>
www.chugh.com

Save

Save

Save

El sueño argentino

El sueño argentinoAl finalizar la última dictadura militar, el pueblo argentino despertó de su más horrible pesadilla y comenzó a vivir un período de esplendor. Todo era posible en este amanecer, valía la pena luchar por una sociedad mejor, ya que existía la certeza de que la victoria estaba al alcance de la mano. Sin embargo, a medida que pasaron los años, las marchas populares y manifestaciones políticas se hicieron cada vez menos multitudinarias, los teatros callejeros y recitales espontáneos en las plazas fueron desapareciendo, y muchas caras se fueron alargando otra vez de la mano del desempleo, la violencia, la crisis educativa... ¿La lucha continúa? Sí, aunque somos muchos menos los que la peleamos con la esperanza de que a fuerza de participación popular las cosas van a cambiar.

Año 1983: La vuelta de la democracia, de la esperanza y principalmente de la vida. El país veía renacer el espíritu democrático, la gente tenía esperanzas. Había discusión política  hasta en los lugares más impensados. Los argentinos participábamos y opinábamos en todos lados, en el bar del barrio, en el café de la esquina, en la universidad, en el trabajo, estábamos contentos, teníamos  futuro.
Había una profunda confianza en lo que venía. Todos queríamos ser parte de ello. Cualquiera fuera tu idea política, lo único que sentías era que tenías “GANAS”.
Cada estadio, cada plaza, cada lugar donde un político disertaba se llenaba de gente autoconvocada; no eran necesarios, salvo excepciones, los micros para empujar a la gente ni el choripán y la coca. La gran mayoría de la población quería participar.
Los políticos daban sus propuestas y sobre todo hasta el momento de la elección presidencial nadie sabía a ciencia cierta quién iba a ser el ganador.
Todo se definió en el día de la elección, en el que los dos grandes partidos mayoritarios pelearon cabeza a cabeza para lograr la presidencia.
La transmisión televisiva duró hasta altas horas de la madrugada y fueron muchos los que se quedaron frente al televisor siguiendo voto a voto el escrutinio. Éramos un pueblo esperanzado.
Ha pasado casi un cuarto de siglo después de la restauración democrática, el período más largo de vigencia de los plenos derechos civiles desde 1930. Y en el medio ¿qué? Un gobierno que se le va de las manos a Raúl Alfonsín, crisis económica e hiperinflación, un gobernante que elegimos la mayoría del pueblo que no supo, no quiso o no pudo llevar adelante los cambios que el país necesitaba para lograr el ansiado bienestar de la población y un partido opositor, el peronismo, siempre atento a pegarle la última puñalada al moribundo.
Luego viene Carlos Menem con su corrupción. Menem y su desmantelamiento total del país. Más tarde llega una nueva esperanza con el Frepaso y el somnoliento Fernando De la Rúa; su incapacidad, sumada a los traidores tanto dentro como fuera de su gobierno, propicia su caída y una de las crisis más graves de nuestra historia en el 2001. “Que se vayan todos” y los cinco presidentes en una semana, Eduardo Duhalde y su maldita devaluación asimétrica y luego Néstor Kirchner, de quien ya se ha hablado largamente en estos cuatro años.
Un gobierno con ribetes populistas que nos está haciendo perder otra oportunidad única para el esperado despegue y que como ya sabemos en carne propia, al final de cada experimento populista, la situación de la gente es peor que al inicio.

Año 2007: A un mes de nuevas elecciones, lo que llama profundamente la atención en vísperas de otro acto eleccionario es el escaso interés y vocación participativa del electorado como un problema que los expertos deberían analizar.
Estas elecciones, sin ninguna duda serán las más aburridas desde el regreso de la democracia, producto de la falta de interés que generan.
Y en esto hay dos puntos a analizar: por un lado, el pueblo que parece anestesiado y por el otro, el seguro triunfo de la candidata oficialista.
La mayoría de los argentinos está en un estado que podríamos llamar de aletargamiento; luego de los cimbronazos y sopapos que le propinaron en los últimos años, cree que ya nada puede hacerse para cambiar el statu quo. Algunos por comodidad, otros por pesimismo, creen que nada está en sus manos para cambiar el hecho de que nos gobiernen los mismos de siempre, porque existe el convencimiento generalizado de que los únicos que hacen algo son los peronistas y que a la larga si ganan otros, los peronistas harán todo lo posible para voltearlos.
Todo esto lleva a la situación planteada hoy en día, la convicción de que el resultado está puesto, nada se podrá hacer para que cambie y a nadie ya parece seducirle la idea de que el cambio vendrá con participación cívica.
Pero este convencimiento sobre quién ganará en las próximas elecciones no ocurre sólo con el electorado sino también entre los candidatos oficialistas y de la oposición.
Nada de todo lo mal que se hizo en estos últimos tiempos cambiará el escrutinio final… los argentinos están aletargados.
¿Los Argentinos quieren un cambio o prefieren vivir en una nube?
La campaña electoral, mientras tanto, sigue teniendo características curiosas. Roberto Lavagna es el candidato que más habla de lo que haría si ganara; Elisa Carrió, de lo que no haría, y Cristina Kirchner, de ninguna de las dos cosas: propone mostrar sus cartas cuando sea elegida, y sin decir nada es la candidata con mayor intención de voto.
El pueblo es ciego, sordo y mudo. ¿No escucha o no quiere escuchar? Sigamos durmiendo, que cuando nos despertemos seguramente la pesadilla será inmodificable.
Como dice algún sabio en la película “El hombre del año”: - Los políticos son como los pañales, hay que cambiarlos con frecuencia… - ®

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Qué considera debe hacerse con los inmigrantes indocumentados que no tengan ninguna causa criminal?
  • Editorial • Febrero 2017

    Editorial • Febrero 2017

    Con una foto partida al medio, así comenzamos el año por aquí, en un país dividido entre la esperanza y el espanto. Del lado izquierdo, la foto ilustra la toma de posesión del nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump; del lado derecho, las marchas de millones de mujeres (y hombres) en ciudades de todo el país repudiando al nuevo mandatario por sus posturas misóginas y xenófobas, tan solo un día después. Leer más...

204

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Perfiles Nuestra Gente

  • Adrián Schinoff

    Adrián SchinoffLugar de residencia: Los Angeles.

    Háblenos de su profesión:
    Soy productor musical y compositor. Viví 14 años en Madrid, y los últimos 7 trabajando en el mundo del flamenco. Hace 3 años vine a producir, junto a Gustavo Santaolalla, a Antonio Carmona, el cantante de Ketama, y fue cuando decidí mudarme aquí.

    Leer más...  
  • Mabel Katz

    Mabel Katz

    Lugar de residencia:
    Woodland Hills, California

    Háblenos de su profesión:
    Tengo dos títulos universitarios en Argentina (Contadora Publica y Lic. en Administración de Empresas). En Los  Angeles me convertí en una exitosa contadora, consultora de empresas y asesora fiscal.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Una particular reunión de mujeres en Woodland Hills

    Una particular reunión de mujeres en Woodland Hills

    50 mujeres se juntan para realizar actividades programadas

    La convocatoria vino en forma de mail y decía lo siguiente: Leer más...  

  • Profesionales Argentinos: Oscar Márquez

    Oscar Márquez, Analia Romero y Raquel MárquezLa Radio como vehículo para rescatar las culturas latinoamericanas
    Hoy nos toca hacer una reseña de alguien a quien conocemos bien; no solo porque lo vemos -por lo general con un micrófono en la mano- sobre mil y un escenarios gauchescos, tangueros o de tinte latinoamericano. Lo conocemos, además, porque durante años colaboró con nuestra revista, sobre todo aportando sus versiones de las leyendas de los pueblos originarios de nuestra tierra.

    Leer más...  

Recetas

Leyendas

  • Leyenda: Las Termas de Cacheuta

    Dibujo: Angelo Calamera

    Fue hacia el año 1532. Un chasqui llegó a las tierras de Cacheuta, el poderoso cacique cuyos dominios comprendían el valle de Mendoza y los alrededores. Ante el gran curaca, el emisario refirió los acontecimientos ocurridos: la pérdida de la libertad de Atahualpa, el gran señor inca, descendiente de Inti, que, hecho prisionero, esperaba ansioso el día de su liberación. Explicó al asombrado cacique la razón de su envío: llegaba a pedir su colaboración en el rescate del soberano prisionero. La fidelidad de Cacheuta no escatimó esfuerzos para cumplir con el mayor caudal a la salvación del señor de todos los quechuas. Convocó a sus vasallos, les exigió su cooperación y muy poco tiempo después un hato de llamas cargadas con petacas de cuero repletas de objetos de oro y plata estaban listas para emprender el viaje hacia el norte.

    Leer más...  
  • LEYENDAS, MITOS Y CREENCIAS: Zorrerías

    Dibujo: Angelo CalameraUn día el Oso encontró al Zorro que marchaba tranquilamente por un sendero, llevando en su boca algunos peces que acababa de robar.
    "¿Dónde los has tomado? preguntó el Oso.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga