>
www.chugh.com

Save

Save

Save

Nota de Tapa: El Refrán 18° parte

La Avaricia por Miguel Garriga La Avaricia

El amor desordenado a los bienes de la tierra, y en especial al dinero, conduce al pecado capital de la avaricia. Tal el origen de la palabra, proviene del latín avere: desear con ansia.
Por lo tanto, la avaricia -como dice Thomas Browne en Religio Medici- parece no tanto un vicio como una triste prueba de locura. En el mismo sentido lo confirma Juvenal en Sátiras: “es locura manifiesta vivir precariamente, para poder morir rico” Y según Publio Sirio en Sententiae el avaro se olvida que al pobre le faltan muchas cosas, pero a él todas. Y agrega: es triste su situación, porque si bien “el dinero excita, no sacia al avaro.”
Y de este modo “el avaro acaba la vida sin llanto, disfruta la mínima parte de los tesoros que guarda, atesorando para los ladrones, para los parientes, para la tierra (La Fontaine - Fables)
“Además la avaricia es corruptora de la fidelidad, de la honradez y de todas las demás virtudes” (Salustio - De Bello Catilinae)
Pero no es prohibido en absoluto querer los bienes de la tierra. Lo que se prohibe es quererlos con exceso y por ellos mismos, pero pueden desearse las riquezas para servir a Dios, y en este caso, se los considera como medios de trabajar para la salvación. Las riquezas de la tierra se ansían con exceso cuando se está dispuesto a hacer una ofensa a Dios, al adquirirlos, conservarlos o aumentarlos.
Chanfort, en Máximas y Pensamientos, establece la diferencia de esta manera: “El más rico de todos los hombres es el ahorrativo, el más pobre el avaro. El avaro es de naturaleza tan perversa y malvada -dice Dante en Inferno- que jamás sacía su voraz apetito y después de comer, tiene más hambre que antes.”
Para San Pablo, la avaricia es un gran pecado al que él llama una idolatría, declarando que los avaros no entrarán en el reino de los cielos.
Inocentemente, los pobres pueden hacerse culpables de avaricia porque ella no sólo consiste en el amor excesivo a los bienes que se poseen, sino en el deseo desordenado de los que no se poseen.
De ahí que Virgilio, en La Envidia, diga: “A qué nos constriñes a los corazones humanos, oh! execrable hambre del oro.”
La avaricia nos endurece con los pobres, crea nuestra indiferencia con los bienes del cielo y hasta nos lleva, a veces, a apoderarnos de los bienes ajenos. Por eso el avaro no piensa en lo que le sucederá. Rabindanath Tagore, en El Jardinero, explica su verdadera situación: “Mas tu fortuna, ¡oh avaro! no está con la sencilla alegría del oro del sol, ni con el tierno resplandor de la luna pensativa. La bendición que el cielo abre sobre el mundo, no cae sobre tus tesoros. Y cuando la muerte es llegada, palidecen, se mustian y se desmoronan en el polvo.”
La virtud opuesta a la avaricia es el desprendimiento de los bienes de la tierra. Los principales antídotos contra la avaricia son, primero, pensar en la muerte que pronto nos despojará de todos nuestros bienes y segundo, acostumbrarse a dar limosna a los necesitados según nuestros medios. Nada de eso hará el avaro y así, según Antoine Rivarol en Maximes et Pensées “Carece tanto de lo que tiene como de lo que no tiene.”
La Fontaine pregunta en Fables: “A los que tienen la pasión de acumular, qué ventaja tienen que los demás no gozan”
Y así el avaro “experimenta a la vez todas las preocupaciones del rico y todas las penalidades del pobre” (Albert Guinon en Remarques)
Avaricia y vanidad -dice Franz Grillparzer en Gedichte- son los oficiales de alistamiento de la maldad; una vez pagado el dinero, la conciencia sale corriendo.
Y así “la avaricia es como la llama, cuya vilencia aumenta en proporción al incendio que la produce” (Seneca De Beneficus )
Muy bien lo dice Plutarco en De la Avaricia “la bebida apaga la sed, la comida satisface el hambre, pero el oro no apaga jamás la avaricia”
Por lo tanto -afirma La Fontaine en Fables- lo pierde todo por quererlo todo”
Para muchos la avaricia indujo a Judas a entregar a Jesucristo a sus enemigos por 30 monedas de oro. Para otros fue la envidia al Maestro.
Comenzando con los refranes, si bien uno dice “Es preciso comparar al avaro con el cerdo, ambos no son útiles sino después de muertos” (Vero Dossat) El animal símbolo de este pecado es el sapo (“El avaro nunca hace cosa acertada, sino cuando muere”)
“La avaricia rompe el saco o la bolsa” afirma otro refrán, y se complementa con “La mortaja no tiene bolsillos”
Terrible es este otro: “afeminados espíritus engendra la avaricia” Y el avaro siempre tras lo de los demás: “Lo mío, mío y lo tuyo de entrambos”
Otros refranes afirman: “La avaricia es la mayor de las pobrezas” “La avaricia es como el fuego, más leña se pone, más arde”
“Dibero, del avaro dos veces va al mercado”. Refrán que censura la avaricia aún desde el punto de vista de la economía.
Confirmando la pobre naturaleza del avaro, otros refranes nos dicen: “El avariento, en donde tiene el tesoro, tiene el entendimiento”; “En arca de avariento, el diablo yace dentro” y “Piensa el avariento que gasta por uno y gasta por ciento”.
Aristóteles nos asegura que “El avaro es el que no gasta en lo que debe, ni lo que debe ni cuando debe.”
Salustio, a su vez, nos declara: “El enfermo de avaricia fácilmente con dádivas se tuerce”
Asimismo encontramos que “el avaro no posee sus riquezas sino que éstas lo poseen a él” y “El avaro rico no tiene parientes ni amigos.”
Y tengan por último presente que “la vida del avaro es una comedia de la que sólo se aplaude la última escena.”
Ahora, mientras bajan al sótano de vuestras casas para verificar que vuestros tesoros están bien preservados, recuerden: “cum ovnis vitica renescunt, sola avaritia juvenescit”. Ø

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

Con Estados Unidos perdiendo influencia a nivel internacional, ¿quién considera que se posicionará como líder mundial para los próximos 10 años?
  • Preparándonos para el verano

    Preparándonos para el verano

    Segunda y última parte 
    La deshidratación es la pérdida excesiva de los fluidos del cuerpo, los que contienen las sales y los minerales esenciales para la vida. El agua es vital para el funcionamiento saludable del cuerpo, ya que ayuda al torrente sanguíneo a transportar el oxígeno y los nutrientes básicos para que cada célula del organismo esté hidratada y la piel luzca tersa y radiante.

    Leer más...

Tapa # 209

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Rubén Loioco

    Rubén Loioco

    Lugar de residencia:
    Los Angeles, CA.

    Háblenos de su negocio/profesión:
    Soy un atípico agente de inmuebles, porque mis servicios son de trato personal y solo con el afán de satisfacer al cliente. También, como complemento de mis servicios, me certifiqué como Certified Small Business Administration Consultant.

    Leer más...  
  • Mabel Katz

    Mabel Katz

    Lugar de residencia:
    Woodland Hills, California

    Háblenos de su profesión:
    Tengo dos títulos universitarios en Argentina (Contadora Publica y Lic. en Administración de Empresas). En Los  Angeles me convertí en una exitosa contadora, consultora de empresas y asesora fiscal.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • San Martín fue recordado en el día de su tránsito a la inmortalidad

    El General San Martín fue recordado en el día de su tránsito a la inmortalidad

    Mensaje de Hugo Rodríguez, presidente de la Sociedad Sanmartiniana del Valle de San Fernando
    El pasado miércoles 17 de agosto la Sociedad Sanmartiniana del Valle de San Fernando realizó un sencillo pero emotivo homenaje frente al Monumento al prócer don José de San Martín, emplazado en la intersección de San Vicente, Burton Way, y Le Doux Rd., en la ciudad de Los Angeles.

    Leer más...  
  • Argentinos Mirando al Sur

    Argentinos Mirando al Sur

    Lo que se hizo y lo que se hará por nuestros compatriotas más necesitados

    El grupo Argentinos Mirando al Sur invita a levantar una copa de solidaridad para brindar por un año más de emociones, proyectos y desafíos.

    Leer más...  

Recetas

Leyendas

  • La Leyenda del Irupé

    La Leyenda del Irupé

    Esta hermosa leyenda guaraní viene de los vocablos "i" que significa “agua”, "ru" que significa el que trae”, y "pe" que significa “plato”. O sea, plato que lleva el agua.

    Leer más...  
  • LEYENDAS, MITOS Y CREENCIAS: Zorrerías

    Dibujo: Angelo CalameraUn día el Oso encontró al Zorro que marchaba tranquilamente por un sendero, llevando en su boca algunos peces que acababa de robar.
    "¿Dónde los has tomado? preguntó el Oso.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga