>
www.chugh.com

Save

Save

Save

La Literatura Gauchesca • El Martín Fierro • Nota Nº 14

Molina CamposCuando se comienza a leer o a releer el Martín Fierro de José Hernández, se penetra en un territorio de magia contenido en un glorioso pasado. ("Daban entonces las armas/ pa defender los cantones,/ que eran lanzas y latones/ con ataduras de tiento.../ Las de juego no las cuento/ porque no había municiones").
Como sostiene Jorge Luis Borges, la acción de Ayacucho, con los patriotas dirigidos por el Mariscal Sucre, termina con la dominación española en América.
Pero cincuenta años después, en la Provincia de Buenos Aires, no había la conquista tocado a su fin. Al mando de Catriel, de Pincén o de Namuncurá, los indios desbastaban las estancias y más allá de Junín y de Azul, una línea de fortines marcaba la precaria frontera y trataba de contener a los indios.
El ejército se rebajaba a una función penal. Los enganchados en la tropa eran o malhechores o gauchos arbitrariamente arriados por las partidas policiales. ("Cantando estaba una vez / en una gran diversión,/ y aprovechó la ocasión/ como quiso el Juez de Paz.../ Se presentó y ahí no más/ hizo una arriada en montón" . "Juyeron los más matreros/ y lograron escapar,/ yo no quise disparar,/ soy manso y no había porqué/ muy tranquilo me quedé,/ y ansí me dejé agarrar").
Este régimen ilegal, al decir de Leopoldo Lugones, no tenía un término fijo, y Hernández escribió el Martín Fierro para denunciar ese régimen.
El protagonista, al principio, es un gaucho cualquiera; después llega a ser el individuo Martín Fierro que conocemos íntimamente.
Hernández no jugó a ser un gaucho para divertir o para divertirse; en la primera estrofa ya es naturalmente un gaucho. Pondera enseguida su facilidad de cantor : "Cantando me he de morir,/ cantando me han de enterrar,/ y cantando he de llegar/ al pie del Eterno Padre;/ dende el vientre de mi madre/ vine a este mundo a cantar".
Martín Fierro es arrastrado por una leva, donde empiezan sus desgracias y elegíacamente rememora su antigua felicidad. (" Tuve en mi pago en un tiempo/ hijos, hacienda y mujer/ pero empecé a padecer,/ me echaron a la frontera,/ ¡ y que iba hallar al volver ! / tan solo hallé la tapera").
Habría una contraposición entre la vida en las estancias en el tiempo de Rosas, con el desmedro y desolación de la época en que José Hernández escribe el Martín Fierro.
Este así lo describirá: "Venía la carne con cuero,/ la sabrosa carbonada,/ mazamorra bien pisada,/ los pasteles y el güen vino,/ pero ha querido el destino/ que todo aquello acabara".
Mandaron a Fierro a la frontera, donde conoció rigores y arbitrariedades, picardías de los pagadores y de los jefes, ineptitud de los enganchados italianos, pagos tardíos, castigos corporales, los azotes y el cepo colombiano. (1)
Pasan tres años y un día empiezan a pagar a la tropa, pero no a Fierro, porque su nombre no figura en la lista. Comprende que nada puede esperar y resuelve huir del fortín. Para desertar aprovecha una francachela del jefe y del Juez de Paz. ("Volví al cabo de tres años/ de tanto sufrir al ñudo,/ desertor, pobre y desnudo/ a procurar suerte nueva,/ y lo mesmo que el peludo/ enderecé pa mi cueva". "No hallé ni rastro del rancho/ ¡Sólo estaba la tapera!/ Por Cristo si aquello era/ pa enlutar el corazón/ ¡Yo juré en esa ocasión/ser más malo que una fiera".)
Su mujer se ha ido con otro, los hijos se habrán conchabado de peones.
Fierro no ha sabido de ellos durante largos años; los ha perdido, tal vez para siempre, en la incomunicación de la pobreza desvalida y analfabeta. Entonces resuelve ser un matrero, mejor dicho, el destino lo ha resuelto por él.
Uno de los críticos menos benévolos de José Hernández y de su obra, Carlos Octavio Bunge, jurisconsulto de nota además de literato, supo ver y destacar algunos aspectos del Martín Fierro: “Los mas típicos personajes del mester de gauchería son siempre gauchos malos en lucha contra las autoridades y la sociedad, tales como Martín Fierro, Juan Moreira, Pastor Luna, Juan Cuello y demás. El mismo Santos Vega se nos presenta así en la novela de Eduardo Gutiérrez y en el teatro popular. Recuerdan a los tradicionales facinerosos de Sierra Morena, como Diego Corrientes y los niños de Ecija. Sin embargo, son tan diversos el bandido andaluz y el "gaucho malo", que pueden considerarse tipos opuestos en su esencia y psicología, ya que no en sus dichos y modales. Aquél, roba siempre y rara vez mata, éste mata siempre y rara vez roba. Aquél, es burla y codicia, héroe cómico antes que trágico, éste gravedad y desinterés, héroe trágico antes que cómico. Aquél representa el crimen en la impunidad, éste la honradez en la desgracia. El uno es un pícaro con formas de caballero, el otro, un caballero con formas de pícaro. Por esto, la literatura del gaucho no resulta nunca en su tono y espíritu, literatura picaresca, antes bien fundamentalmente caballeresca. En rigor, la literatura de poncho y facón no es más que una manera rústica de la literatura de capa y espada.

(1) Cepo colombiano (Francisco I. Castro) Para suplir el cepo común que solía faltar en los campamentos, se ataban fuertemente las manos del reo por las muñecas, estando éste sentado en el suelo con las rodillas recogidas. Se le pasaban los brazos por fuera de ellas, y se colocaba un palo o fusil debajo de las rodillas y por encima de los brazos.

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

Con Estados Unidos perdiendo influencia a nivel internacional, ¿quién considera que se posicionará como líder mundial para los próximos 10 años?
  • Perdidos en el tiempo: Los relatos de Fiorabanti y José María Muñoz

    Los relatos de Fiorabanti y José María Muñoz

    Los fanáticos del fútbol que hoy despuntan canas nunca olvidarán a aquellos relatores de fútbol que transmitían los partidos de primera división por radio. Aunque no pasara demasiado dentro del campo de juego, ellos, con sus voces inconfundibles y su inagotable imaginación nos hacían vibrar de emoción con las llegadas al arco de los delanteros de nuestro equipo o sufrir hasta lo imposible cuando los nuestros eran quienes se defendían con uñas y dientes frente a los avances de los contrarios.

    Leer más...

Tapa # 209

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Juan José Orlandoni

    Juan OrlandoniNombre:
    Juan José Orlandoni

    Lugar de residencia:
    Granada Hills, California

    Háblenos de su negocio/profesión:
    The Gauchos, asador profesional. Ofrecemos servicios de parrilladas argentinas a domicilio, incluyendo shows de cantores y guitarreros.

    Leer más...  
  • Marisa Caichiolo

    Marisa CachioloLugar de residencia:
    Los Angeles, California.

    Háblenos de su profesión:
    Soy artista visual; estudié Bellas Artes y Psicología en Argentina y aquí profundicé mi carrera dentro del arte en estudios curatoriales. Trabajé en Animación, realizando diseño de color en Rugrats y The Thornberrys Movie para Paramount Pictures y Nickelodeon durante cuatro años.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Krystal Zanel

    Krystal

    Una reina de sangre criolla. Miss Amazing 2015
    A Krystal Zanel le gusta el cine, hacer deportes, salir con amigos y tomar clases de actuación… todas actividades que comparten millones de chicas en este país y el resto del mundo. ¿Qué es entonces lo que la hace “Amazing”?

    Leer más...  
  • SteamPope: El Papa Francisco recibió al presidente del Circus Vargas

    El Papa Francisco recibió al presidente del Circus Vargas

    El Papa Francisco, al que algunos califican como "el rock star del Vaticano" debido a su inmensa popularidad dentro y fuera de los círculos religiosos, mantiene las puertas de la Santa Sede abiertas de par en par para recibir a todo tipo de personas, desde personajes famosos de la política o el arte, hasta vecinos de Roma o aquellos que se acercan desde los lugares más remotos del mundo.

    Leer más...  

Recetas

  • Hamburguesas de Arroz

    Hamburguesas de Arroz

    Ingredientes
    • 300 gr de arroz (integral o blanco) cocido
    • 1 cebolla grande
    • 1 cucharada sopera de orégano
    • 2 cucharadas soperas de maicena
    • 1 cucharadita de té de sal
    • Pimienta y Aceite c/n Leer más...  

  • Acelgas en Batatas Asadas

    Acelgas en Batatas Asadas

    Ingredientes (4 p.)
    • 1 kg. de acelgas
    • 4 batatas
    • 1 cebolla
    • 1 zanahoria
    • 2 dientes de ajo
    • 200 gr. de queso
    • agua

    Leer más...

Leyendas

  • La leyenda del Indio Bamba

    La leyenda del Indio Bamba

    Nuestra Córdoba se caracteriza por muchas cosas: comida, música, paisajes, etc. Pero además de eso hay muchas historias y leyendas que duermen en los estantes de las bibliotecas y que además están vivas en el recuerdo de los memoriosos, esos que escucharon la historias a los pies de sus abuelos a comienzos de siglo. Esto es Historia viva. Leer más...  

  • Leyenda del colibrí

    Leyenda del colibrí

    Flor, una hermosa india de grandes ojos negros, amaba a un joven llamado Ágil. Éste pertenecía a una tribu enemiga y por lo tanto sólo podían verse a escondidas.
    Al atardecer, cuando el sol en el horizonte arde como una inmensa ascua, los dos novios se reunían en un bosque, junto a un arroyo cantarín y juguetón, que ponía su reflejo plateado en la penumbra verde. Los dos jóvenes podían verse sólo unos minutos, pues de lo contrario podían despertar sospechas.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga