>
www.chugh.com

Save

Save

Save

La Literatura Gauchesca • El Martín Fierro • Nota Nº 14

Molina CamposCuando se comienza a leer o a releer el Martín Fierro de José Hernández, se penetra en un territorio de magia contenido en un glorioso pasado. ("Daban entonces las armas/ pa defender los cantones,/ que eran lanzas y latones/ con ataduras de tiento.../ Las de juego no las cuento/ porque no había municiones").
Como sostiene Jorge Luis Borges, la acción de Ayacucho, con los patriotas dirigidos por el Mariscal Sucre, termina con la dominación española en América.
Pero cincuenta años después, en la Provincia de Buenos Aires, no había la conquista tocado a su fin. Al mando de Catriel, de Pincén o de Namuncurá, los indios desbastaban las estancias y más allá de Junín y de Azul, una línea de fortines marcaba la precaria frontera y trataba de contener a los indios.
El ejército se rebajaba a una función penal. Los enganchados en la tropa eran o malhechores o gauchos arbitrariamente arriados por las partidas policiales. ("Cantando estaba una vez / en una gran diversión,/ y aprovechó la ocasión/ como quiso el Juez de Paz.../ Se presentó y ahí no más/ hizo una arriada en montón" . "Juyeron los más matreros/ y lograron escapar,/ yo no quise disparar,/ soy manso y no había porqué/ muy tranquilo me quedé,/ y ansí me dejé agarrar").
Este régimen ilegal, al decir de Leopoldo Lugones, no tenía un término fijo, y Hernández escribió el Martín Fierro para denunciar ese régimen.
El protagonista, al principio, es un gaucho cualquiera; después llega a ser el individuo Martín Fierro que conocemos íntimamente.
Hernández no jugó a ser un gaucho para divertir o para divertirse; en la primera estrofa ya es naturalmente un gaucho. Pondera enseguida su facilidad de cantor : "Cantando me he de morir,/ cantando me han de enterrar,/ y cantando he de llegar/ al pie del Eterno Padre;/ dende el vientre de mi madre/ vine a este mundo a cantar".
Martín Fierro es arrastrado por una leva, donde empiezan sus desgracias y elegíacamente rememora su antigua felicidad. (" Tuve en mi pago en un tiempo/ hijos, hacienda y mujer/ pero empecé a padecer,/ me echaron a la frontera,/ ¡ y que iba hallar al volver ! / tan solo hallé la tapera").
Habría una contraposición entre la vida en las estancias en el tiempo de Rosas, con el desmedro y desolación de la época en que José Hernández escribe el Martín Fierro.
Este así lo describirá: "Venía la carne con cuero,/ la sabrosa carbonada,/ mazamorra bien pisada,/ los pasteles y el güen vino,/ pero ha querido el destino/ que todo aquello acabara".
Mandaron a Fierro a la frontera, donde conoció rigores y arbitrariedades, picardías de los pagadores y de los jefes, ineptitud de los enganchados italianos, pagos tardíos, castigos corporales, los azotes y el cepo colombiano. (1)
Pasan tres años y un día empiezan a pagar a la tropa, pero no a Fierro, porque su nombre no figura en la lista. Comprende que nada puede esperar y resuelve huir del fortín. Para desertar aprovecha una francachela del jefe y del Juez de Paz. ("Volví al cabo de tres años/ de tanto sufrir al ñudo,/ desertor, pobre y desnudo/ a procurar suerte nueva,/ y lo mesmo que el peludo/ enderecé pa mi cueva". "No hallé ni rastro del rancho/ ¡Sólo estaba la tapera!/ Por Cristo si aquello era/ pa enlutar el corazón/ ¡Yo juré en esa ocasión/ser más malo que una fiera".)
Su mujer se ha ido con otro, los hijos se habrán conchabado de peones.
Fierro no ha sabido de ellos durante largos años; los ha perdido, tal vez para siempre, en la incomunicación de la pobreza desvalida y analfabeta. Entonces resuelve ser un matrero, mejor dicho, el destino lo ha resuelto por él.
Uno de los críticos menos benévolos de José Hernández y de su obra, Carlos Octavio Bunge, jurisconsulto de nota además de literato, supo ver y destacar algunos aspectos del Martín Fierro: “Los mas típicos personajes del mester de gauchería son siempre gauchos malos en lucha contra las autoridades y la sociedad, tales como Martín Fierro, Juan Moreira, Pastor Luna, Juan Cuello y demás. El mismo Santos Vega se nos presenta así en la novela de Eduardo Gutiérrez y en el teatro popular. Recuerdan a los tradicionales facinerosos de Sierra Morena, como Diego Corrientes y los niños de Ecija. Sin embargo, son tan diversos el bandido andaluz y el "gaucho malo", que pueden considerarse tipos opuestos en su esencia y psicología, ya que no en sus dichos y modales. Aquél, roba siempre y rara vez mata, éste mata siempre y rara vez roba. Aquél, es burla y codicia, héroe cómico antes que trágico, éste gravedad y desinterés, héroe trágico antes que cómico. Aquél representa el crimen en la impunidad, éste la honradez en la desgracia. El uno es un pícaro con formas de caballero, el otro, un caballero con formas de pícaro. Por esto, la literatura del gaucho no resulta nunca en su tono y espíritu, literatura picaresca, antes bien fundamentalmente caballeresca. En rigor, la literatura de poncho y facón no es más que una manera rústica de la literatura de capa y espada.

(1) Cepo colombiano (Francisco I. Castro) Para suplir el cepo común que solía faltar en los campamentos, se ataban fuertemente las manos del reo por las muñecas, estando éste sentado en el suelo con las rodillas recogidas. Se le pasaban los brazos por fuera de ellas, y se colocaba un palo o fusil debajo de las rodillas y por encima de los brazos.

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Cuál es su mayor preocupación actual como residente del sur de California?
  • Cartas y más Cartas • Abril 2017

    La inmigración en los tiempos de Trump I

    Sr. Director:
    Acabo de ver en la tapa del último número de El Suplemento un error garrafal que se une al que vemos a diario en las noticias de radio TV o escritas acá en USA. Se olvidaron de agregar después de “inmigrantes” la palabra “indocumentados”. También ustedes ponen a todos en un montón, una descortesía para los legales. También en la página 17, la abogada de inmigración se equivoca al decir que los residentes legales deben naturalizarse. Mucha gente prefiere estar legales con “Green card” pero no naturalizarse porque muchos países de origen no aceptan la doble nacionalidad, y si se hacen ciudadanos deben renunciar a la original. Yo viajo con dos pasaportes: uno argentino y el otro americano por conveniencia. Si hago escala en Brasil, por ejemplo, entro como argentino, pues los americanos necesitan visa. (No sé si ha cambiado). Pero mucha gente tiene propiedades o negocios en otro país y se perjudican al renunciar su ciudadanía.

    Leer más...

Tapa # 206

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18005013127

Perfiles Nuestra Gente

  • Enrique Ahumada

    Enrique Ahumada

    Lugar de residencia:
    Brooklyn, New York.

    Háblenos de su profesión:
    He trabajado como creativo publicitario la mayor parte de mi vida. Ahora me concentro más en estrategia; pienso cómo hacer para que las marcas se inserten en la cultura y sean relevantes para la gente. Me apasiona la intersección entre las marcas y las cuestiones sociales. Escribo sobre estos temas, publico artículos y hago las veces de curador de estos contenidos en medios sociales como LinkedIn.

    Leer más...  
  • Miguel Dalton

    Miguel Dalton

    Lugar de Residencia: Lake Forest, California.
     
    Profesión: Soy ingeniero especializado en diseño y fabricación de matrices y maquinarias industriales, profesión a la que me dedico desde que llegué a los Estados Unidos. Años de sacrificio, luchando para superarme en mi profesión y al mismo tiempo aprendiendo el lenguaje de esta tierra, me permitieron realizar mi sueño de establecer una hermosa familia junto a mi querida esposa Mary. Mi otra gran pasión es el tango, expresión musical que interpreto cantando desde que era muy pequeño y todavía hoy, a pesar de tantos años, cada vez que subo a un escenario, es un nuevo sueño realizado.
    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Profesionales Argentinos: Oscar Márquez

    Oscar Márquez, Analia Romero y Raquel MárquezLa Radio como vehículo para rescatar las culturas latinoamericanas
    Hoy nos toca hacer una reseña de alguien a quien conocemos bien; no solo porque lo vemos -por lo general con un micrófono en la mano- sobre mil y un escenarios gauchescos, tangueros o de tinte latinoamericano. Lo conocemos, además, porque durante años colaboró con nuestra revista, sobre todo aportando sus versiones de las leyendas de los pueblos originarios de nuestra tierra.

    Leer más...  
  • Manhattan Barber Shop

    Di Nardi

    80 años de historia y un maestro peluquero que canta canciones italianas
    Pocas peluquerías en California pueden hacerle sombra a ese pedazo de historia que se emplaza a escasos metros de la playa en Manhattan Beach.

    Leer más...  

Recetas

  • Hamburguesas de Arroz

    Hamburguesas de Arroz

    Ingredientes
    • 300 gr de arroz (integral o blanco) cocido
    • 1 cebolla grande
    • 1 cucharada sopera de orégano
    • 2 cucharadas soperas de maicena
    • 1 cucharadita de té de sal
    • Pimienta y Aceite c/n Leer más...  

  • ÑOQUIS DE PAPA

    MichiIngredientes: 2 kilos de papa, 3 tazas de harina, 1 huevo y sal a gusto.

    Procederemos de la siguiente manera: Hervir las papas en abundante agua con sal. Hacer un puré. Luego se le agrega el huevo, más tarde se le va echando la harina hasta tener una masa blanca, pero no pegajosa.

    Leer más...

Leyendas

  • Huayrapuca

    Huayrapuca por Angelo Calamera

    En quichua, viento colorado, también denominado Huyrapuca. Mito múltiple y misterioso de los diaguita-calchaquíes. Es la madre de Shulco, el Viento; prima hermana del Remolino y pariente del Rayo. Viene a ser la diosa o espíritu del aire. Vive en las altas cumbres y en los profundos abismos cordilleranos.

    Leer más...  
  • Leyenda: El Camalote

    El Camalote por Angelo Calamera

    Dicen que antes, en el Río Paraná, no existían los camalotes. Que la tierra era tierra, el agua, agua y las islas, islas. Antes, cuando no habían llegado los españoles y en las orillas del río vivían los guaraníes.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga