>
www.chugh.com

Save

Save

Save

El Gran Verso Argentino = La deuda externa

Dibujo: David CopenhaguenEl gran problema de la deuda e(X)terna Argentina no es nuevo, como tampoco es nuevo todo el complicado andamiaje que se construye (sin bases sólidas, por supuesto) en cada nueva pseudo-reestructuración. Empiezan a aparecer en escena datos y personajes que darán cifras y explicaciones para que en cada canje, mega-canje y recontra-canje, el pueblo crea que a partir de ahora hemos hecho el negocio del siglo. Al andar el tiempo nos daremos cuenta que estamos igual o peor que antes.
La historia de los negociados de la deuda externa comienza hace casi doscientos años, en épocas de algunos de esos “próceres” que nos hicieron estudiar en el colegio y que recién ahora, ya grandes, nos damos cuenta que muchos de ellos no tenían nada de héroes o próceres.
Bernardino Rivadavia fue el primer presidente argentino y el primero (según cuenta la historia) que tomó una deuda que se convirtió en una de las más negras de nuestro país. La crónica de este empréstito dice que en 1824 tomó un préstamo con la firma inglesa Baring Brothers por un millón de libras. De este dinero llegaron a Argentina 570 mil libras, porque 120 mil quedaron para los gestores y 310 mil para los gastos de gestión y algunas cuotas que se pagaron por adelantado. Resumiendo, al terminar de pagar este préstamo en 1904 -80 años más tarde- la Argentina había abonado a la Baring Brothers casi 24 millones de libras.
A partir de entonces, Argentina vivió muchas historias como esta; también prosperó y se hizo fuerte y hasta en algunas oportunidades fuimos acreedores de potencias como Inglaterra (después de la Segunda Guerra Mundial). Pero por una u otra razón, nuestros representantes nunca defendieron como propio el dinero y la economía de nuestro país; siempre priorizaron intereses espurios, logrando que los favorecidos durante toda nuestra historia hayan sido gobiernos o particulares extranjeros.
En 1966, durante el gobierno de Onganía, el país debía 3.276 millones de dólares; el gobierno peronista que comienza en el '73 lo toma con 4.890 millones y lo deja con 7.800 millones. Es ahí que comienza el primer gran descalabro: desde 1976 a 1983 la deuda externa aumentó en 364% hasta situarse en la suma de 45.100 millones.
La política económica durante la última dictadura militar ha sido un verdadero desastre, endeudándonos para financiar muerte, represión y más corrupción. Pero en materia de deuda externa, y con el dolor que eso significa para los que creemos en la democracia, los gobiernos constitucionales han sido más de lo mismo.
Desde que comenzó la nueva etapa democrática en 1983 de la mano de Raúl Alfonsín, la deuda externa empezó a ser tema de conversación en todos los hogares argentinos; era uno de los temas-bandera de la democracia. Desde entonces escuchamos hablar de deuda espuria, impagable y corrupta. Ya en aquel gobierno radical se hablaba de quitas históricas, pero los números son implacables: de 46.200 millones que se debían a comienzos del gobierno de Alfonsín, terminamos debiendo 65.300 millones. La pregunta es: y la quita ¿dónde está?
Comienza el gobierno de Carlos Menem y el famoso canje de deuda en las privatizaciones públicas; en el lapso que va desde 1989 a 1991 la deuda baja a 61.334 millones para luego explotar y llegar -en 1999- a 146.219 millones.
Tantas cifras pueden resultar apabullantes a la hora de la lectura pero, como decíamos, los números son implacables. Los incluímos aquí porque el complejo tema de la deuda externa suele prestarse a confusiones y presentarse tal como le conviene al gobierno de turno. Realmente hay un grado tal de desinformación, generado principalmente por los medios de prensa afines a los gobiernos de turno, que en cada canje y en cada cambio de autoridades no hay informaciones precisas y la (conveniente) confusión cada vez es mayor.
El breve gobierno de Fernando De la Rúa fue un desastre en todo sentido, incluyendo, por supuesto, el de la deuda externa. Durante este período se realizó el famoso mega-canje, que se tradujo en un aumento de intereses y en patear por pocos años algunos vencimientos. También durante ese gobierno se nos quiso vender la negociación por la deuda como una gran gesta histórica. El resultado: otro fracaso.
Pero quizá sea el lapso de gobiernos peronistas que sucede al de De la Rúa el más complicado y con informaciones más inexactas de los últimos años. Derrocado De la Rúa y con la asunción de Adolfo Rodríguez Saa, comenzó lo que a mi juicio es el período más antiimperialista en los discursos, y menos protector de los argentinos en los hechos. También es una fase muy difícil de explicar porque en esta etapa no todo lo que reluce es oro, o dicho de otra forma, no todo es lo que parece ser. Comenzó con el famoso y aplaudido default (en el transcurso de la nota veremos que poco tuvo de “default”) que significó el último puntapié que necesitaban muchos argentinos para ser enviados a niveles de pobreza nunca antes vistos; puntapié que terminó de dar Eduardo Duhalde, una semana después, con la devaluación asimétrica.
Digo que en este período hubo poco de default porque según el CEPAL (Centro de Estudios para América Latina) Argentina, en ese lapso, destinó recursos al exterior por 40.771 millones de dólares. Default significa cesación de pagos, entonces ¿en concepto de qué salieron estos miles de millones del país? Como se sigue viendo, una cosa es el discurso y otra muy diferente es la acción.
Cuando comenzó esta sucesión de gobiernos peronistas -cabe destacar que ninguno de los tres fue votados por la mayoría del pueblo- la deuda externa rondaba los 146.000 millones de dólares y significaba el 57 % del Producto Bruto Interno (PBI). Bajo la gestión de Roberto Lavagna como ministro de economía de Duhalde y Néstor Kirchner, se trazó un plan de canje para salir del default; es necesario también consignar que la deuda, al momento de concreción del canje, había trepado a 181 mil millones de dólares.
Con este canje, que nos quieren vender como sumamente exitoso, la Argentina pasó de deber 181 mil a 141 millones de dólares (no olvidemos la cifra que se debía antes del default: 146 mil millones). Si tomamos este proceso de default y canje como uno solo, tendremos que por 5 mil millones de dólares de ahorro se envió a gran parte de los argentinos a una pobreza extrema de la cual quizá nunca podrán salir.
Un dato que reafirma esta postura es que la deuda que nos queda significa entre el 80 y el 85 % del PBI, cuando en el 2001, con una deuda bastante similar, significaba el 57% del PBI.
Por lo expuesto, la deuda hoy es aún mas impagable que en el momento en que se decretó el default.
Temo decir que el éxito de este canje será para los mismos de siempre, para la fiesta de los políticos argentinos, porque salir del default significa, lisa y llanamente, que el país tiene luz verde para volver a endeudarse.
Y digo esto porque durante este año el país tiene vencimientos por 13.020 millones de dólares, y en el 2006 de 14 mil millones. Si tenemos en cuenta que el superávit fiscal argentino de este año será de aproximadamente 6 mil millones de dólares, adivinemos con qué se va pagar el resto... con refinanciaciones y nueva deuda externa.
Alfonsín y Menem comenzaron sus gobiernos tomando el tema de la deuda como un eje en su discurso retórico; el trinomio peronista que comenzó con Rodríguez Saa, siguió con Duhalde y continúa con Kirchner, está haciendo lo mismo y, a mi entender, nada demuestra que el resultado sea diferente al logrado por sus antecesores. A la luz de los hechos nuestra deuda es eterna y se ha convertido en el gran verso, no argentino, sino de los políticos argentinos.

Fuentes: CEPAL. Ministerio de Economía de la República Argentina. Diario Clarín. Ø

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

Con Estados Unidos perdiendo influencia a nivel internacional, ¿quién considera que se posicionará como líder mundial para los próximos 10 años?
  • El Pesimismo genera temor

    El Pesimismo genera temor

    “El ser humano siempre expresa las diferencias que la Naturaleza ha creado dentro de él e indica las tendencias innatas de su organismo” -Deepak Chopra

    Las personas pesimistas denotan una tendencia al inconformismo, las quejas, los lamentos descriptos como “me siento atrapada por ciertos pensamientos negativos que no puedo sacármelos de mi cabeza”, y este perfil parece ser el común denominador de esta tipología de personas pesimistas.

    Leer más...

Tapa # 209

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Adrián Sosa

    Adrián SosaLugar de residencia:
    Reseda, California.

    Háblenos de su profesión:
    Soy músico, productor, compositor e integrante del grupo Bajofondo. Trabajo desde hace 14 años muy cercano a mi gran mentor, Gustavo Santaolalla.

    Leer más...  
  • Cintia Tortorella

    Cintia TortorellaLugar de residencia:
    Woodland Hills, California

    Háblenos de su negocio:
    Soy la fundadora y directora de PlayintheUS. Es una compañía estadounidense que asiste a estudiantes / deportistas de todo el mundo para que comiencen sus carreras universitarias en Estados Unidos con becas deportivas y académicas.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • El Morfi

    El Morfi

    Delicias argentinas como en el comedor de su casa
    Ubicado en el centro de la ciudad de Glendale, frente al histórico Alex Theatre, rodeado de muchas oficinas y con más de dos décadas de presencia en la comunidad, El Morfi es ya una institución entre los restaurantes argentinos del sur de California. Su dueño, René Vildoza, no duda un instante en definirlo como un restaurante cien por ciento familiar.

    Leer más...  
  • San Martín fue recordado en el día de su tránsito a la inmortalidad

    El General San Martín fue recordado en el día de su tránsito a la inmortalidad

    Mensaje de Hugo Rodríguez, presidente de la Sociedad Sanmartiniana del Valle de San Fernando
    El pasado miércoles 17 de agosto la Sociedad Sanmartiniana del Valle de San Fernando realizó un sencillo pero emotivo homenaje frente al Monumento al prócer don José de San Martín, emplazado en la intersección de San Vicente, Burton Way, y Le Doux Rd., en la ciudad de Los Angeles.

    Leer más...  

Recetas

Leyendas

  • El fin de los humahuacas

    Leyenda: El fin de los humahuacas

    Hace mucho, mucho tiempo, los indios humahuacas vivían sin privaciones en las tierras de su quebrada. Dicen que éstas eran tan verdes y fértiles como lo es hoy la pampa, y que en sus terrazas crecía el maíz como crece la hiedra a la sombra de los árboles. Como no era tan duro el trabajo, y su fruto abundante, los dueños de esa tierra podían compartir la paz y la alegría que les enviaba la Pachamama en fiestas interminables. Y dicen también que las cosas habrían seguido así para siempre si no hubiera sido por la envidia de los calchaquíes, la codicia de los diaguitas y la belleza de Zumac. Leer más...  

  • Leyenda del colibrí

    Leyenda del colibrí

    Flor, una hermosa india de grandes ojos negros, amaba a un joven llamado Ágil. Éste pertenecía a una tribu enemiga y por lo tanto sólo podían verse a escondidas.
    Al atardecer, cuando el sol en el horizonte arde como una inmensa ascua, los dos novios se reunían en un bosque, junto a un arroyo cantarín y juguetón, que ponía su reflejo plateado en la penumbra verde. Los dos jóvenes podían verse sólo unos minutos, pues de lo contrario podían despertar sospechas.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga