>
www.chugh.com

Save

Save

Save

Lugares para conocer: El puentecito

El puentecitoPulpería, fonda o restaurante, siempre una leyenda
Nació hace 131 años en una esquina de Barracas donde el barrio se hace río. Tardes de mate y guitarra, y noches de caña y de ginebra, convirtieron a “El puentecito” en un mito que ya es parte de la historia de la ciudad. Políticos, artistas y deportistas se acodaron alguna vez en su largo mostrador.

“Mi nombre es El puentecito; entre el humo de garito, de Barracas soy un hito, mis mientes vienen y van, vivo en Avenida Vieytes ochavando con Luján”. Con estos versos, alguna vez un payador quiso dar vida y voz al tradicional restaurante que con más de un siglo de funcionamiento, se convirtió en una institución para los vecinos de Barracas. “El puentecito” nacía en noviembre de 1873, a pocos metros de lo que hoy es el viejo “Puente Pueyrredón” (entonces, puente de Cálvez). Aunque algunos atribuyen a esta cercanía el motivo de su nombre, los que más conocen de su leyenda aseguran que en realidad hacía referencia a un pequeño puente de madera, bajo el cual corría un arroyo, muy cerca de la zona.
Allá por 1750 ese mismo lugar era una pulpería, donde los gauchos iban a tomar tragos de ginebra y caña. Sus actuales dueños descubrieron en el patio del local lo que había sido un depósito (un pozo de 5 metros de profundidad) que aún se sigue utilizando para mantener fresco el vino. No es mucho lo que se conserva de aquel entonces: sólo quedan rastros de lo que se llamaba “La matera”, una pieza en torno a la cual los hombres se sentaban en rueda a tomar mate. Con el correr del tiempo, el lugar fue cambiando de fisonomía. Pulpería, despacho de bebidas, almacén y finalmente fonda en 1873. En sus comienzos fue bautizada “La cancha” porque se jugaba a la pelota vasca en un frontón (con la mano y un paño de cuero). Los vascos lecheros que venían a caballo no dudaban en abandonar sus carros por un rato y detenerse en la cantina para disfrutar de buenas comidas, bebidas y diversión. Además de la pelota vasca, estaba la cancha de bochas. No sólo el público de barracas sino de todos los alrededores se entretenía en la fonda que permanecía abierta todo el día.
Aunque las canchas ya no existen más, la modalidad no cambió: como desde hace un siglo, “El puentecito” está siempre abierto. “Solamente cerramos en Navidad y Año Nuevo”, aclara David Debenedetti, uno de sus actuales dueños. Siendo el mozo de la cantina, David se convirtió en propietario allá por el año 1960. Entonces la fonda pasó a llamarse restaurante y poco a poco fue abriendo sus puertas a toda la familia, pues la cantina era el lugar habitual de un público exclusivamente masculino. “Venían sobre todo los trabajadores de los frigoríficos”, comenta Debenedetti.
Pero ¿quién no pasó alguna vez por “El puentecito”?, se pregunta un hombre mientras toma un trago en el mostrador donde puede verse una enorme bandera Argentina.
No sólo los vecinos, sino también políticos, artistas y figuras del deporte fueron dejando sus huellas y agregando capítulos a su historia. Desde los célebres balcones que dan a la esquina de Vieytes y Luján, Hipólito Irigoyen dio su memorable discurso, antes de ser presidente en 1912. También el diputado socialista boquense Alfredo Palacios eligió este tradicional restaurante para pronunciarse. Raúl Alfonsín es recordado como aquel habitual cliente que jamás olvidaba al mozo que lo atendía, cada vez que visitaba el lugar.
El puentecitoOtro de los fieles clientes del restaurante fue el famoso escultor Julio César Vergottini, gran amigo de Benito Quinquela Martín. “Eran como hermanos”, señala Debenedetti. También pasó por el lugar el ilustre cantor Angel Vargas, más conocido como el ruiseñor de las calles porteñas. “Era muy común que la gente viniera con sus guitarras y se pusiera a cantar. Había muy buenos cantores”, recuerda su dueño. Hasta los diferentes planteles de Independiente y Racing se hicieron eco de la notoriedad del restaurante.
El 20 de noviembre este clásico porteño cumplió 131 años. A pesar de que se conserven las rejas, marquesinas, puertas y ventanas “que nunca aflojan”, dice Debenedetti, lo cierto es que los años obligaron a transformar su antiguo estilo.
Cada uno de sus rincones transmite un pedacito de esas anécdotas que fueron dando vida y significado al lugar, como si pudiera oírse el susurro de viejos relatos de época, como si sus muros, testigos del transcurrir del tiempo, revelaran mágicamente aquellas historias del pasado.
“El Puentecito” abre sus puertas todos los días del año en Vieytes 1895, esquina Luján, en el barrio de Barracas. Ø

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Cuál considera que es el principal desafío que enfrenta Argentina este año?
  • ¿Quiere que su tarjeta tenga “chip”?

    ¿Quiere que su tarjeta tenga “chip”?

    Antes del 2014, solo los americanos que viajaban a Europa sabían que en el Viejo Continente las cosas eran un poco distintas cuando se trataba de tarjetas de crédito.  Concretamente, que las tarjetas de crédito europeas tenían chip.  A esas las llamaban “smart cards”.   Y si la tuya no lo tenía, te miraban con cierta desconfianza.

    Leer más...

Tapa # 205

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Perfiles Nuestra Gente

  • Ana Marini-Genzon

    Ana Marini-GenzonLugar de residencia:
    Pasadena, California

    Háblenos de su profesión:
    Soy artista plástica y profesora de artes visuales. Me representan varias galerías en California, en donde mis obras se exponen con frecuencia. Algunas de ellas son: Artamo Gallery, en Santa Barbara; Gloria Delson Contemporary Arts, en Los Angeles; y The Loft at Liz, en Los Angeles. Participo en muestras anuales en “Santa Monica Museum of Art” y en otros museos. Mi obra se expone a nivel nacional e internacional. Soy profesora en “Mirman School for Gifted Chlildren” dede el año 1995. También he dictado cursos y/o seminarios en el “Museum of Latin American Art” y en el Long Beach Museum of Art.

    Leer más...  
  • Victoria Schiafino

    VeccLugar de residencia:
    Los Angeles, CA.

    Háblenos de su profesión:
    Soy fotógrafa y editora de fotos en una agencia que cubre paparazzi y eventos en la alfombra roja, como premieres de películas, Golden Globes y Oscars. En Argentina me dedicaba mucho a cubrir conciertos casi todos los días, fotos publicitarias y a modelos.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Eventos

    Miguel DaltonTango Extravaganza presenta: “Un show para el recuerdo”

    Con destacados artistas del ambiente local, Tango Extravaganza presentará en un mismo show diferentes estilos de nuestra música argentina. Leer más...  

  • Manhattan Barber Shop

    Di Nardi

    80 años de historia y un maestro peluquero que canta canciones italianas
    Pocas peluquerías en California pueden hacerle sombra a ese pedazo de historia que se emplaza a escasos metros de la playa en Manhattan Beach.

    Leer más...  

Recetas

Leyendas

  • Origen de los ríos Pilcomayo y Bermejo

    Leyenda

    En principio no existía el agua. Primero la Tierra, luego las plantas y los animales. Iloj, el creador, había puesto el agua y los peces en los troncos del samohú o palo borracho, que por esa razón ostentaba el tronco ventrudo que hoy sigue teniendo, aunque ya no aprisiona el líquido elemento.

    Leer más...  
  • Leyenda del colibrí

    Leyenda del colibrí

    Flor, una hermosa india de grandes ojos negros, amaba a un joven llamado Ágil. Éste pertenecía a una tribu enemiga y por lo tanto sólo podían verse a escondidas.
    Al atardecer, cuando el sol en el horizonte arde como una inmensa ascua, los dos novios se reunían en un bosque, junto a un arroyo cantarín y juguetón, que ponía su reflejo plateado en la penumbra verde. Los dos jóvenes podían verse sólo unos minutos, pues de lo contrario podían despertar sospechas.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga