>
www.chugh.com

Save

Save

Save

La (In) Justicia Argentina

mariajuliaLuego de la liberación de María Julia Alsogaray y el fallo judicial que podría dejar en libertad, a espera de su juicio, a Omar Chabán (actualmente detenido), el presidente Néstor Kirchner salió a criticar estas medidas con definiciones tales como “...es un cachetazo a la gente que pide justicia”, “...una patada en el alma”, o “estas decisiones quiebran las instituciones de la República”. En particular, acerca de Chabán dijo: “Es una vergüenza, porque este señor se escapó, fue un cobarde…”. Pregunto: ¿Si no hubiese escapado… estaríamos diciendo que Chabán es bueno?
Si bien es entendible que la excarcelación de estas dos personas nos resulte bochornosa, siento que no es esto lo que más debería avergonzarnos a los argentinos en general y al Presidente en particular; creo que además deberíamos sentir vergüenza por los muchos que no están presos, aquellos que han cometido delitos similares o peores que los que se les imputan a estos dos personajes.
Pese a que las causas de Alsogaray y Chabán no tienen similitudes en cuanto a su contenido o con el hecho delictivo en sí, su parecido radica en que son más de lo mismo. ¿En qué me baso para afirmar esto? En que en ambos casos, los que fueron apresados -si bien no son dos “perejiles” como se dice en la jerga judicial- son los más vulnerables de entre todos los que deberían estar tras las rejas. ¿Y por qué lo digo? Vayamos por partes:
María Julia Alsogaray estuvo en prisión casi dos años mientras se la procesaba. ¿Alguien en su sano juicio puede creer que María Julia es la única corrupta del gobierno de Menem, o la única gran corrupta de los veinte años de democracia? Sabemos que no. Pero María Julia no es peronista. Muchos de los funcionarios del gobierno de Menem continúan hoy en puestos políticos de importancia o tienen amigos en posiciones de poder (incluído el ex presidente), por lo que es muy difícil que alguno de ellos termine tras las rejas .
La liberación de María Julia Alsogaray tiene dos hipótesis, ambas muy bochornosas. En los últimos días, Alsogaray había “prendido el ventilador” para referirse al tema de los sobresueldos durante el gobierno de Menem, por lo que se sospecha que: 1) Fue liberada para que hablese, y así Kirchner y Duhalde terminan de enterrar a su enemigo Menem; 2) Se la liberó para que no hablara más, ya que varios de los funcionarios de Menem forman parte del gobierno actual y podrían verse salpicados.
Caso Chabán: el tema es similar al anterior; pocos pueden afirmar que Chabán es el único culpable de la tragedia de Cromañón. Pero, como en el caso de la ingeniera, no es del partido gobernante, ni es político y ni siquiera es un funcionario municipal ñoqui.
Los políticos no van a acusarse entre ellos, ni presionarán para que vayan presas personas acomodadas por ellos, salvo que algún político caiga en “desgracia”. Por eso sería bueno que el presidente Kirchner, por más que con sus frases altisonantes siempre pretenda ponerse en la piel “del sufriente pueblo”, vea que esas no son las únicas vergüenzas que cachetean a la población de nuestro país cada mañana cuando lee el diario o se sienta a ver las noticias por televisión.
Vergüenza nacional también es ver que la “corporación política”, que tanto hizo para bastardear a la justicia argentina, protege muy bien a sus aliados o a aquellos que, sin ser sus aliados, saben cosas que embarrarían definitivamente sus carreras.
Vergüenza es saber que pasan los años y ningún otro corrupto, aparte de María Julia, está preso. También ver que por las 193 muertes de Cromañón, hace ya más de cinco meses, sólo está detendido Chabán. Da mucha tristeza saber que por la causa del tráfico de drogas a través de la línea aérea Southern Winds no pasa nada. Desconsuelo, cuando uno lee que la causa IBM-Banco Nación está a punto de prescribir y nadie irá preso, un incidente manchado por asesinatos mafiosos y “suicidios” sospechosos.
Así podríamos recordar tantos otros hechos sin culpables: la leche adulterada, los guardapolvos, la Aduana, las promociones industriales en varias provincias, los pollos de Mazzorín… sólo por nombrar algunas causas en las que estuvieron involucrados políticos argentinos. Por supuesto, no nos olvidemos de los más de 500 millones de dólares que el entonces gobernador santacruceño Néstor Kirchner depositó en bancos del exterior y que hasta hoy no han regresado a la Argentina. Algunos dicen con ironía que Kirchner no tiene confianza en el actual gobierno; otros que el dinero se invirtió mal y se perdió. Por supuesto, aún hoy, a más de cuatro años de la salida de esos fondos, ningún juez comenzó una causa de oficio para investigar qué pasó.
Los políticos argentinos no pueden hacerse los distraídos sobre el estado lamentable del sistema judicial argentino cuando han sido ellos los que durante años hicieron todo lo posible para adecuar las leyes a sus intereses y necesidades.
Con esto no quiero decir que la justicia -o los jueces, para ser más exactos- sean inocentes; ellos han sabido aprovecharse y sacar rédito de los desastres políticos, cosechando fortunas y haciéndose amigos de políticos poderosos para obtener cargos importantes. Han manejado las leyes a su antojo, protegiéndose unos a otros como una auténtica corporación. También hay entre ellos líneas ideológicas, entre las que se realizan permanentes pulseadas para ver cuál obtiene más poder.
Como prueba de la impunidad de la que gozan los jueces, puedo relatar algo que todavía no ha salido a la luz, pero que es un proyecto presentado por el ex juez y actual diputado Jorge Casanovas.
Dicho proyecto está siendo estudiado por el Consejo de la Magistratura y propone que los jueces investigados por mal desempeño tengan leyes diferentes al resto de los mortales, que sus causas caduquen o prescriban en sólo dos años, y lo más insólito es que se pretende que la ley sea retroactiva, o sea que con esta ley caducarían todas las causas que comenzaron antes del 2003.
Todo esto demuestra a las claras una perversa intencionalidad, tanto de políticos como de funcionarios judiciales, para que entre gallos y medianoche y por medio de oscuras leyes o artilugios legales, puedan ellos quedar exonerados de culpa y cargo de todos los desastres que hicieron o puedan hacer, allanando el camino para seguir amasando fortunas y gozar de una total impunidad.
Cada vez que escribo una de estas notas me pregunto ¿de qué somos culpables los ciudadanos? No soy de los que creen que siempre la culpa es de los demás. Convengamos que los políticos, jueces y todos los que mandan en nuestro país no son extraterrestres que vinieron de la estratósfera a gobernar nuestro país; nacieron, crecieron y se educaron o maleducaron junto con nosotros, quizá hasta tengan nuestros propios vicios. Son, es duro decirlo, una imagen de nuestra sociedad.
La pregunta es cómo revertimos esto, qué debemos hacer como sociedad. Supongo que la respuesta es: crecer, pensar y sobre todo tener mucha memoria. Memoria de quiénes son los que nos han llevado a esto y reconocer las armas que tenemos para que los corruptos no perduren en el poder y para que no continúen impartiendo más injusticia. Ø

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Está de acuerdo con que, como muchos proponen, las selecciones deportivas argentinas usen camisetas solo con rayas horizontales, en lugar de las actuales verticales, para que reflejen más fielmente el diseño de nuestra bandera?
  • Cartas y más Cartas • Abril 2017

    La inmigración en los tiempos de Trump I

    Sr. Director:
    Acabo de ver en la tapa del último número de El Suplemento un error garrafal que se une al que vemos a diario en las noticias de radio TV o escritas acá en USA. Se olvidaron de agregar después de “inmigrantes” la palabra “indocumentados”. También ustedes ponen a todos en un montón, una descortesía para los legales. También en la página 17, la abogada de inmigración se equivoca al decir que los residentes legales deben naturalizarse. Mucha gente prefiere estar legales con “Green card” pero no naturalizarse porque muchos países de origen no aceptan la doble nacionalidad, y si se hacen ciudadanos deben renunciar a la original. Yo viajo con dos pasaportes: uno argentino y el otro americano por conveniencia. Si hago escala en Brasil, por ejemplo, entro como argentino, pues los americanos necesitan visa. (No sé si ha cambiado). Pero mucha gente tiene propiedades o negocios en otro país y se perjudican al renunciar su ciudadanía.

    Leer más...

Tapa # 207

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18005013127

Perfiles Nuestra Gente

  • Mabel Katz

    Mabel Katz

    Lugar de residencia:
    Woodland Hills, California

    Háblenos de su profesión:
    Tengo dos títulos universitarios en Argentina (Contadora Publica y Lic. en Administración de Empresas). En Los  Angeles me convertí en una exitosa contadora, consultora de empresas y asesora fiscal.

    Leer más...  
  • Lucas Apestegui

    Lucas Apestegui

    Lugar de residencia:
    Van Nuys, California

    Háblenos de su profesión:
    Mi profesión es la de músico: arreglador y compositor. Compongo música para comerciales, para el mercado discográfico, cine y televisión. Tengo un estudio de grabación.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Argentinos Mirando al Sur

    Argentinos Mirando al Sur

    Lo que se hizo y lo que se hará por nuestros compatriotas más necesitados

    El grupo Argentinos Mirando al Sur invita a levantar una copa de solidaridad para brindar por un año más de emociones, proyectos y desafíos.

    Leer más...  
  • En polo manda Argentina

    Los Cuatro Fantásticos junto a Rodney Fragodt, dueño de CPC

    Equipo blanquiceleste gana torneo local
    En fútbol, pasión de multitudes, la Selección Argentina anda de mal en peor y luchando para clasificarse para el próximo mundial. Sin embargo, en polo, pasión de... bueno, no muchos, se destaca una buena noticia para nuestra comunidad local.

    Leer más...  

Recetas

Leyendas

  • La leyenda del Indio Bamba

    La leyenda del Indio Bamba

    Nuestra Córdoba se caracteriza por muchas cosas: comida, música, paisajes, etc. Pero además de eso hay muchas historias y leyendas que duermen en los estantes de las bibliotecas y que además están vivas en el recuerdo de los memoriosos, esos que escucharon la historias a los pies de sus abuelos a comienzos de siglo. Esto es Historia viva. Leer más...  

  • El fin de los humahuacas

    Leyenda: El fin de los humahuacas

    Hace mucho, mucho tiempo, los indios humahuacas vivían sin privaciones en las tierras de su quebrada. Dicen que éstas eran tan verdes y fértiles como lo es hoy la pampa, y que en sus terrazas crecía el maíz como crece la hiedra a la sombra de los árboles. Como no era tan duro el trabajo, y su fruto abundante, los dueños de esa tierra podían compartir la paz y la alegría que les enviaba la Pachamama en fiestas interminables. Y dicen también que las cosas habrían seguido así para siempre si no hubiera sido por la envidia de los calchaquíes, la codicia de los diaguitas y la belleza de Zumac. Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga