>
www.chugh.com

Save

Save

Save

LA LITERATURA GAUCHESCA: ESTEBAN ECHEVERRIA • NOTA Nº 21

En los manuales de literatura argentina, se menciona a Esteban Echeverría como a otro de los autores del género gauchesco. Sin embargo, Echeverría no fue verdaderamente un autor de literatura gauchesca. Lo incluyen en el género porque fue el primero que, con La Cautiva (incluída en Rimas - publicado en 1827), cantó a la pampa y a sus habitantes.
La Cautiva no es un poema gauchesco, dado que no aparece el gaucho en él; pero al describir el desierto y la fuerza bravía de nuestras llanuras, en esa época en poder de los indios, abrió un horizonte nuevo: el de la poesía autóctona o nativa.
Vamos a considerar a La Cautiva, entonces, como una obra colateral a la gauchesca.
José Esteban Echeverría nació en Buenos Aires el 2 de septiembre de 1805 y murió en Montevideo el 20 de enero de 1851. Su padre, José Domingo Echeverría, era un comerciante vasco y su madre, Martina Espinosa, una descendiente de familia porteña.
El escritor perdió prematuramente a su padre y desde entonces sus estudios se interrumpieron varias veces, en parte por la situación revolucionaria del país y en parte por la vida disipada y de amoríos.
En 1824, cumpliendo con una costumbre, trabajó de empleado en el comercio de Sebastián Lezica y al año siguiente marchó para Europa. En París conoce el movimiento romántico con las lecturas de Enrique Byron, Víctor Hugo, Alfonso de Lamartine, Alfredo de Vigny, Juan W. Goethe, el Vizconde de Chateaubriand, etc.
Regresa a su país en 1830 y comienza a publicar poesías. Además, están muy lejos sus ideas de compartir la ideología unitaria. Buscó, por el contrario, elaborar una alternativa diferente a las dos facciones en pugna, tomando como modelo los principios revolucionarios de Mayo.
En 1832 publicó “Elvira”, en 1824 “Los Consuelos” y luego “Rimas”, en 1827.
No se contentó con los éxitos literarios, preocupándose mucho por los destinos del país. Se unió a Juan Bautista Alberdi, Miguel Cané (padre), Vicente Fidel López, José María Gutiérrez y otros, para echar las bases de la Asociación de Mayo en 1838. Sus aspiraciones fueron expuestas en el Dogma Socialista.
En 1840 tuvo que exiliarse en Montevideo, pasando una vida de penurias, agravadas por su falta de salud. Escribió allí “Insurrección del Sud”, “Avellaneda”, “El Ángel Caído” y en 1846 un “Manual de Enseñanza Moral” para las escuelas primarias, para difundir el ideario de Mayo.
Cuadro: Mauricio RugendasEl poema “La Cautiva” tiene nueve partes y un epílogo mediante los cuales relata una historia trágica que se desarrolla en la pampa, en la zona de indios, hacia una época indefinida pero posterior a la Independencia.
Un capitán Brian, preso de los indios, es rescatado por la valiente María, su mujer cautiva de aquellos, aprovechando que por una borrachera están dormidos, después de un festín horrible. Los desdichados huyen al desierto. Brian está herido y María afronta todos los riesgos para salvarle. Se refugian en un pajonal y descansan, pero un incendio agrava su situación. María se multiplica. Salva otra vez a su esposo, haciéndole cruzar el río, pero sus esfuerzos son inútiles. El guerrero muere en pleno delirio. María no desfallece, sigue hacia tierra de blancos en procura de su hijo, que la restituirá a la vida, pero los soldados de Brian que la encuentran, le anuncian que fue degollado por los indios. La infeliz no resiste y muere.
Todo esto está contado en diversidad de metros, entre los que predominan el octosílabo y el hexasílabo, organizados en décimas, sextinas y en romance, la estrofa popular española. El total de versos es de 2142.
La Cautiva comienza con estos versos: "Era la tarde, y la hora/ en que el sol la cresta dora/ de Los Andes. El desierto/ inconmensurable, abierto, / y misterioso a sus pies / se extiende; triste el semblante,/ solitario y taciturno/ como el mar, cuando un instante / al crepúsculo nocturno/ pone rienda a su altivez."
En el epílogo, ya muerta María, encontramos: "Oh, María! tu heroísmo,/ tu varonil fortaleza,/ tu juventud y belleza / merecieran fin mejor. / Ciegos de amor el abismo / fatal tus ojos no vieron,/ y sin vacilar se hundieron/ en él ardiendo de amor."
Se han puesto muchas objeciones que hacen al valor de Echeverría como poeta. Así, Pedro Henríquez Ureña, en Corrientes Literarias de América Hispánica, ha dicho: “Nunca llegó a ser un verdadero poeta, sus versos sólo arrojan sonidos opacos y su estilo carece de la magia de las imágenes”.
Le retacea originalidad Emilio Carilla, considerando que éste había traducido y copiado trozos enteros de sus autores predilectos.
Pero lo cierto es que La Cautiva tuvo un éxito inmediato. En el Diario de la Tarde, José María Gutiérrez hizo una crítica consagratoria. De la primera edición fueron enviados 500 ejemplares a España que se agotaron en Cádiz. La repercusión fue tan grande que al poco tiempo se reimprimió en España. En la Argentina fue reimpreso el volumen en 1843 en plena época de Juan Manuel de Rosas. En 1861, el poema fue vertido al alemán por Wilhelm Walter. Los hermanos Juan Cruz y Florencio Varela lo elogiaron.
La Cautiva incorpora, como hemos dicho, el paisaje argentino a la gran literatura. Da comienzo a una particular forma de entender la poesía nacional y da lugar a una tendencia que podemos denominar “la gauchesca culta”. ®

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Está de acuerdo con que, como muchos proponen, las selecciones deportivas argentinas usen camisetas solo con rayas horizontales, en lugar de las actuales verticales, para que reflejen más fielmente el diseño de nuestra bandera?
  • Página de Humor • Marzo 2017

    Dibujo Oscar Rospide

    Asunto: memoria
    Un matrimonio mayor es informado por el médico que todos los exámenes están muy bien, solo les sugiere que por los problemas de la memoria, hagan como todo el mundo, anoten cada cosa y no tendrán olvidos.
    Esa noche el señor le dice a su esposa, mientras miraban tv:
    -Mi amor, voy a la cocina, ¿quieres que te traiga algo?
    -Sí, porfa, un bol con helado de vainilla con unas frutillas encima. Recordá lo que nos sugirió el doctor: anotalo.
    -No hace falta- le contesta el esposo. ¿Algo más?

    Leer más...

Tapa # 207

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18005013127

Perfiles Nuestra Gente

  • Danny Pardo

    Danny Pardo

    Lugar de residencia: Los Angeles.

    Háblenos de su profesión  
    Hace 12 años que soy actor y antes fui empresario por 14 años. Arranqué mi carrera en Miami en el 2003 y desde entonces he sido lo que se conoce como un “working actor” por suerte. He tenido la oportunidad de trabajar con grandes nombres y celebridades de la TV y cine norteamericano, tanto en series de TV como en películas independientes, comerciales de TV y radio, películas animadas de Disney, videojuegos,  etc.

    Leer más...  
  • Gloria Otero

    gloria

    Lugar de residencia:
    Canyon Country, California

    Háblenos de su profesión
    Soy profesora y bailarina profesional de tango y folklore, así como también directora y productora del Otero Dance Co y el show teatral Rhythm and Passion.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Eventos

    Los Nocheros en el Royce Hall de UCLALos Nocheros en el Royce Hall de UCLA

    Como parte del Tour Internacional para celebrar su 30mo aniversario, el popular grupo argentino Los Nocheros presentará una actuación especial en el legendario Royce Hall, en el campus de UCLA, en Westwood. Leer más...  

  • Una particular reunión de mujeres en Woodland Hills

    Una particular reunión de mujeres en Woodland Hills

    50 mujeres se juntan para realizar actividades programadas

    La convocatoria vino en forma de mail y decía lo siguiente: Leer más...  

Recetas

Leyendas

  • Leyenda toba: El algodón

    Leyenda toba: El algodón

    Cuenta la leyenda que en lejanos tiempos, en el Gran Chaco, los indios eran felices, y no se conocían las estaciones, porque no había cambios de clima, ni fenómenos atmosféricos.
       En esa armonía y felicidad los indígenas brindaban todos sus tributos a Naktánoón (el bien). Esta actitud puso furioso a Nahuet Cagüen (el Mal) que vivía en las tinieblas, que para vengarse y calmar su ira creó a Nomaga (el invierno).

    Leer más...  
  • 2 Leyendas: Amovindo y Anta

    anta

    Amovindo
       Nos cuenta Félix Coluccio que este personaje de las costas del río Salado, en Santiago del Estero, debió vivir alrededor de 1785.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga