse a un procesamiento térmico adecuado, denominado “inactivación”. Sus efectos van a depender entonces del procesamiento del producto y de la cantidad consumida (por porción y frecuencia semanal)”

Pretratamiento de los porotos de Soja - Inactivación casera
Para utilizar los porotos de soja en la alimentación, como cualquier otro poroto (negros, rojos, alubias, etc.), se requiere un remojado para hidratar el grano y facilitar la cocción posterior. Este remojado puede ser precedido por uno o dos lavados en agua potable bien caliente o sumergiendo los porotos en agua caliente recién hervida (tiempo 5-10 minutos) para eliminar la suciedad. Luego se deben remojar en agua a temperatura ambiente durante 10-12 horas (utilizando tres volúmenes de agua por uno de soja) Después del remojado, se elimina el agua y se lavan bien los porotos dos o más veces con agua potable. Este lavado es necesario para eliminar la flora microbiana superficial que se puede desarrollar durante el remojo, además se eliminan sabores y aromas no deseables. Finalmente, los porotos remojados y lavados se deben cocinar en agua nueva durante más de una hora a partir de que rompe el hervor (o media hora si es en olla a presión). El pretratamiento del poroto de soja implica un costo indirecto en tiempo, agua potable y combustible. Se estima que por cada kilo de soja utilizado mensualmente para la alimentación familiar, el gasto en adquisición de garrafas (gas de tubo) se incrementaría aproximadamente un 5%. Los porotos secos también se pueden inactivar por calentamiento a altas temperaturas (100 o más grados centígrados), con aire caliente o vapor durante más de 20 minutos. El bebible de soja requiere un calentamiento de, al menos, treinta minutos a ebullición.
Las recomendaciones consideran el consumo de soja en la alimentación de personas sanas, mayores de cinco años, incorporándola como el resto de las legumbres, en cantidades de hasta 25 gramos por porción (aproximadamente dos cucharas soperas de porotos secos), de 2 a 3 veces por semana.

Reflexión Final:
Es evidente que el cultivo de la soja RR trae muchos beneficios… para algunos que hablan maravillas de este producto y se cuidan de mencionar sus aspectos negativos, fundamentalmente los problemas que acarrea a la salud humana, que van desde la intoxicación con agroquímicos hasta los malestares que surgen cuando no es “inactivada” correctamente.
Lamentablemente, en muchos comedores comunitarios no se toman las medidas necesarias para la “inactivación” de la soja transgénica, y mucho menos se restringe su uso a niños menores de cinco años. ¿Esto ocurrirá porque los cocineros creen que están ofreciendo un alimento “milagroso”? Quién sabe. Como siempre, la información precisa y veraz, es esencial para saber en dónde estamos y hacia dónde vamos. Ø

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

Tras el cierre de las listas de candidatos para las próximas elecciones legislativas de Argentina, ¿a quién votaría hoy?

Tapa # 208

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18005013127

Perfiles Nuestra Gente

  • Fabio Zini

    Fabio ZiniLugar de residencia:
    Beverly Hills, California.

    Háblenos de su profesión:
    Soy compositor y guitarrista; nací en Santa Fe, Argentina.  Le agradezco a Dios porque conocí con mi música más de 40 países y a mi padre por enseñarme a tocar la guitarra. Fui ganador del Festival de Cosquín y de Jesús María en Argentina, del Flamingo Award como Artista del Año en Miami (2000) y el Alcalde de la ciudad me hizo entrega de un reconocimiento por la distinguida trayectoria profesional (2008). Mi libro “Los diez mandamientos de la guitarra” ofrece 10 composiciones originales escritas en mi invención de notación musical en colores.

    Leer más...  
  • Dra. Ana Nogales

    Dra. Ana NogalesLugar de residencia:
    Orange County

    Háblenos de su profesión:
    Soy psicóloga egresada en la Argentina, y he hecho mi doctorado en los Estados Unidos. Además de mi profesión, decidí desarrollar otros rumbos conectados a la psicología, y he tenido la posibilidad de incursionar en los medios, ya sea en televisión y radio, como también como escritora de libros y de obras de teatro.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Talento argentino en el sur de California

    Cristian junto al ex intendente de la ciudad de Downey, Mario Guerra, en la galeria de arte Stay

    Sí, amigos de El Suplemento, hoy quiero presentarles a este amigo argentino muy talentoso llamado Cristian Castro, quien nació en Lomas de Zamora, Provincia de Buenos Aires. Desde muy temprana edad comenzó a dar qué hablar por su ingenio e imaginación, a tal punto que a los 11 años, cuando cursaba el séptimo grado, diseñó una maqueta para una competencia de jóvenes talentos. Ganó esa competencia y sus compañeros del grado lo convirtieron en ídolo, ya que el premio mayor de esta competencia era un viaje de vacaciones para todo el grado.

    Leer más...  
  • Villa Roma

    Villa Roma

    Joya argentina en el Sur de California
    A medida que la ciudad de Los Angeles y su área metropolitana ceden sus pasados encantos a raíz de la sobrepoblación, la contaminación ambiental y un elevado costo de vida, un creciente número de argentinos ha comenzado a mirar hacia el sur como destino. Pero mientras algunos pegan la vuelta hacia la patria que los vio nacer, otros deciden establecerse no TAN al sur, sino más bien a apenas unos kilómetros de la gran metrópolis.

    Leer más...  

Recetas

Leyendas

  • Leyenda Argentina: El hornero (ogaraitig, en guaraní)

    Leyenda Argentina: El hornero (ogaraitig, en guaraní)El ogaraitig, llamado hornero o pájaro albañil, tiene muchos otros nombres: casero, caserito, alonsito, etc., según la región. En nuestro país habita en Córdoba, Santa Fe, Corrientes, Entre Ríos, BuenosAires, norte de La Pampa, Tucumán, etc. También habita en Paraguay, Uruguay, parte de Brasil y Bolivia. Se lo llama “pájaro de la alegría y el buen tiempo” y se asegura que no trabaja en día domingo, salvo en tiempo de sequía.

    Leer más...  
  • Leyenda Urbana: La que se murió de amor

    La que se murió de amor

    Este mito tiene raíces en la historia del país. Cuenta la tradición que cuando la joven Felicitas Guerrero se casó en 1862 con Martín de Álzaga, un hombre mayor y acaudalado, era una de las mujeres más bellas de la sociedad porteña. Al año siguiente de la boda y tras perder a su único hijo, Felicitas quedó viuda con apenas 26 años. Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga