>
quinn

Save

Save

Save

¿Gato por liebre? No, pernil por jamón

jamon crudoNada mejor que un ejemplo actual de la vida cotidiana para mostrar cómo actúan los empresarios y comerciantes en nuestro país.
Diariamente millones de argentinos son estafados a plena luz del día ante la pasividad, inoperancia y complicidad de las autoridades sanitarias y de control que deben velar por la salud de los ciudadanos. El engaño se lleva a cabo cuando los consumidores argentinos compran “jamón cocido”. Lo más increíble es que la magnitud de esta estafa es tan grande que sucede en cada rincón del país. Porque el producto entregado como “jamón cocido”, el pernil, no sólo es potencialmente muy peligroso para la salud de los celiacos y de pésima calidad, sino que está expresamente prohibido venderse como “jamón cocido”.
Para comprender este fenómeno de “viveza criolla” hace falta un poco de historia. Según la resolución 395/03 del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), desde el 25 de febrero del 2004 se prohibió el agregado de almidones y proteína de soja transgénica al jamón, paleta y lomo de cerdo cocidos. Esa norma además establece que las empresas que decidan seguir agregando estos ingredientes tienen la obligación de cambiar la denominación del producto ofrecido. ¿No es realmente digno de Ripley que el SENASA obligue a los grandes, enormes, poderosos y tradicionales frigoríficos del país que fabriquen “jamón cocido”… si desean vender “jamón cocido”? ¿En Finlandia pasará lo mismo?
Se llegó a esta situación tan absurda sencillamente porque los fabricantes de embutidos fueron incorporando a productos tradicionales (como el jamón cocido) componentes no tradicionales (como almidones y proteína de soja transgénica). Esto sucede porque estos aditivos, al retener un mayor porcentaje de agua, permitían disminuir los costos de elaboración.
Cuando se promulgó la resolución 395, un portavoz de la Asociación de Productores de Porcinos de Argentina expresó que “el agregado de almidón permite triplicar el peso de cada pieza de jamón, ya que esa sustancia actúa absorbiendo gran cantidad de líquido. Así, un jamón cocido que debiera tener no más de 35% de salmuera, puede llegar a tener hasta 200%. Eso sí, lo que es carne se diluye mucho", explicó. El uso indiscriminado del almidón en la fabricación de jamón cocido se exacerbó durante la crisis económica post devaluación. Y por eso muchos frigoríficos, en vez de ajustar sus costos, destinaron toda su capacidad intelectual a engañar, una vez más, a sus consumidores. Incorporando grandes cantidades de almidón y proteínas de soja transgénica pudieron mantener los precios, evitando una caída de sus ventas. Por eso en demasiados casos el “jamón” dejó de ser “jamón”, y se convirtió en cualquier otra cosa, dado que se llegó a usar cualquier parte del cerdo para su elaboración. Los fabricantes tuvieron una ayuda “extra” gracias a las propiedades del almidón que puede absorber tanta agua que forma un compuesto que oculta todo. Hasta el sabor.
El panorama es aterrador.
Para escribir este artículo recorrí infinidad de bares, pizzerías, casas de empanadas, panaderías, almacenes, mini y supermercados. E incluso consulté a especialistas de los Departamentos de Calidad de algunos frigoríficos muy importantes y serios.
En base a esto puedo afirmar, en noviembre de 2004, que en la Argentina es difícil encontrar negocios de venta de comidas que vendan realmente “jamón cocido”. Si alguien viene al país y quiere comer un rico sándwich, empanadas o pizzas de jamón cocido… es mejor que lo olvide. Porque en casi todos los comercios venden engendros parecidos al jamón cocido bautizados como “pernil”, paleta sanguchera, etc. Que no sólo son de ínfima calidad sino que potencialmente son muy peligrosos para la salud de los celiacos. Si alguien desea comer alguna comida con jamón cocido lo aconsejables es que se las prepare personalmente. Pero con mucha precaución. Porque es casi seguro que tanto en el almacén o en el minimercado del barrio le venderán pernil y las otras variantes de pésima calidad como si se tratara de jamón cocido. En la mayoría de los grandes supermercados, que pertenecen a compañías extranjeras, suelen diferenciar estos productos claramente. Pero como los clientes son argentinos a veces ni ellos mismos pueden evitar apelar a la viveza criolla.
Pero a no desanimarse porque hay dos buenas noticias: la primera es que los frigoríficos serios y de renombre actualmente respetan lo que ofrecen. Si la etiqueta de la pieza dice “jamón cocido” realmente le venderán “jamón cocido”. Haciendo algunas averiguaciones me enteré que esto sucede porque los distintos frigoríficos se controlan entre ellos. A fin de que la competencia no venda “gato” por “liebre”. En este caso sería “pernil” por “jamón”.
La segunda noticia es la mejor. Aunque sea más costosa e incómoda, nadie puede ser engañado siempre y cuando lleve consigo una botellita con un reactivo llamado “lugol”, que si bien no es sencillo de obtener, es muy fácil de usar. Cuando alguien desee comer jamón cocido en un bar, confitería o pizzería lo único que debe hacer es colocar una gotita de lugol sobre el jamón sospechado (de la pizza, empanada o sándwich) Si la parte impregnada con lugol no cambia de color está todo bien. Pero si se pone azul lo están engañando: le están vendiendo gato por liebre, o mejor dicho ¡pernil por jamón cocido! Ø

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

Tras un año en el poder, ¿cómo califica la gestión de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos?
  • Se dijo en Noviembre 2017

    Se dijo en Noviembre

    La Frase de Francisco
    “Es moralmente lícito renunciar a la aplicación de medios terapéuticos o suspenderlos, cuando su empleo no corresponde a aquel criterio ético y humanístico que seguidamente será definido como proporcionalidad de las curaciones” Leer más...

El Suplemento # 214

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Pablo Sebastián Della Bella

    Perfil: Pablo Sebastián Della Bella Lugar de residencia:
    North Hollywood, CA

    Háblenos de su profesión:
    Soy músico, bajista. Empecé tocando salsa cubana en Buenos Aires y fui director de la orquesta en Royal Caribbean. Luego gané una beca para el “Berklee College of Music” en Boston, MA, donde fundé con mi socio una de las bandas de bodas y eventos más exitosas de la región, “Sweet Tooth and the Sugarbabies”.

    Leer más...  
  • Voltron AKA Christian Castagna

    Voltron Alias Christian Castagna Lugar de residencia:
    Santa Monica, CA.

    Háblenos de su negocio/profesión:
    Soy Editor. Tengo una casa de Post-Producción con mis tres mejores amigos. Trabajo más que nada en comerciales, pero también hago videos musicales y programas de televisión.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Sociedad Sanmartiniana del valle de San Fernando

    San Martin recibió homenaje en el día aniversario de su tránsito a la inmortalidad.

    Como todos los años, este pasado el 17 de agosto la Sociedad Sanmartiniana del Valle de San Fernando organizó un homenaje al General José de San Martín frente al monumento que perpetúa su memoria, emplazado en la intersección de San Vicente, Burton Way y Le Doux, en la ciudad de Los Angeles.

    Leer más...  
  • Latimex: Nuevo local

    Latimex: Nuevo localEl mercado argentino y sudamericano Latimex, cambió de casa pero no de calidad. Así es, porque desde julio Latimex se mudó, dentro del mismo shopping, pero a un local mucho más amplio y vistoso que el anterior, para poder brindar a todos sus clientes una mayor variedad y calidad de productos típicos de su tierra.

    Leer más...  

Recetas

Leyendas

  • Pueblos originarios: Los Comechingones

    Pueblos originarios: Los Comechingones

    Comechingón es la denominación vulgar con la cual se alude a una antigua etnia originaria de la República Argentina que a la llegada de los realistas españoles en el siglo XVI habitaba las Sierras Pampeanas de las actuales provincias de Córdoba y San Luis. Los comechingones se autodenominaban hênîa (al norte) y kâmîare (al sur); estos eran los dos grupos principales subdivididos en aproximadamente una decena de parcialidades.  

    Leer más...  
  • Origen de los ríos Pilcomayo y Bermejo

    Leyenda

    En principio no existía el agua. Primero la Tierra, luego las plantas y los animales. Iloj, el creador, había puesto el agua y los peces en los troncos del samohú o palo borracho, que por esa razón ostentaba el tronco ventrudo que hoy sigue teniendo, aunque ya no aprisiona el líquido elemento.

    Leer más...
tel:18663121294
omaha-steaks---banner-ads

Perdidos en el tiempo

  • El cassette

    Perdidos en el tiempo: El cassette

    Durante la década del '70 la industria discográfica comenzó a pensar en una alternativa popular al disco de vinilo. La respuesta ya la había dado unos años antes la compañía Philips, cuando en 1962 presentó lo que poco después el mundo conocería como el cassette.

    Leer más...  
  • Los zapatos de charol

    Perdidos en el tiempo

    Si bien es cierto que aún pueden encontrarse en algunas zapaterías en distintas partes del mundo, los zapatos de charol fueron un clásico de la vestimenta formal en la Argentina de mediados del siglo 20.
    El sistema de “charolar” los zapatos fue ideado en los Estados Unidos, y en un principio consistía en aplicar un recubrimiento de laca, aunque hoy en día se usa uno plástico.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga