>
quinn

Save

Save

Save

Por Siempre Don Quijote: El Refrán • Parte 33

Por Siempre Quijote: El Refrán. Parte 33Ha llegado la hora de despedirnos de Don Quijote y Sancho Panza. Pero antes vamos a ver cómo pasa Don Quijote por la literatura argentina. La primer señal la encontramos cuando el poeta gaucho-político, Juan Gualberto Godoy, escribe un extenso poema en 1820 contra el gobernador de San Juan, don Francisco Corro, en donde afirma que la provincia se regía por un loco como Don Quijote, un rústico como Sancho Panza y una bestia como Rocinante. En el siglo XIX esos personajes tendrían el mismo uso político. Así, Juan Bautista Alberdi en "Peregrinación de la Luz del Día" de 1871, creó un Quijote corrupto. En efecto, llegado a América ha perdido todo su lustre, se ha hecho prosaico, vulgar, calculador y egoísta pero sin dejar de ser el mismo loco. En el siglo XX pierde ese tinte político y aparece en toda su potencia literaria. Se puede ver en el primer poema del libro "Misas Herejes" -de Evaristo Carriego- llamado "Por el alma de Don Quijote" y en varias obras de Alberto Gerchunoff como "Nuestro Señor Don Quijote".
En los años '60, Marco Denevi reescribe diversos fragmentos del Quijote. Textos breves a los que llama "Falsificaciones" intentando demostrar que lo que se llama verdad no es sino una de las posibilidades de la verdad. Uno de esos escritos es, por ejemplo, “El nacimiento de Dulcinea”, en el que Aldonza Lorenzo es la loca lectora de los libros de caballería que se hace llamar Dulcinea y que espera a un ilusorio don Quijote, que es su vecino Alonso Quijano, quien, enamorado de ella, y por complacerla, se disfraza de caballero andante. Otra vuelta de tuerca se produce en 1988, en el editorial del primer número de la revista Babel. Martín Caparrós y Jorge Dorio invocan el fantasma de Quijano para justificar la publicación de una nueva revista literaria. Ellos, como Quijano, venían a vindicar el gesto cuando ya nada se espera. Era la vuelta al exotismo, a la ruptura con un realismo que condenaba al narrador al gesto mimético, un llamado a la desaforada aventura. Y volvamos por última vez al final del Don Quijote.
Con su huésped Moreno y dos amigos visitaron las galeras. Allí estaban avisados y recibieron con gran pompa a Don Quijote. Después de que atraparan en aguas afuera a un bajel turco, oirán al capitán decir: "Las esperanzas dudosas han de hacer a los hombres atrevidos pero no temerarios" Supieron también de la historia de la morisca Ana Félix, que había usado el disfraz y cargo de caudillo del barco atrapado. Su amor había quedado rehén de un serrallo de Barbería. Don Quijote se ofrece a ir a rescatarlo, lo que no fue aceptado. Como Sancho Panza también se oponía, Don Quijote le dijo: "Para todo hay remedio si no es para la muerte". A lo que Sancho Panza contestó: “Muy bien lo pinta y facilita vuestra merced, pero del dicho al hecho hay gran trecho". Más adelante, mientras paseaba por la playa, a Don Quijote se le aparece quien había de ser "el Caballero de la Blanca Luna", quien venía a contender con él. Le dice que quiere hacerle saber que su dama, sea quien fuese, era sin comparación más hermosa que la Dulcinea del Toboso. "Si tú lo confiesas- continúa -excusarás tu muerte y el trabajo que yo he de tomar en dártela, pero si peleases y yo te venciere, no quiero otra satisfacción de que dejando las armas y absteniéndote de buscar aventuras, te recojas y te retires a tu hogar con tiempo de un año y si tú me vencieres quedarán a tu disposición mi cabeza, mis armas y mi caballo".
Don Quijote acepta el desafío. Sin tocar trompeta u otra señal volvieron a un mismo punto las riendas a sus caballos. Caen Don Quijote y Rocinante por la atropellada; el caballero le pone la lanza sobre la visera y lo considera vencido, contentándose con que abandone su vida de aventuras. Los testigos quisieron conocer quién era el caballero y resultó ser el Bachiller Sansón Carrasco, quien les pide que no le revelen a Don Quijote su identidad.
Seis días estuvo en el lecho, manido, triste y pensativo. Don Quijote le dice a Sancho Panza que dentro de un año volvería a sus hazañas. Sancho le contesta “Dios le oiga y el pecado sea sordo pues siempre he oído decir que 'Más vale buena esperanza que ruin posesión'”.
Ante nuevas lamentaciones de Don Quijote, Sancho lo consuela diciéndole: "El que cae hoy puede levantarse mañana, si no es que se quiere estar en la cama".
Partieron de Barcelona ambos héroes; las desdichas últimas le hicieron decir a Don Quijote: "Cada uno es artífice de su ventura".
Más adelante Sancho pretende dejar colgadas sus armas de un árbol, y hasta incluso colgar a Rocinante. A esto se niega Don Quijote, para que no se diga: "Buen servicio, mal galardón", a lo que Sancho replica: "La culpa del asno no se ha de echar a la albarda".
Mientras iban regresando, Don Quijote resuelve hacerse pastor de ovejas con el nombre de Quijotiz, dándole a Sancho el nombre de Pancino. Sancho, pensando en esa vida, le dice a Don Quijote que su hija Sanchica les llevaría la comida al hato. Estando acostado al cielo raso, Don Quijote despierta a Sancho. Este desarrolla una plática elegante sobre el sueño, diciendo que sólo una cosa mala tiene el sueño y es que se parece a la muerte, pues de un dormido a un muerto hay poca diferencia. Contento de su decir, Don Quijote le dice que viene a ser verdad el refrán: "No con quien naces, sino con quien paces".
Luego, ya en el camino, hombres de diez a caballo y cuatro o cinco de a pie, sin explicarles nada, les llevan a un castillo que resulta ser del Duque, ocasión en que Don Quijote dice: "Para los vencidos el bien se vuelve mal y el mal en peor". Entraron Sancho y Don Quijote al patio en donde ardían cien hachas puestas en sus blandones y más de quinientas luminarias, por lo que parecía de día. En medio del patio se levantaba un túmulo, arriba del cual descansaba el cuerpo aparentemente muerto de una hermosa doncella. Sentaron a ambos y luego aparecieron el Duque y la Duquesa que también se sentaron cerca de ellos. En eso Don Quijote reconoce a la muerta que era la hermosa Altisidora.
Dos personajes que se llaman Minos y Radamante pretenden que se selle el rostro de Sancho Panza con veinte mamonas doce pellizcos y seis alfilerazos en brazos y lomos, ya que de esa ceremonia dependía la salud de Altisidora. A esto se opone a grito pelado Sancho Panza. "Morirás "- grita Radamante. Al pedido de Don Quijote, Sancho se sienta y se deja hacer por varias dueñas que se habían acercado. Reacciona Sancho tomando un hacha encendida, persiguiendo a sus verdugos. De pronto Altisidora, cansada de estar tanto tiempo supina, se volvió de un lado. "Altisidora vive" - gritaron todos y Radamante mandó a Sancho a deponer la ira. Todos juntos se acercaron para bajar a Altisidora. Esta reprende a Don Quijote y agradece a Sancho Panza.
Los héroes, luego de dormir, emprenden la última etapa de su camino. Ahora, Sancho nos da los últimos refranes: "En la tardanza suele estar muchas veces el peligro", "A Dios rogando y con el mazo dando", "Más vale un toma que dos te daré" y "El pájaro en la mano que el buitre volando".
Regresando al Nº 26 de esta serie de artículos (publicado en el Nº 61 de El Suplemento), recordamos a nuestro héroe, quien se despedía diciendo: "Vámonos poco a poco, pues ya en los nidos de antaño no hay pájaros hogaño".
Y aquí terminamos con Don Quijote. La razón del título del presente artículo "Por siempre Don Quijote" se debe a que los lectores no lo olvidarán jamás, hayan o no leído el libro. Y más de uno seguirá esperando la aparición del Tercer Libro, ya sea con un Don Quijote ficticio o real.
Para hoy tenemos los dos refranes más cortos que hemos encontrado: "Rezar sirve" y "¿Querés? Estudiá". Ø

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

Si las elecciones legislativas de octubre fueran hoy, ¿por quién votaría?
  • ¿Escuela privada para pobres?

    ¿Escuela privada para pobres?

    Otro proyecto que se transforma en realidad para ayudar a los chicos pobres de Argentina
    Cuando hablamos de educación privada, se supone que es para personas de clase media o alta, mientras que la educación pública es para aquellos que carecen de recursos económicos. Precisamente, la justificación de la educación pública es la de darles iguales oportunidades educativas a todos, tengan dinero o no, para que si tienen el deseo de aprender, puedan alcanzar su máximo potencial.

    Leer más...
18 Septiembre 2017
16 Septiembre 2017

Tapa # 210

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Griselda Sasayama

    Griselda SasayamaLugar de residencia
    Los Angeles

    Háblenos de su profesión
    Madre y ama de casa, diseñadora diplomada de jardines, profesora universitaria jubilada.

    Leer más...  
  • Guillermo Bordarampé

    Guillermo BordarampéLugar de residencia:
    Los Angeles, California

    Háblenos de su negocio / profesión:
    Hace años que me dedico a un par de cosas relacionadas con la música: en mi estudio Del Mate Productions, y con INCA, the Peruvian Ensemble. También produje varios espectáculos en el John Anson Ford Amphitheatre,  y tuve el honor de producir el concierto por el 40 aniversario de Inti-Illimani. Hice un par de CDs: “Último Mate” y “Espacios” con mi amigo de las épocas de Arco Iris, Ara Tokatlian, y ahora estamos trabajando en otro álbum nuevo.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Día Internacional del Vino Malbec

    malbec

    Una velada para promocionar los mejores vinos argentinos
    El pasado sábado 16 de abril el Consulado General y Centro de Promoción de la República Argentina en Los Angeles hospedó el “Malbec World Day” organizado por Wines of Argentina.

    Leer más...  
  • Argentinos Mirando al Sur

    Argentinos Mirando al Sur

    Lo que se hizo y lo que se hará por nuestros compatriotas más necesitados

    El grupo Argentinos Mirando al Sur invita a levantar una copa de solidaridad para brindar por un año más de emociones, proyectos y desafíos.

    Leer más...  

Recetas

  • Fainá rellena

    Fainá rellena

    Ingredientes
    • Una taza de garbanzos (aproximadamente, por cada fainá).
    • Cebollitas de verdeo (una planta por cada fainá)
    • 1 morrón
    • Sal, pimienta, aceite...

    Leer más...  
  • Berenjenas al escabeche

    Berenjenas al escabeche

    Ingredientes
    • Berenjenas (2 medianas)
    • Ajo
    • Orégano
    • Ají molido
    • Sal gruesa

    Leer más...

Leyendas

  • LA LEYENDA: El yaguareté y el grillo

    Dibujos: Angelo CalameraUn día en el que Don Yaguareté andaba aburrido, salió a dar un paseo por el campo. Iba muy entretenido mirando hacia todos lados y admirando el paisaje, cuando de repente sintió bajo su pata derecha algo blando; miró con bastante enojo que lo que había pisado era la deposición de una vaca. Pero su asombro llegó a lo máximo cuando de entre esa masa informe se escuchaba una vocecita pequeña, que enojada le gritaba al felino:
    ¿Por qué no miras por donde pisas, no ves que has destruido mi casa?

    Don Yaguareté debió abrir muy grande sus ojos, por el asombro y para poder distinguir que quien así gritaba era nada menos que un grillo. Al darse cuenta, comenzó a mirarlo con sorna. El grillo seguía con su reclamo:
    -Decime ¿por qué has destruido mi casa? No te hagás el tonto y como que no me ves, aquí estoy junto a tus patas, y quiero que me hagas una casa porque esta ya no me sirve.
    -¿Cuál casa? -le respondió el felino, si sólo veo caca desparramada.
    -Seguís burlándote, era mi casa y vivía feliz hasta que metiste la pata. ¿De qué te sirven esos ojos que tienes, eh? Dame una explicación -le decía el grillo, mientras levantaba amenazadoramente sus dos patitas delanteras.
    -Mira qué miedo me das- dijo el yaguareté.
    -¿Y si no quiero?
    -Te vas a arrepentir- espetó el grillo.
    -¿Yo? Bueno, bueno, quedate tranquilo. Te propongo una lucha: vos juntás a tu gente y yo a la mía. Si yo gano no te hago nada. Si vos ganás, te haré la casa a tu gusto.
    -Es lo justo -dijo el grillo. A las dos de la tarde nos encontramos bajo el ombú, allí estaré con los míos.
    El yaguareté convocó a sus mejores amigos: zorras, lobos, pumas y hasta jabalíes. Cuando se acercaba la hora, le pidió a la zorra que vaya a ver si ya estaban sus contrincantes. Efectivamente, allí estaban, avispas, abejas, mosquitos, bichos quemadores y otros insectos que decidieron apoyar al grillo.
    -¿Como se preparan? preguntó burlonamente la zorra. ¿Están preparados para la paliza?
    -Ja, ja... Sí, señora, estamos todos -dijo el grillo.
    -Para tus amigos insectos me basto yo sola, dijo la zorra dándole un manotazo al grupo de insectos, quienes al momento se le vinieron encima, picoteándola por todos lados. La zorra tiraba manotazos a diestra y siniestra, pero era peor, y enloquecida de dolor se tiró al arroyo cercano. Cuando pudo ver que sus enemigos se habían ido, se fue corriendo hasta donde estaba esperando el yaguareté.
    Dibujos: Angelo Calamera-¿Ya está el enemigo bajo el ombú?
    -Sí, contestó la zorra.
    -¿Y por qué venís tan mojada?
    -Porque... tuve calor y me bañé en el arroyo.
    -Muy bien, es la hora del encuentro, -dijo el yaguareté, pegando un alarido que quería decir ¡a la carga! Y salieron todas las fieras al ataque, quedándose la zorra atrás de todos.
    Cuando los dos bandos se encontraron bajo el ombú, la sorpresa de los amigos del yaguareté fue enorme. No hallaban la forma de sacarse a los insectos de encima, recibiendo picotazos y mordeduras en todo el cuerpo, incluso los ojos, que los enloquecía y ni siquiera podían escuchar a la zorra que les gritaba ¡al agua, al agua...!
    Al fin el yaguareté se dió por vencido y tuvo que hacerle la casa al grillo. Así aprendió que no hay enemigos pequeños, pues como dice Martín Fierro, "hasta el pelo más delgao, hace su sombra en el suelo".©

     
  • Leyenda: Las azucenas del bosque

    Leyenda: Las azucenas del bosque

    Tupá, el dios sol, creó los animales y los bosques, y luego de mucho tiempo comenzó a pensar en crear a los hombres, con la inteligencia suficiente para gobernar hasta a los animales más feroces. Luego convocó a Iyara (el cielo) y le pidió que le trajera arcilla de la tierra. Con esa greda, el dios hizo dos figuras humanas y les dio vida.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga