>
quinn

Save

Save

Save

HILARIO ASCASUBI • LA LITERATURA GAUCHESCA Nº 7

Hilario Ascasubi En sus escritos, Jorge Luis Borges no reproduce ninguna poesía de Bartolomé Hidalgo porque considera que cometería un anacronismo: el de condenarlo usando como canon las de sus continuadores. Cree además que en las estrofas ajenas que en otros escritos cita, estaría de algún modo la voz de Bartolomé Hidalgo inmortal. Para Borges, Bartolomé Hidalgo pertenece a la historia de la literatura, mientras que, por ejemplo, Hilario Ascasubi pertenece a la literatura y aún a la poesía.
En “El Payador”, Leopoldo Lugones había sacrificado a ambos a la mayor gloria de Martín Fierro. Para Jorge Luis Borges es un error, pues Hilario Ascasubi no prefigura al “Martín Fierro”, puesto que su obra es completamente distinta y busca otros fines. El “Martín Fierro” es triste; por el contrario, los versos de Hilario Ascasubi son felices, valerosos y tienen una visual del todo ajena a la manera de José Hernández. Lo que resulta increíble y paradójico, es que Leopoldo Lugones le niega a Hilario Ascasubi toda virtud, porque Lugones, como poeta visual y decorativo, tiene afinidad con Ascasubi. Coraje florido, gusto de los colores límpidos y de los objetos precisos, definen en el principio del “Santos Vega o los mellizos de la flor”: “El cual iba pelo a pelo/ en un potrillo bragao/ filete lindo como un dao/ que apenas pisaba el suelo/ de livianito y delgado”. Hilario Ascasubi nos pone ante nuestros ojos las legüas de indios que se vienen encima. Veámoslo: “Siempre al ponerse en camino/ a dar un malón la indiada/ se junta en la madrugada/ al redor de su adivino,/ quien el mas feliz destino/ a todos les asegura/ y los anima y apura/ a que marchen persuadidos/ de que no serán vencidos/ y harán la buena ventura.” “Pero, al invadir la indiada/ se siente, porque a la fija/ del campo la sabandija/ juye adelante asustada/ y envueltos en la manguiada/ vienen perros cimarrones,/ zorros, avestruces, liones,/gamas, liebres y venaos,/ y cruzan atribulaos/ por entre las poblaciones.” “Entonces los ovejeros/ coliando bravos torean,/ y también revolotean/ gritando los teruteros;/ pero, eso sí, los primeros/ que anuncian la novedá/ con toda siguridá,/ cuando los indios avanzan,/ son los chajases que lanzan/ volando ¡Chajá! ¡Chajá!.” “Y atrás de esas madrigueras/ que los salvajes espantan, campo ajuera se levantan,/ como nubes, polvaderas/ preñadas todas enteras/ de pampas desmelenaos./que al trote largo apuraos,/sobre sus potros tendidos,/ cargan pegando alaridos/ y en media luna formaos.” “Desnudos de cuerpo entero/ traen sólo encima del lomo/ prendidos, o no se cómo, sus quillapices de cuero/ y unas tiras de plumero/ por las canillas y brazos; de ahí grandes cascabelazos/ del caballo en la testera; y se pintan de manera/ que horrorizan de fierazos.” “Y como ecos del infierno/ suenan roncas y confusas,/ entre un enjambre de chuzas,/ rudas trompetas de cuerno; y luego atrás en lo externo/ del arco que hace la indiada,/ viene la mancarronada/ cargando la toldería,/ y también la chinería/ hasta de a tres enancadas.” “Ansí es que cuando pelean/ con los cristianos, que acaso/ en el primer cañonazo/ tres o cuatro indios voltean/ en cuanto remolinean/ juyen como exhalaciones;/ y, al ruido de los latones/ las chinas al disparar/ empiezan luego a tirar/ al suelo pichigotones.” “Pero cuando vencedores/ salen ellos de la empresa/ los pueblos hechos pavesa/ dejan entre otros horrores;/ y no entienden de clamores,/ porque ciegos atropellan, y así forzan y deguellan/ niños, ancianos y mozos,/ pues como tigres rabiosos/ en ferocidá descuellan.” “Como ha habido desgraciada/ que escapada del desierto,/ sus propios hijos le han muerto/ después de una avanzada,/ por hallarla avejentada/ o haberla desconocido, / y otros casos ha habido/ que luego referiré;/ y antes de eso pitaré,/ porque estoy medio rendido.”
Pero de notable nos dice y nos demuestra Jorge Luis Borges que Hilario Ascasubi, quien militó en las guerras civiles, en la guerra con el Brasil, en la guerra grande del Uruguay, viendo y aprendiendo millones de cosas, vívidamente describa para siempre algo que nunca vio: las invasiones de los indios en la frontera de la Provincia de Buenos Aires. No en vano -dice- el arte es ante todo una forma de sueño.
Es en 1870 y en París, que Hilario Ascasubi compone la interminable novela métrica de “Santos Vega o los mellizos de la flor” y considera Jorge Luis Borges que fuera de algunas páginas famosas, el trabajo es singularmente lánguido y perjudica la fama de su autor, cuando lo mejor de él se halla disperso en Aniceto el Gallo y en Paulino Lucero. Para Jorge Luis Borges una antología de Hilario Ascasubi sacada de todas sus obras sería más útil para su gloria. Y antes de dejarlo por hoy a Hilario Ascasubi veamos dos obras vistosas suyas, la que dedica al coronel Marcelino Sosa que guerreó contra los federales o blancos:
Un descansito de Florencio Molina Campos“Mi coronel Marcelino/ valeroso guerrillero, / oriental pecho de acero/ y corazón diamantino, / todo invasor asesino, todo traidor detestable/ y el rocín mas indomable/ rinden su vida ominosa,/ donde se presenta Sosa/ ¡y a los fines de su sable!”.
Y ésta en que revive un baile de la campaña: “Sacó luego a su aparcera/ la Juana Rosa a bailar/ y entraron a menudiar/ media caña y caña entera/ Ah China, si la cadera/ del cuerpo se le cortaba,/ pues tanto la mezquinaba/ en cada dengue que hacía/ que medio se lo perdía/ cuando Lucero la entraba.”
Por último debe decirse que más que gauchesco, el tono de Hilario Ascasubi es a veces de orillero criollo, de orillero de la campaña. Este rasgo lo diferencia de su inspirador Bartolomé Hidalgo, cuyo ámbito es de paisanos decentes, a pesar de algunas chocarrerías. Ø

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Cómo debería responder Estados Unidos a los ensayos nucleares de Corea del Norte?
  • ¿Cómo funciona el Cerebro?

    ¿Cómo funciona el Cerebro?

    “El Cerebro es la estructura más prominente sobre la Tierra. Use it or lose it.” Dra. Marian Diamond 1926-2017
    La Dra. Marian Diamond –descendiente de inmigrantes británicos y nacida en Glendale, California- estudió el cerebro y sus complejidades durante toda su vida profesional y siempre siguió sus propios consejos de “estar activa durante la Tercera Edad” (65+).

    Leer más...

Tapa # 211

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Mariela Caravetta

    Mariela Caravetta

    Lugar de residencia:
    Los Angeles, California

    Háblenos de su negocio/profesión:
    Soy abogada licenciada en el Estado de California. En la actualidad me dedico casi enteramente al área de inmigración, que es a su vez la que más satisfacciones me ha dado en el ámbito profesional. Por 20 años he ayudado a miles de familias a realizar su sueño de inmigrar legalmente a los Estados Unidos, ya sea para mejorar su porvenir económico, o escapando de opresiones e injusticias en sus países de origen. Tenemos una oficina en la ciudad de Los Angeles, y otra en el Valle de San Fernando (Van Nuys). Mi objetivo es dar un servicio honesto y personalizado, creando soluciones para mis clientes de acuerdo a sus objetivos.

    Leer más...  
  • Silvia De La Torre

    Silvia De La Torre

    Lugar de Residencia:
    Carson, California.

    Hablemos de su negocio:
    Comencé con esta profesión en 1998, y en el 2000 abrí mi oficina en la ciudad de Carson. Me especializo en seguros de la línea personal, comercial y también de vida. La continua capacitación que recibo, junto con mi experiencia, me permite entender las necesidades que cada cliente tiene y poder recomendarles el producto adecuado a sus necesidades. Creo que esta es una profesión muy gratificante porque me ha permitido comunicarme con mucha gente y ayudar a muchas familias a proteger su futuro.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • LEALA: La Escuela Argentina de Los Angeles

    Escuela Argentina

    Hacía tiempo que había escuchado de LEALA, pero sin niños en edad escolar, no había investigado de qué se trataba. En mi mente era una mezcla de proyecto de escuelita donde se hablaría en castellano, con un grupo de niños argentinos o hijos de argentinos asistiendo y creando lazos con nuestro país...

    Leer más...  
  • Empanada Man

    Empanada Man

    El Hombre Empanada
    Un gran paladar de la justicia

    Si bien Hollywood hizo famoso a superhéroes como Superman, Spiderman o Batman, la comunidad argentina del sur de California aportó lo suyo con un modesto héroe local. ¿Sus poderes? Preparar deliciosas empanadas que harían dudar a los mencionados paladines de la justicia entre perseguir a los más temibles villanos u olvidarse por un rato de sus responsabilidades y sentarse a comer una “salteña”.

    Leer más...  

Recetas

Leyendas

  • Leyenda: El Girasol

    girasol

    Pirayú era cacique de una tribu que vivía a orillas del río Paraná. Mandió era cacique de una tribu vecina. Pirayú y Mandió eran buenos amigos. De ahí que sus pueblos intercambiaban en paz artesanías y alimentos.

    Leer más...  
  • Leyenda: El Camalote

    El Camalote por Angelo Calamera

    Dicen que antes, en el Río Paraná, no existían los camalotes. Que la tierra era tierra, el agua, agua y las islas, islas. Antes, cuando no habían llegado los españoles y en las orillas del río vivían los guaraníes.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga