>
www.chugh.com

Save

Save

Save

La solidaridad soñada, al menos una vez, fue realidad

AMIAA través de los años las personas tendemos a aumentar nuestro nivel de escepticismo respecto al mundo que nos rodea; cada vez nos resulta más difícil creer fácilmente en utopías y mundos maravillosos. La experiencia de vida nos hace dudar de que todo lo que reluce sea tan bueno como parece, quizás por aquel viejo y sabio refrán de que “no todo lo que reluce es oro”. Y razones no nos faltan. Suele suceder que con el paso del tiempo, tanto amigos como parientes y/o conocidos terminan defraudándonos, de alguna u otra manera.
Obviamente, no incluyo en el grupo que termina desilusionándonos a los políticos, porque ya sabemos que a la corta o a la larga ellos irremediablemente nos van a defraudar, dado que forma parte de su esencia el mentir y engañar.
Al respecto, vale la pena recordar las palabras de Louis McHenry Howe (1871-1936), político estadounidense, quien fuera un asesor muy cercano e influyente del presidente Franklin Delano Roosevelt, quien dijo, con evidente conocimiento de causa, que “Nadie puede adoptar la política como profesión y seguir siendo honrado”.
A finales de la década de los 70, el famoso astrónomo y divulgador científico Carl Sagan, por medio de su libro y documental Cosmos, ilusionó a gran parte de la humanidad hablando maravillas de los orgullosos indios anasazi, nativos americanos antecesores de los actuales hopi, que habitaban el Cañón del Chaco, Nuevo México, a quienes describía como excelentes astrónomos, magníficos constructores, cultos y orgullosos. Según Carl Sagan, se trataba de un pueblo digno de admiración, por sus virtudes. Sin embargo, recientes descubrimientos en el Cañón del Chaco señalan que los anazasi, además de sus destacados conocimientos, eran despiadados y crueles.
En la década de los 90, los hallazgos de Richard Marlar de la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado demostraron que los anasazi eran despiadados caníbales. Tanto Marlar como sus colaboradores encontraron rastros de hemoglobina humana en los vasos de cerámica de la cultura anasazi, lo que indica que fueron cocinados con sangre humana. Pero la máxima confirmación del canibalismo de los anasazi provino del análisis de los coprolitos humanos (heces fosilizadas), encontrados en uno de sus antiguos asentamientos, dado que en ellos se comprobó la existencia de hemoglobina humana.
Es decir que, con el transcurso de los años y nuevos descubrimientos, los anasazi pasaron de ser una sociedad “excepcionalmente virtuosa” a una “normal y común”, como la mayoría de los pueblos de la historia humana, con sus virtudes y defectos.
Afortunadamente, suele suceder que, de tanto en tanto, las utopías se convierten en realidad. Son contadas y excepcionales ocasiones, pero absolutamente reales. Una de esas ocasiones se produjo luego del atentado a la AMIA en 1994. Luego del atentado, el más sangriento de la historia argentina, y mientras los socorristas rescataban a los heridos y muertos del brutal atentado, ochocientos jóvenes, judíos y no judíos, argentinos y extranjeros, se presentaron voluntariamente para recuperar el patrimonio cultural de la Fundación IWO (Instituto Judío de Investigaciones) de entre los escombros de la AMIA. El IWO funcionaba en el tercer y cuarto piso del edificio de la calle Pasteur 633, atesorando miles de libros, colecciones de arte, discos, pinturas, piezas únicas en Judaica y testimonios de lo acaecido durante el Holocausto y la Resistencia Judía en la Segunda Guerra Mundial.
Los ochocientos jóvenes, junto a las autoridades del IWO que los acompañaron, coordinaron, protegieron y se dedicaron a rescatar lo que al principio parecía imposible: decenas de miles de libros e incontables archivos, revistas, periódicos, fotografías, manuscritos, discos, documentos históricos, instrumentos musicales, pinturas, esculturas y otros objetos culturales, de entre los escombros.
Todos los voluntarios, fueran jóvenes o adultos, trabajaron sin cesar durante varios meses seguidos, enfrentando adversidades inimaginables y en un ambiente absolutamente hostil. Con frío, lluvia, amenazas de nuevas bombas, derrumbes y en un lugar impregnado de tristeza, muerte y dolor, los jóvenes, en esas horas sombrías de la historia argentina, aportaron la esperanza, la solidaridad y el optimismo necesarios para preservar la cultura que los terroristas habían querido destruir. Y lo más extraordinario es que lo hicieron en un ambiente de solidaridad excepcional, nunca antes visto. Porque los 800 jóvenes trabajaron durante meses sin que se produjeran conflictos, roces o discusiones.
A diferencia de lo que ocurre en la vida cotidiana o en la historia de algunos pueblos (como los anasazi), la solidaridad que los jóvenes voluntarios vivieron entre los escombros de la AMIA fue algo extraordinario. Pero a pesar de su excepcionalidad, esta historia nos permite volver a soñar, a creer en las utopías, ya que al menos es un ejemplo de la vida real donde la solidaridad absoluta, al menos una vez, se hizo realidad.
Algo que resulta muy esperanzador en estos tiempos de tanta individualidad, egoísmo e incertidumbre. Ø

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Cuál considera que es el principal desafío que enfrenta Argentina este año?
  • Buenos Aires contra los manteros

    Buenos Aires contra los manteros

    Combatiendo a una mafia que se apoderó de la Ciudad
    Se los llama “manteros” porque en un principio comenzaron a vender en las veredas y aceras de las principales calles y avenidas de la Ciudad de Buenos Aires colocando una simple manta en el suelo. Vendían productos artesanales fabricados por los propios vendedores o artículos personales como libros usados, algunos recuerdos, juguetes de la niñez, o ropa de la familia. Leer más...

Tapa # 205

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Perfiles Nuestra Gente

  • Gabriel Lerner

    Gabriel Lerner (Periodista) Lugar de residencia: Los Angeles

    Háblenos de su profesión:
    Soy el editor de La Opinión, el mayor diario en español de Estados Unidos; está sobrellevando muchísimos cambios para servir mejor a sus lectores y a la comunidad en un período dificilísimo para la prensa escrita. Antes trabajé para el Huffington Post como el editor de Voces, su sitio en español, y antes otra vez en La Opinión. Soy periodista.

    Leer más...  
  • Enrique Torres

    Enrique TorresLugar de residencia: Los Angeles, CA

    Háblenos de su profesión:
    Hago lo único que sé hacer: escribir. Y tengo la fortuna de que, de vez en cuando, alguno de mis trabajos es muy aceptado por el público, lo que me permite continuar en esta profesión. Mis telenovelas siguen dándome satisfacciones en todo el mundo. Y también pude cumplir mi sueño de escribir y producir mi propia película, filmada en Long Beach. Siempre digo que soy un privilegiado: hago lo único que sé hacer y puedo vivir de mi trabajo. Agradezco cada día la fortuna de estar vivo, sano y rodeado de los que amo.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Eventos

    Miguel DaltonTango Extravaganza presenta: “Un show para el recuerdo”

    Con destacados artistas del ambiente local, Tango Extravaganza presentará en un mismo show diferentes estilos de nuestra música argentina. Leer más...  

  • Manhattan Barber Shop

    Di Nardi

    80 años de historia y un maestro peluquero que canta canciones italianas
    Pocas peluquerías en California pueden hacerle sombra a ese pedazo de historia que se emplaza a escasos metros de la playa en Manhattan Beach.

    Leer más...  

Recetas

  • Torta Tofi

    Torta Tofi

    Con tantos posts de decoración… ¡me dio hambre! Como para cambiar un poco, acá va la receta de tarta Tofi “a mi manera”. Es una variante de la receta Mini-Pastafrola, porque generalmente para mis tartas siempre uso la misma base de masa y los mismos ingredientes. Mucho chocolate, mucho dulce de leche, merengue… y el azúcar por las nubes. Por eso les propongo las mini tartas, una porción pequeña y suficiente para darnos un gusto y cuidar nuestra salud.

    Leer más...  
  • Tarta de zapallitos

    tarta

    Necesitaremos: un disco de masa para tartas, un kg de zapallitos tiernos, una cebolla grande picada, 50 grs. de margarina, sal y pimienta, una cucharadita de orégano, tres huevos y media taza de queso rallado.

    Leer más...

Leyendas

  • Leyenda: El Girasol

    girasol

    Pirayú era cacique de una tribu que vivía a orillas del río Paraná. Mandió era cacique de una tribu vecina. Pirayú y Mandió eran buenos amigos. De ahí que sus pueblos intercambiaban en paz artesanías y alimentos.

    Leer más...  
  • 2 Leyendas: Amovindo y Anta

    anta

    Amovindo
       Nos cuenta Félix Coluccio que este personaje de las costas del río Salado, en Santiago del Estero, debió vivir alrededor de 1785.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga