>
www.chugh.com

Save

Save

Save

¿Para cuándo la autocrítica peronista?

¿Para cuándo la autocrítica peronista?En los últimos días y con motivo de cumplirse 30 años del golpe militar más violento de nuestra historia, el presidente Kirchner continuó haciendo gala de su postura post dictadura en la que quiere mostrarse como un adalid de los derechos humanos y un hombre que enfrentó al sangriento aparato terrorista del Estado. Amén que ambas posiciones nuestro presidente las tomó mucho después de haber caído el régimen militar, cuando ya los militares no eran tan peligrosos como en la dictadura y a sabiendas que esa postura es políticamente correcta en la Argentina de hoy día.

Pero lo más preocupante es que durante el Proceso, el Sr. Kirchner lo único que hizo fue acumular una envidiable fortuna desde su estudio de abogado, cobrando a morosos. Muy distante su postura a la de otros políticos, como el caso de Alfonsín, por dar un ejemplo, que en su función de abogado pidió centenares de hábeas corpus por personas que se encontraban desaparecidas.
Pero lo increíble de este señor es que cada vez que agarra el micrófono lo usa para pedir a todos los estratos de la sociedad (militares, abogados, religiosos, prensa, etc.) que hagan su autocrítica por lo que pudieran haber hecho durante el Proceso, pero yo me pregunto… ¿Para cuándo va a pedir la autocrítica en el Partido Peronista? Porque para muchos peronistas, entre los que se cuentan el actual presidente y otros políticos, parece convenirles -y mucho- hacernos creer que la historia negra de nuestro país comienza el 24 de marzo de 1976, y es por eso, seguramente, que la habrán puesto como feriado y no, como hubiera correspondido, poner como feriado el día en que por fin nos liberamos de los militares. Porque esta fecha, más que marcar el comienzo del dolor de los argentinos, es más bien una fecha peronista, ya que ese día fueron derrocados.
Treinta años después de aquel 24 de marzo, la trabajada desinformación mediática, la victimización y la intencionada ocultación de los crímenes terroristas y del Estado Peronista, presentan la realidad de tal manera como si una secta sangrienta de militares hubiera llegado, matado a todos y luego desaparecido.
La realidad fue otra. El “principio de la muerte” estaba instalado en la Argentina desde mucho antes, quizá desde cada golpe militar, quizá desde el “Cordobazo” o desde la Noche de los Bastones Largos, pero seguramente se exacerbó a principios de la década del ‘70, con el asesinato y/o venganza del general Aramburu, ejecutado por un grupo de jóvenes peronistas, católicos fanáticos, que cedieron a la tentación de la “lucha armada” para impulsar el retorno de Perón y desalojar a los militares que usurpaban el poder. De paso se vengaban de los fusilamientos de la Revolución Libertadora en 1956. Habían optado por la vía del terrorismo y aunque muchos cabecillas fueron encarcelados y enjuiciados por sus actos violentos, luego fue el gobierno peronista de Cámpora el que los devolvió a las calles, mediante un indulto; luego de ser liberados continuaron con su violencia y la prolongaron, con Perón en el poder, con su viuda y con “El Brujo” López Rega, inventor del terrorismo de estado con la “Triple A”.
Una muestra cabal de lo que vendría a futuro en nuestro país la dieron grupos antagónicos de peronistas en la famosa matanza de Ezeiza en el regreso de Perón del exilio.
Un dato importante de la locura que se vivía en esa época: la Justicia logró censar 22.000 hechos subversivos entre 1969 y 1979: 5215 atentados con explosivos, 1311 robos de armamentos, 1748 secuestros de personas, 1501 asesinatos de empresarios, funcionarios, políticos, periodistas, militares, policías, niños, etcétera. Galimberti, uno de los más perversos miembros de la fuerza subversiva, pudo decir con naturalidad: “Hubo un día en que matamos a 19 vigilantes...”.
El pueblo argentino vivía los atentados no como una revolución en marcha, sino como una molestia cotidiana; aunque muchos de estos jóvenes idolatraban al “Che” Guevara, nunca repararon en cuál era su mandato básico sobre la guerra de guerrillas: “Pretender realizar este tipo de guerra sin el apoyo de la población es el preludio de un desastre inevitable”.
Mal que les pese a los peronistas, el enfrentamiento armado entre estos grupos subversivos y fuerzas para-militares como la Triple A, comenzaron mucho antes del 24 de marzo de 1976. Durante ese gobierno peronista, comandado por Isabel Perón, López Rega y su Triple A, se provocó la muerte o desaparición de 1400 personas. El país estaba desquiciado, ni los dirigentes históricos del peronismo y del sindicalismo lograban contener la matanza. Y ante la imposibilidad de revertir la situación se firmó un decreto, durante el gobierno peronista, en el cual se habilitaba a las Fuerzas Armadas a aniquilar a la subversión, brindándoles a los militares la excusa perfecta que necesitaban. Otro dato, fue durante el mismo gobierno peronista que se les dio el ascenso al puesto más alto de cada división de las Fuerzas Armadas a Videla, Massera y Agosti.
La situación planteada por esta “guerra” entre peronistas de izquierda y de derecha tenía en vilo a toda la Argentina y ya antes del 24 de marzo la muerte estaba instalada en nuestro país. El diario La Opinión, dos días antes del golpe, titulaba lo siguiente: “Un muerto cada cinco horas; una bomba cada tres”.
Las Fuerzas Armadas llegaron con la determinación y la convicción de aquel decreto, que les posibilitó aniquilar la subversión guerrillera.
Con los militares hubo abuso, sadismo y degradación, se estableció una represión ilegítima ejecutada por usurpadores y por medios ilegales e inconfesables.
Pero antes de la barbarie ejecutada por los militares hubo un peronismo que era permeable al odio, hubo y hay un peronismo que acrecienta las diferencias, hubo un peronismo que dejó convivir en su seno a extremistas tanto de izquierda como de derecha, hubo un peronismo que fue actor principal en la obra de terror que vivimos todos los argentinos. Por eso, señor Presidente, al pedir la autocrítica a los demás, de el ejemplo y empiece por su casa.
Por eso memoria, verdad y justicia, pero con toda la verdad, no solamente con esa parte de la historia que les conviene contar. Ø

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

Con Estados Unidos perdiendo influencia a nivel internacional, ¿quién considera que se posicionará como líder mundial para los próximos 10 años?
  • 11.ª Nota de la Independencia Argentina: Después de Chacabuco, el desbande español

    Después de Chacabuco, el desbande español

    Poco tiempo estuvo José de San Martín en Santiago después de su victoria en Chacabuco. El 12 de marzo de 1817 se interna nuevamente en la cordillera rumbo a Buenos Aires. En la capital de las Provincias Unidas, los agasajos y aclamaciones al General victorioso, se unen a las preocupaciones por el peligro de una invasión portuguesa: el general Lecor señorea en Montevideo y está dispuesto a pasar al oeste del río Uruguay o del río Paraná, según decida su rey.

    Leer más...

Tapa # 209

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Rubén Loioco

    Rubén Loioco

    Lugar de residencia:
    Los Angeles, CA.

    Háblenos de su negocio/profesión:
    Soy un atípico agente de inmuebles, porque mis servicios son de trato personal y solo con el afán de satisfacer al cliente. También, como complemento de mis servicios, me certifiqué como Certified Small Business Administration Consultant.

    Leer más...  
  • Anamaria Menéndez

    Anamaria MenendezLugar de residencia:
    Sherman Oaks, CA

    Háblenos de su profesión:
    Soy psicopedagoga, recibida Suma Cum Laude de CSUN. Trabajé para el Distrito escolar de Los Angeles y el Distrito de Ventura County por más de 28 años y ahora estoy jubilada.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • San Martín fue recordado en el día de su tránsito a la inmortalidad

    El General San Martín fue recordado en el día de su tránsito a la inmortalidad

    Mensaje de Hugo Rodríguez, presidente de la Sociedad Sanmartiniana del Valle de San Fernando
    El pasado miércoles 17 de agosto la Sociedad Sanmartiniana del Valle de San Fernando realizó un sencillo pero emotivo homenaje frente al Monumento al prócer don José de San Martín, emplazado en la intersección de San Vicente, Burton Way, y Le Doux Rd., en la ciudad de Los Angeles.

    Leer más...  
  • Villa Roma

    Villa Roma

    Joya argentina en el Sur de California
    A medida que la ciudad de Los Angeles y su área metropolitana ceden sus pasados encantos a raíz de la sobrepoblación, la contaminación ambiental y un elevado costo de vida, un creciente número de argentinos ha comenzado a mirar hacia el sur como destino. Pero mientras algunos pegan la vuelta hacia la patria que los vio nacer, otros deciden establecerse no TAN al sur, sino más bien a apenas unos kilómetros de la gran metrópolis.

    Leer más...  

Recetas

  • Pizza casera de polenta

    Pizza de polenta

    Ingredientes
    (8 comensales)
    ½ Kg de polenta de cocción rápida
    2,5 litros de agua
    Sal gruesa c/n

    Leer más...  
  • Torta Tofi

    Torta Tofi

    Con tantos posts de decoración… ¡me dio hambre! Como para cambiar un poco, acá va la receta de tarta Tofi “a mi manera”. Es una variante de la receta Mini-Pastafrola, porque generalmente para mis tartas siempre uso la misma base de masa y los mismos ingredientes. Mucho chocolate, mucho dulce de leche, merengue… y el azúcar por las nubes. Por eso les propongo las mini tartas, una porción pequeña y suficiente para darnos un gusto y cuidar nuestra salud.

    Leer más...

Leyendas

  • Leyenda: El Camalote

    El Camalote por Angelo Calamera

    Dicen que antes, en el Río Paraná, no existían los camalotes. Que la tierra era tierra, el agua, agua y las islas, islas. Antes, cuando no habían llegado los españoles y en las orillas del río vivían los guaraníes.

    Leer más...  
  • Leyenda: Las Termas de Cacheuta

    Dibujo: Angelo Calamera

    Fue hacia el año 1532. Un chasqui llegó a las tierras de Cacheuta, el poderoso cacique cuyos dominios comprendían el valle de Mendoza y los alrededores. Ante el gran curaca, el emisario refirió los acontecimientos ocurridos: la pérdida de la libertad de Atahualpa, el gran señor inca, descendiente de Inti, que, hecho prisionero, esperaba ansioso el día de su liberación. Explicó al asombrado cacique la razón de su envío: llegaba a pedir su colaboración en el rescate del soberano prisionero. La fidelidad de Cacheuta no escatimó esfuerzos para cumplir con el mayor caudal a la salvación del señor de todos los quechuas. Convocó a sus vasallos, les exigió su cooperación y muy poco tiempo después un hato de llamas cargadas con petacas de cuero repletas de objetos de oro y plata estaban listas para emprender el viaje hacia el norte.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga