>
quinn

Save

Save

Save

Vivir en California, vivir en Buenos Aires

Vivir en California, vivir en Buenos Aires Algunos afirman que si se coloca una rana en una vasija con agua caliente, ésta saltará inmediatamente fuera del recipiente para protegerse de una muerte segura. Pero si se introduce esa misma rana en un recipiente con agua fría y luego se pone a calentar el agua, muy lentamente, la rana morirá al no darse cuenta del cambio de temperatura o porque cuando se dio cuenta ya era demasiado tarde para escapar.
Pareciera que a los argentinos en las últimas décadas nos pusieron en recipientes llenos de agua fría y nos fueron cocinando lentamente. Porque ahora estamos viviendo, literalmente, en otro país. Donde hemos perdido económica, social y espiritualmente.
Nos damos cuenta de todo lo perdido cuando tenemos la oportunidad de analizar retrospectivamente lo que ha sucedido en el país. Y esto se nota, más que nada, cuando analizamos las cosas más sencillas de la vida cotidiana. Algunas veces este cambio se nota abruptamente.
Hace unos días recibí un mail de Liliana Cáceres, redactora de “El Suplemento”, en donde me contaba algunos aspectos de su vida cotidiana en California. Puedo asegurar que, comparando el relato de Liliana con lo que estamos viviendo en la ciudad de Buenos Aires y alrededores, me pareció una historia de ciencia ficción. A pesar de que hubo un tiempo no muy lejano que vivimos algo parecido. Al menos en el sentido de vivir con tranquilidad.
Dijo Liliana: “Pero hay algo para mí, muchísimo más importante que eso: la tranquilidad con la que se vive aquí, al menos en California. Sabés que bajás el pie del cordón de la vereda y los autos paran. Que si un peatón cruza por donde no debe, por el simple hecho de arriesgar su vida y la tranquilidad de un conductor le hacen una multa. Que se puede enviar un cheque por correo sabiendo que llegará y que ese millón que hay en cada buzón, el único que se lo lleva es el cartero. Que si hacés una “venta de garage” un fin de semana, el sábado por la noche podés dejar las cosas en el jardín del frente de tu casa porque a nadie se le ocurriría robárselas. Que a veces pasan días enteros que ni te diste cuenta que no tenés un solo dólar en efectivo porque el sistema está tan lubricado que con tu tarjeta de débito pagás todo y nadie te cobra un tanto por ciento por su uso. Que si vas a un cajero no necesitás cuidarte porque al menos yo, en todos mis años aquí, nunca escuché que a alguien lo asaltaran a la salida. Claro, hay otros problemas de alcance mundial que quienes los engendran eligen emblemáticamente este país para demostrar al mundo que nada ni nadie es invulnerable.
“Pero otra vez, si me dás a elegir una vez más, me quedo aquí”.
El relato de Liliana de su vida en California con la subsistencia cotidiana en Buenos Aires describen vivencias de dos mundos distintos.
Por empezar, los espacios públicos que antes se utilizaban para pasear y socializar, actualmente se han convertido en un territorio hostil. La calle ha dejado de ser un espacio amigable, en donde casi todos los ciudadanos percibimos una angustiosa sensación de inseguridad. Nuestros compatriotas y vecinos se han transformado en “los otros”. Personas potencialmente peligrosas o marginales que nos generan ansiedad. Casi no se puede transitar por la ciudad sin que a cada paso alguien se acerque para pedir algo: algunos centavos para el colectivo, algo para comer, o en el mejor de los casos objetos indescriptibles para vender. Por eso cuando se nos acerca alguien, aún cuando estemos en Corrientes y Callao al mediodía, nos sobresaltamos. Siempre estamos alertas, a la defensiva. ¿Alguien recuerda lo sencillo que era hace unos años preguntar la hora? ¿Cómo se le puede explicar a alguien que ha emigrado hace años lo que está pasando en Buenos Aires? ¿Cómo explicar que día y noche se ven miles, decenas de miles de hombres, mujeres y niños arrastrando carros, changuitos de supermercado o bicicletas llenos de papeles y metales? Que otros tantos se la pasan revisando bolsas de basura para comer. Que esto se puede ver a toda hora y en todo lugar. Que decenas de miles de jóvenes se emborrachan en las calles, especialmente los fines de semana, porque no avizoran un futuro. Que ya ni siquiera se respetan los semáforos en rojo por el constante miedo de los conductores a ser asaltados. Que al atardecer, en los colectivos, subtes y trenes suenan infinidad de celulares y que las respuestas son siempre las mismas: “estoy bien, llego en un rato”. Que cuando nuestros familiares se demoran nos invade la angustia. Que se ha perdido el respeto por las leyes,  por las instituciones y por los semejantes.
Al reflexionar sobre este tema siento que a millones de argentinos nos han introducido en un gigante caldero de agua fría y nos fueron calentando de a poco. Lo peor de todo es que todavía falta mucho para llegar al punto de ebullición. Ø

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Por qué piensa que el Papa Francisco no visita a la Argentina?

El Suplemento # 215

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Anamaria Menéndez

    Anamaria MenendezLugar de residencia:
    Sherman Oaks, CA

    Háblenos de su profesión:
    Soy psicopedagoga, recibida Suma Cum Laude de CSUN. Trabajé para el Distrito escolar de Los Angeles y el Distrito de Ventura County por más de 28 años y ahora estoy jubilada.

    Leer más...  
  • María Entraigues-Abramson

    MariaLugar de residencia:
    Los Angeles.
     
    Profesión:
    Soy cantante, compositora, actriz y comunicadora científica. Me inicié como actriz en el programa Supermingo con Juan Carlos Altavista. A los 17 años comencé a cantar con Alejandro Lerner, estuve de gira con él por cuatro años y grabé en tres de sus discos. Poco tiempo después me mudé a Boston a estudiar a Berklee College of Music con una beca.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Krystal Zanel

    Krystal

    Una reina de sangre criolla. Miss Amazing 2015
    A Krystal Zanel le gusta el cine, hacer deportes, salir con amigos y tomar clases de actuación… todas actividades que comparten millones de chicas en este país y el resto del mundo. ¿Qué es entonces lo que la hace “Amazing”?

    Leer más...  
  • Profesionales Argentinos: Oscar Márquez

    Oscar Márquez, Analia Romero y Raquel MárquezLa Radio como vehículo para rescatar las culturas latinoamericanas
    Hoy nos toca hacer una reseña de alguien a quien conocemos bien; no solo porque lo vemos -por lo general con un micrófono en la mano- sobre mil y un escenarios gauchescos, tangueros o de tinte latinoamericano. Lo conocemos, además, porque durante años colaboró con nuestra revista, sobre todo aportando sus versiones de las leyendas de los pueblos originarios de nuestra tierra.

    Leer más...  

Recetas

  • Alfajores de maicena

    Alfajores de  maicena

    En cualquier panadería o confitería de Argentina podrá encontrar alfajores de maicena, un bocado que les fascina a muchos compatriotas de paladar dulce. Aquí presentamos una receta típica para que usted también pueda degustar de estos deliciosos alfajores con el mate de la mañana (o la tarde)

    Leer más...  
  • Empanadas de humita

    Empanadas de humita

    Ingredientes:
    • Tapas para empanadas: 24

    Relleno:
    • Manteca: 50 grs
    • Cebolla: 1 Leer más...

Leyendas

  • Leyenda toba: El algodón

    Leyenda toba: El algodón

    Cuenta la leyenda que en lejanos tiempos, en el Gran Chaco, los indios eran felices, y no se conocían las estaciones, porque no había cambios de clima, ni fenómenos atmosféricos.
       En esa armonía y felicidad los indígenas brindaban todos sus tributos a Naktánoón (el bien). Esta actitud puso furioso a Nahuet Cagüen (el Mal) que vivía en las tinieblas, que para vengarse y calmar su ira creó a Nomaga (el invierno).

    Leer más...  
  • LEYENDAS, MITOS Y CREENCIAS: Zorrerías

    Dibujo: Angelo CalameraUn día el Oso encontró al Zorro que marchaba tranquilamente por un sendero, llevando en su boca algunos peces que acababa de robar.
    "¿Dónde los has tomado? preguntó el Oso.

    Leer más...
tel:18663121294
omaha-steaks---banner-ads

Perdidos en el tiempo

  • Revista Satiricón

    Perdidos en el tiempo: Revista Satiricón

    Ironía, pensamiento, obscenidad, trasgresión, anarquía y desopilante humor: así podría calificarse a la revista Satiricón, un ícono que marcó una huella en el campo del humor gráfico argentino. La revista se editó por primera vez en noviembre de 1972, al mando de Oskar y Carlos Blotta, y el gran dibujante y publicista Andrés Cascioli.

    Leer más...  
  • Titanes en el Ring

    Perdidos en el tiempo: Titanes en el Ring

    En esta sección de El Suplemento recordamos objetos, personajes, productos y lugares que marcaron una época.

    Toda una generación de chicos argentinos (la mayoría de los cuales hoy peinan canas, si es que les queda pelo para peinar) crecieron admirando los fantásticos gladiadores que cada semana se daban cita sobre el entarimado del Luna Park para celebrar los inolvidables combates de Titanes en el Ring. El programa (que comenzó a emitirse por Canal 9, para luego pasar al Canal 13), presentaba varias peleas de lucha libre protagonizadas por personajes mitológicos, históricos o populares, todos al mando del “campeón Mundial”, Martín Karadagián.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga