>
www.chugh.com

Save

Save

Save

La solidaridad soñada, al menos una vez, fue realidad

AMIAA través de los años las personas tendemos a aumentar nuestro nivel de escepticismo respecto al mundo que nos rodea; cada vez nos resulta más difícil creer fácilmente en utopías y mundos maravillosos. La experiencia de vida nos hace dudar de que todo lo que reluce sea tan bueno como parece, quizás por aquel viejo y sabio refrán de que “no todo lo que reluce es oro”. Y razones no nos faltan. Suele suceder que con el paso del tiempo, tanto amigos como parientes y/o conocidos terminan defraudándonos, de alguna u otra manera.
Obviamente, no incluyo en el grupo que termina desilusionándonos a los políticos, porque ya sabemos que a la corta o a la larga ellos irremediablemente nos van a defraudar, dado que forma parte de su esencia el mentir y engañar.
Al respecto, vale la pena recordar las palabras de Louis McHenry Howe (1871-1936), político estadounidense, quien fuera un asesor muy cercano e influyente del presidente Franklin Delano Roosevelt, quien dijo, con evidente conocimiento de causa, que “Nadie puede adoptar la política como profesión y seguir siendo honrado”.
A finales de la década de los 70, el famoso astrónomo y divulgador científico Carl Sagan, por medio de su libro y documental Cosmos, ilusionó a gran parte de la humanidad hablando maravillas de los orgullosos indios anasazi, nativos americanos antecesores de los actuales hopi, que habitaban el Cañón del Chaco, Nuevo México, a quienes describía como excelentes astrónomos, magníficos constructores, cultos y orgullosos. Según Carl Sagan, se trataba de un pueblo digno de admiración, por sus virtudes. Sin embargo, recientes descubrimientos en el Cañón del Chaco señalan que los anazasi, además de sus destacados conocimientos, eran despiadados y crueles.
En la década de los 90, los hallazgos de Richard Marlar de la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado demostraron que los anasazi eran despiadados caníbales. Tanto Marlar como sus colaboradores encontraron rastros de hemoglobina humana en los vasos de cerámica de la cultura anasazi, lo que indica que fueron cocinados con sangre humana. Pero la máxima confirmación del canibalismo de los anasazi provino del análisis de los coprolitos humanos (heces fosilizadas), encontrados en uno de sus antiguos asentamientos, dado que en ellos se comprobó la existencia de hemoglobina humana.
Es decir que, con el transcurso de los años y nuevos descubrimientos, los anasazi pasaron de ser una sociedad “excepcionalmente virtuosa” a una “normal y común”, como la mayoría de los pueblos de la historia humana, con sus virtudes y defectos.
Afortunadamente, suele suceder que, de tanto en tanto, las utopías se convierten en realidad. Son contadas y excepcionales ocasiones, pero absolutamente reales. Una de esas ocasiones se produjo luego del atentado a la AMIA en 1994. Luego del atentado, el más sangriento de la historia argentina, y mientras los socorristas rescataban a los heridos y muertos del brutal atentado, ochocientos jóvenes, judíos y no judíos, argentinos y extranjeros, se presentaron voluntariamente para recuperar el patrimonio cultural de la Fundación IWO (Instituto Judío de Investigaciones) de entre los escombros de la AMIA. El IWO funcionaba en el tercer y cuarto piso del edificio de la calle Pasteur 633, atesorando miles de libros, colecciones de arte, discos, pinturas, piezas únicas en Judaica y testimonios de lo acaecido durante el Holocausto y la Resistencia Judía en la Segunda Guerra Mundial.
Los ochocientos jóvenes, junto a las autoridades del IWO que los acompañaron, coordinaron, protegieron y se dedicaron a rescatar lo que al principio parecía imposible: decenas de miles de libros e incontables archivos, revistas, periódicos, fotografías, manuscritos, discos, documentos históricos, instrumentos musicales, pinturas, esculturas y otros objetos culturales, de entre los escombros.
Todos los voluntarios, fueran jóvenes o adultos, trabajaron sin cesar durante varios meses seguidos, enfrentando adversidades inimaginables y en un ambiente absolutamente hostil. Con frío, lluvia, amenazas de nuevas bombas, derrumbes y en un lugar impregnado de tristeza, muerte y dolor, los jóvenes, en esas horas sombrías de la historia argentina, aportaron la esperanza, la solidaridad y el optimismo necesarios para preservar la cultura que los terroristas habían querido destruir. Y lo más extraordinario es que lo hicieron en un ambiente de solidaridad excepcional, nunca antes visto. Porque los 800 jóvenes trabajaron durante meses sin que se produjeran conflictos, roces o discusiones.
A diferencia de lo que ocurre en la vida cotidiana o en la historia de algunos pueblos (como los anasazi), la solidaridad que los jóvenes voluntarios vivieron entre los escombros de la AMIA fue algo extraordinario. Pero a pesar de su excepcionalidad, esta historia nos permite volver a soñar, a creer en las utopías, ya que al menos es un ejemplo de la vida real donde la solidaridad absoluta, al menos una vez, se hizo realidad.
Algo que resulta muy esperanzador en estos tiempos de tanta individualidad, egoísmo e incertidumbre. Ø

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Qué considera debe hacerse con los inmigrantes indocumentados que no tengan ninguna causa criminal?
  • Epidemia de Opioides en Estados Unidos

    Epidemia de Opioides en Estados Unidos

    Los Derivados del Opio son Adictivos
    En Estados Unidos existe una epidemia causada por la adicción a las drogas derivadas del opio. Las cifras estadísticas del Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades y el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas han reportado que “existen 2.6 millones de adictos a las drogas derivadas del opio (como la heroína y los pain-killers como fentanyl y oxycodone), habiéndose registrado miles de sobredosis fatales: 8,200 muertes en 1999 y 33,000 en 2015, superando al número de homicidios cometidos con armas de fuego.

    Leer más...

204

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Perfiles Nuestra Gente

  • Juan José Orlandoni

    Juan OrlandoniNombre:
    Juan José Orlandoni

    Lugar de residencia:
    Granada Hills, California

    Háblenos de su negocio/profesión:
    The Gauchos, asador profesional. Ofrecemos servicios de parrilladas argentinas a domicilio, incluyendo shows de cantores y guitarreros.

    Leer más...  
  • Perfil: Wally Navarro

    Perfil: Wally Navarro

    Director del programa de alimentación sana en escuelas

    Nombre:
    Wally Navarro

    Lugar de residencia:
    Glendale CA
     
    Háblenos de su profesión:
    Soy director del programa de alimentación sana en escuelas y profesor de tenis. Me desempeño en la Academy Glendale de tenis, donde fomentamos una alimentación adecuada y el movimiento, sobre todo para niños, aunque también para adultos, con una hermosa preparación física antes del comienzo de la actividad. También recorremos escuelas, viendo la gran problemática que hay con los niños por la inadecuada alimentación y el poco movimiento. Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • 50 años de la Asociación Argentina

    La casa de todos. 50 años de la Asociación Argentina

    Es un sensacional éxito para la Asociación Argentina de Los Angeles poder festejar su 50 aniversario, y desde este medio felicitamos a la actual Comisión Directiva y a todas las personas que a través de los años con su trabajo desinteresado de alguna manera hicieron esto posible. Los que conocen en detalle la historia de esta emblemática organización saben que no fue fácil llegar hasta aquí.  En el camino quedaron algunos momentos dramáticos donde el futuro era incierto. Pero el profundo deseo de muchas personas dentro de la comunidad local de seguir teniendo a la organización como punto de referencia fue determinante para su supervivencia y crecimiento. 

    Leer más...  
  • LEALA: La Escuela Argentina de Los Angeles

    Escuela Argentina

    Hacía tiempo que había escuchado de LEALA, pero sin niños en edad escolar, no había investigado de qué se trataba. En mi mente era una mezcla de proyecto de escuelita donde se hablaría en castellano, con un grupo de niños argentinos o hijos de argentinos asistiendo y creando lazos con nuestro país...

    Leer más...  

Recetas

  • Milanesas de berenjenas al horno

    Milanesa

    Ingredientes
    2 ó 3 Berenjenas grandes
    2 Dientes de ajo
    Perejil (medio atado)
    Sal
    2 Huevos

    Leer más...  
  • ¡MMM! ¡¡CHOCOTORTA!!

    Chocotorta

    El otro día sentí un poco de fresquito y me dieron ganas de comer algo rico a la tarde. Hice un inventario de lo que tenía en casa y me dije: “¡Chocotorta!”
    Enseguida colecté todos los ingredientes y puse manos a la obra. A continuación, la receta:

    Leer más...

Leyendas

  • Leyenda del colibrí

    Leyenda del colibrí

    Flor, una hermosa india de grandes ojos negros, amaba a un joven llamado Ágil. Éste pertenecía a una tribu enemiga y por lo tanto sólo podían verse a escondidas.
    Al atardecer, cuando el sol en el horizonte arde como una inmensa ascua, los dos novios se reunían en un bosque, junto a un arroyo cantarín y juguetón, que ponía su reflejo plateado en la penumbra verde. Los dos jóvenes podían verse sólo unos minutos, pues de lo contrario podían despertar sospechas.

    Leer más...  
  • Leyenda: El Girasol

    girasol

    Pirayú era cacique de una tribu que vivía a orillas del río Paraná. Mandió era cacique de una tribu vecina. Pirayú y Mandió eran buenos amigos. De ahí que sus pueblos intercambiaban en paz artesanías y alimentos.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga