>
quinn

Save

Save

Save

La Literatura Gauchesca • El Martín Fierro • Nota Nº 14

Molina CamposCuando se comienza a leer o a releer el Martín Fierro de José Hernández, se penetra en un territorio de magia contenido en un glorioso pasado. ("Daban entonces las armas/ pa defender los cantones,/ que eran lanzas y latones/ con ataduras de tiento.../ Las de juego no las cuento/ porque no había municiones").
Como sostiene Jorge Luis Borges, la acción de Ayacucho, con los patriotas dirigidos por el Mariscal Sucre, termina con la dominación española en América.
Pero cincuenta años después, en la Provincia de Buenos Aires, no había la conquista tocado a su fin. Al mando de Catriel, de Pincén o de Namuncurá, los indios desbastaban las estancias y más allá de Junín y de Azul, una línea de fortines marcaba la precaria frontera y trataba de contener a los indios.
El ejército se rebajaba a una función penal. Los enganchados en la tropa eran o malhechores o gauchos arbitrariamente arriados por las partidas policiales. ("Cantando estaba una vez / en una gran diversión,/ y aprovechó la ocasión/ como quiso el Juez de Paz.../ Se presentó y ahí no más/ hizo una arriada en montón" . "Juyeron los más matreros/ y lograron escapar,/ yo no quise disparar,/ soy manso y no había porqué/ muy tranquilo me quedé,/ y ansí me dejé agarrar").
Este régimen ilegal, al decir de Leopoldo Lugones, no tenía un término fijo, y Hernández escribió el Martín Fierro para denunciar ese régimen.
El protagonista, al principio, es un gaucho cualquiera; después llega a ser el individuo Martín Fierro que conocemos íntimamente.
Hernández no jugó a ser un gaucho para divertir o para divertirse; en la primera estrofa ya es naturalmente un gaucho. Pondera enseguida su facilidad de cantor : "Cantando me he de morir,/ cantando me han de enterrar,/ y cantando he de llegar/ al pie del Eterno Padre;/ dende el vientre de mi madre/ vine a este mundo a cantar".
Martín Fierro es arrastrado por una leva, donde empiezan sus desgracias y elegíacamente rememora su antigua felicidad. (" Tuve en mi pago en un tiempo/ hijos, hacienda y mujer/ pero empecé a padecer,/ me echaron a la frontera,/ ¡ y que iba hallar al volver ! / tan solo hallé la tapera").
Habría una contraposición entre la vida en las estancias en el tiempo de Rosas, con el desmedro y desolación de la época en que José Hernández escribe el Martín Fierro.
Este así lo describirá: "Venía la carne con cuero,/ la sabrosa carbonada,/ mazamorra bien pisada,/ los pasteles y el güen vino,/ pero ha querido el destino/ que todo aquello acabara".
Mandaron a Fierro a la frontera, donde conoció rigores y arbitrariedades, picardías de los pagadores y de los jefes, ineptitud de los enganchados italianos, pagos tardíos, castigos corporales, los azotes y el cepo colombiano. (1)
Pasan tres años y un día empiezan a pagar a la tropa, pero no a Fierro, porque su nombre no figura en la lista. Comprende que nada puede esperar y resuelve huir del fortín. Para desertar aprovecha una francachela del jefe y del Juez de Paz. ("Volví al cabo de tres años/ de tanto sufrir al ñudo,/ desertor, pobre y desnudo/ a procurar suerte nueva,/ y lo mesmo que el peludo/ enderecé pa mi cueva". "No hallé ni rastro del rancho/ ¡Sólo estaba la tapera!/ Por Cristo si aquello era/ pa enlutar el corazón/ ¡Yo juré en esa ocasión/ser más malo que una fiera".)
Su mujer se ha ido con otro, los hijos se habrán conchabado de peones.
Fierro no ha sabido de ellos durante largos años; los ha perdido, tal vez para siempre, en la incomunicación de la pobreza desvalida y analfabeta. Entonces resuelve ser un matrero, mejor dicho, el destino lo ha resuelto por él.
Uno de los críticos menos benévolos de José Hernández y de su obra, Carlos Octavio Bunge, jurisconsulto de nota además de literato, supo ver y destacar algunos aspectos del Martín Fierro: “Los mas típicos personajes del mester de gauchería son siempre gauchos malos en lucha contra las autoridades y la sociedad, tales como Martín Fierro, Juan Moreira, Pastor Luna, Juan Cuello y demás. El mismo Santos Vega se nos presenta así en la novela de Eduardo Gutiérrez y en el teatro popular. Recuerdan a los tradicionales facinerosos de Sierra Morena, como Diego Corrientes y los niños de Ecija. Sin embargo, son tan diversos el bandido andaluz y el "gaucho malo", que pueden considerarse tipos opuestos en su esencia y psicología, ya que no en sus dichos y modales. Aquél, roba siempre y rara vez mata, éste mata siempre y rara vez roba. Aquél, es burla y codicia, héroe cómico antes que trágico, éste gravedad y desinterés, héroe trágico antes que cómico. Aquél representa el crimen en la impunidad, éste la honradez en la desgracia. El uno es un pícaro con formas de caballero, el otro, un caballero con formas de pícaro. Por esto, la literatura del gaucho no resulta nunca en su tono y espíritu, literatura picaresca, antes bien fundamentalmente caballeresca. En rigor, la literatura de poncho y facón no es más que una manera rústica de la literatura de capa y espada.

(1) Cepo colombiano (Francisco I. Castro) Para suplir el cepo común que solía faltar en los campamentos, se ataban fuertemente las manos del reo por las muñecas, estando éste sentado en el suelo con las rodillas recogidas. Se le pasaban los brazos por fuera de ellas, y se colocaba un palo o fusil debajo de las rodillas y por encima de los brazos.

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Cómo debería responder Estados Unidos a los ensayos nucleares de Corea del Norte?
  • Gardel en la pantalla grande

    Gardel en la pantalla grande

    Ciclo de cine latino en Los Angeles
    El prestigioso Archivo de Cine y Televisión de la Universidad de California en Los Angeles, acaba de lanzar un festival de cine en dos salas de esta ciudad, la Billy Wilder Theatre y el Downtown Independent, en el marco de un evento llamado “Recuerdos de un Cine en Español”.   

    Leer más...

Tapa # 211

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Alicia Savio

    Alicia Savio

    Lugar de residencia:
    Los Angeles, California.

    Háblenos de su profesión:
    Soy pintora y escultora. En Argentina, ya había expuesto mis cuadros en el Museo Sívori y presenté el homenaje a los bailarines fallecidos del Teatro Colón, José Neglia y Norma Fontenla. Cuando vine a los Estados Unidos, tuve la oportunidad de presentar mis obras en varias Universidades, como USC y UCLA, y pinté un mural para Cal State Los Angeles.

    Leer más...  
  • Rubén Loioco

    Rubén Loioco

    Lugar de residencia:
    Los Angeles, CA.

    Háblenos de su negocio/profesión:
    Soy un atípico agente de inmuebles, porque mis servicios son de trato personal y solo con el afán de satisfacer al cliente. También, como complemento de mis servicios, me certifiqué como Certified Small Business Administration Consultant.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • El Morfi

    El Morfi

    Delicias argentinas como en el comedor de su casa
    Ubicado en el centro de la ciudad de Glendale, frente al histórico Alex Theatre, rodeado de muchas oficinas y con más de dos décadas de presencia en la comunidad, El Morfi es ya una institución entre los restaurantes argentinos del sur de California. Su dueño, René Vildoza, no duda un instante en definirlo como un restaurante cien por ciento familiar.

    Leer más...  
  • Racing Club estrena filial en California

    Racing Club estrena filial en California

    Racing Club de Avellaneda, el primer “grande” de la Argentina, llegó a California. El pasado día 9 de mayo se creó la filial oficial de Racing Club en California. Un grupo de amigos y conocidos (Lucho, Mariano, Andrés, Matías, Martín, Francois, Juan, Ismael, Ariel, Andrew, Robert, Diego, Tola y Nico) decidieron hacer realidad el gran sueño de poder vivir y respirar Racing día a día a nivel local. Los proyectos a realizar: formar un equipo de fútbol, y asistir a diferentes eventos deportivos y sociales, siempre representando al club de la mejor manera posible. Leer más...  

Recetas

  • Pastafrola

    Pastafrola

    Ingredientes:
    Para la masa:
    • 150g. de manteca a temperatura ambiente
    • 150g. de azúcar
    • 2 huevos
    • 300g. de harina
    • 1 cucharadita de polvo de hornear (Levadura en polvo, 1 sobre) Leer más...  

  • Ñoquis de papas. Recetas Veganas

    Ñoquis de papa

    Ingredientes
    • 1 Kg de papas
    • 350 grs de harina 0000
    • Aceite
    • Pimienta y sal a gusto
    • Nuez moscada (opcional)

    Preparación
    1) Hervir las papas enteras para que conserven el almidón.

    Leer más...

Leyendas

  • LEYENDAS, MITOS Y CREENCIAS: Zorrerías

    Dibujo: Angelo CalameraUn día el Oso encontró al Zorro que marchaba tranquilamente por un sendero, llevando en su boca algunos peces que acababa de robar.
    "¿Dónde los has tomado? preguntó el Oso.

    Leer más...  
  • Origen de los ríos Pilcomayo y Bermejo

    Leyenda

    En principio no existía el agua. Primero la Tierra, luego las plantas y los animales. Iloj, el creador, había puesto el agua y los peces en los troncos del samohú o palo borracho, que por esa razón ostentaba el tronco ventrudo que hoy sigue teniendo, aunque ya no aprisiona el líquido elemento.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga