>
quinn

Save

Save

Save

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

No nos quieran tanto

CristinaAsí como en el fútbol todos los que dependen de ese gran negocio se la pasan alabando continuamente “al público”, dándole a esto una singular preponderancia, en la política todos los actores que la componen hablan del “pueblo” o del “soberano” o como quieran llamarlo, como si realmente les importara más allá de la obtención del voto.

Los argentinos ya nos hemos acostumbrado a que cada vez que un político hace algo por el pueblo “agarrate Catalina”, porque lo más probable es que el menos beneficiado sea ese pueblo que tanto pregonan les importa. Seguramente y como pasa en muchos otros países de nuestra región, con gobiernos demagogos o paternalistas (aunque en nuestro caso sería hoy maternalista), algún nuevo bodrio nos quieren hacer comer.
El proyecto de ley destinado a terminar con el régimen de jubilación privada inaugurado en 1994 a través de las AFJP, va a convertirse en una nueva tragedia que lamentablemente ya no nos sorprende. Ojalá que el Congreso Nacional genere otra sorpresa agradable, como cuando frenó la ratificación legislativa de la resolución ME 125/08, la de las famosas retenciones.
El Gobierno, entre la opción de reducir el enorme gasto público promovido por el propio kirchnerismo o echar mano de los fondos de jubilaciones y pensiones, se quedó con esta última opción. Si los futuros jubilados no estaban muy seguros con el vendaval financiero que azota al mundo, en Argentina lo estarán menos.
Los fondos privados de pensión motivaron en los últimos tiempos un intenso debate en el mundo. Los países desarrollados coincidieron en que era necesaria, después del actual huracán, una mayor regulación de esos fondos que los trabajadores acumulan para vivir una vejez sin sobresaltos. Pero la Argentina no es un país desarrollado ni confiable.
Desde que en su primera presidencia Perón usó los fondos de las jubilaciones -por entonces puramente estatales- ningún otro gobierno argentino pudo evitar la seducción de hurgar en el dinero de las futuras “clases pasivas”.
El discurso del Gobierno puede encajar oportunamente en una circunstancia especial del mundo. Pero este Estado argentino carece de precedentes como para demostrar que en su poder los recursos de las jubilaciones estarán mejor cuidados. Por el contrario, y después de los históricos defaults y de las constantes refinanciaciones, lo más seguro es que los jubilados del futuro estarán tan mal o peor que los actuales, porque con sus fondos se intentará tapar la ineficacia financiera del Gobierno.
Esto último es lo más importante en este manotazo de ahogado de Kristina, dado que el próximo año será electoral y no se podrán reducir los gastos.
Quienes aportaron a las AFJP iban a recibir como monto jubilatorio una suma que depende de cuánto y cuándo aportaron, y de las inversiones que realizaron los directores financieros de las administradoras. Más pongo, más saco; antes pongo, más saco. Mejor invierten, más recibo; peor invierten, menos recibo.
Son las reglas del juego, que aceptó quien optó por el sistema y volvió a optar en 2007, cuando hubo opción para cambiar y no se pasó al régimen de reparto (a pesar de la intensa campaña pública y sindical al respecto).
En un noticiero argentino, días atrás, escuché a un humilde trabajador envuelto en la furia por lo que consideraba un golpe a su futuro bolsillo, quien lo explicaba así: “Con la AFJP tengo por lo menos un resumen de mi cuenta cada tres meses. ¿Qué sé yo qué harán ahora con mi plata? ¿Cómo puedo saber cuánto recibiré cuando me jubile?”.
La absoluta necesidad de fondos públicos, dada la imposibilidad de emitir nuevos títulos (no sólo por la crisis internacional, sino por cómo se encaró el canje en 2005), la dificultad de recurrir al siempre “benévolo” Hugo Chávez para que compre nuevos bonos, dado que el precio del petróleo cayó a la mitad; la reducción de ingresos por derechos de exportación, por el menor precio internacional de los granos, todo esto compromete "la caja". ¿Ajustar el gasto público? En Argentina eso no existe, mejor y más fácil es arrebatar fondos privados que le generarán obligaciones a los gobiernos… futuros.
El Poder Ejecutivo aduce querer defender nuestros intereses (otra vez el pueblo), reestatizando el sistema. Mejor debería dejar de complicarle la vida a las AFJP, enchufándole de prepo títulos públicos que luego paga distinto a como prometió. Regular lo que se hace mal y trabajar con especialistas en el tema y consensuar por un plan mejor si este no sirve. Pero ¿por qué tenemos que creer el argumento de la defensa de nuestra jubilación, cuando vemos cómo el Gobierno trata a sus jubilados?
El Gobierno adopta esta medida, no porque le interese el pueblo, sino como producto de una mezcla de absoluta necesidad y demagógica ideología. La necesidad la explicamos anteriormente; la ideología es la misma que llevó a la reestatización del Correo, Aguas Argentinas y Aerolíneas Argentinas. Tengo suficientes años como para no hacerme ilusiones respecto al funcionamiento de empresas en manos públicas en Argentina.
Digo una obviedad: lo privado o lo público no es malo “per se”, sino producto de los seres humanos que toman las decisiones, ya sean gerentes públicos o CEOs, como se los conoce ahora.
Pero un gobierno que se apropia de fondos previsionales privados de la manera que lo pretende hacer este gobierno, envía una señal muy peligrosa sobre lo que puede ocurrir en otras áreas.
Para ir finalizando y si aún con todo esto seguimos creyendo que esta medida en algo beneficia a los futuros jubilados, en el gobierno ponen al lobo a cuidar de las ovejas, ya que el titular de la ANSES (que sería el que tendría en sus manos el manejo de los fondos) posee un discutible currículum en cuanto a su capacidad de gestionar: en 1995, era gerente general de la empresa Venturino S. A., que quebró. En 2003, asumió como secretario de Hacienda del Municipio de la Costa y en 2005, aprobó un plan de viviendas que terminó en un gran desfalco de 20 millones de pesos. Las casas nunca se construyeron y ni Amado Boudou (de él hablamos) ni la municipalidad, presentaron denuncia alguna; debo destacar que hubo una investigación del concejo deliberante que fue convenientemente archivada a instancias del partido gobernante poco tiempo atrás. Este es el perfil de un funcionario que manejará 40 mil millones de dólares.
Alguien debería decirle a quiénes manejan nuestro destino, o sea, a los Kirchner, que las necesidades de caja no se resuelven a fuerza de saqueo –escondido, para peor- en discursos ideologizados para la ocasión.
Lo de las AFJP tiene muchos puntos en común con el conflicto con el campo. La secuencia es igual. A la urgencia del Gobierno para hacerse de dinero, de mucho dinero, de dinero rápido y fácil, le sigue una confiscación brutal, apresurada e inconsulta, decisión tomada una parte en la alcoba de Olivos y la otra parte que se justificará después con un florido relato para “el pueblo”.
La lógica recaudatoria también es la misma: ¿adónde hay mucha plata? ¿Adónde se puede hurgar sin que protesten? Antes, el blanco fue la "oligarquía terrateniente". Ahora, empresas capitalistas salvajes que hambrean a los jubilados. Antes, el objetivo era hacer escuelas, hospitales y caminos. Hoy, poner comida en la mesa de los viejitos. No se puede más que aplaudir cuando uno los escucha pero... quién mira hacia el futuro no puede más que preocuparse.
Y ya que empezamos relacionando al fútbol con la política, cuando el árbitro se equivoca en un partido se comienza a escuchar un ¡Ladrón!, !Ladrón!, que baja desde la tribuna. Seguramente en la puerta de la Residencia de Olivos se empezará a escuchar el mismo coro?: ¡Ladrones! ¡Ladrones!
Luego de este “bolsillazo” que intenta el Gobierno, las repercusiones no frenaron; un economista inglés, hablando sobre el tema, nos dejó una frase para finalizar: "Se han metido en el féretro sin que nadie los empujara". ©

Search

tel:18663121294
omaha-steaks---banner-ads
A partir del debate surgido por la desaparición del submarino ARA San Juan, ¿Qué debe hacer Argentina con sus fuerzas armadas?

Tapa # 213

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Danny Pardo

    Danny Pardo

    Lugar de residencia: Los Angeles.

    Háblenos de su profesión  
    Hace 12 años que soy actor y antes fui empresario por 14 años. Arranqué mi carrera en Miami en el 2003 y desde entonces he sido lo que se conoce como un “working actor” por suerte. He tenido la oportunidad de trabajar con grandes nombres y celebridades de la TV y cine norteamericano, tanto en series de TV como en películas independientes, comerciales de TV y radio, películas animadas de Disney, videojuegos,  etc.

    Leer más...  
  • Stella Milano

    Stella MilanoLugar de residencia:
    Los Angeles.

    Háblenos de su profesión:
    Soy actriz, cantante, y productora de espectáculos.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • LEALA: La Escuela Argentina de Los Angeles

    Escuela Argentina

    Hacía tiempo que había escuchado de LEALA, pero sin niños en edad escolar, no había investigado de qué se trataba. En mi mente era una mezcla de proyecto de escuelita donde se hablaría en castellano, con un grupo de niños argentinos o hijos de argentinos asistiendo y creando lazos con nuestro país...

    Leer más...  
  • En polo manda Argentina

    Los Cuatro Fantásticos junto a Rodney Fragodt, dueño de CPC

    Equipo blanquiceleste gana torneo local
    En fútbol, pasión de multitudes, la Selección Argentina anda de mal en peor y luchando para clasificarse para el próximo mundial. Sin embargo, en polo, pasión de... bueno, no muchos, se destaca una buena noticia para nuestra comunidad local.

    Leer más...  

Recetas

  • Tomates rellenos con ensalada rusa

    Tomates rellenos

    Si lo que buscamos es un plato fresco, con linda presentación, fácil y rápido de preparar, acá lo tenemos...

    Ingredientes
    3 Tomates medianos
    1 Zanahoria grande
    3 Papas chicas

    Leer más...  
  • Panqueques dulces y salados

    Panqueques dulces y salados

    Ingredientes para la masa (10 porciones)
    2 huevos
    220 gr. harina 0000
    500 cc. leche

    Instrucciones 30 minutos
    En un bol poner los huevos, revolver bien con batidor de alambre y agregar 100 gr. de harina. Mezclar nuevamente y una vez unida la mezcla sumar 250 cc de leche fría. Leer más...

Leyendas

  • Pueblos originarios: Los Comechingones

    Pueblos originarios: Los Comechingones

    Comechingón es la denominación vulgar con la cual se alude a una antigua etnia originaria de la República Argentina que a la llegada de los realistas españoles en el siglo XVI habitaba las Sierras Pampeanas de las actuales provincias de Córdoba y San Luis. Los comechingones se autodenominaban hênîa (al norte) y kâmîare (al sur); estos eran los dos grupos principales subdivididos en aproximadamente una decena de parcialidades.  

    Leer más...  
  • Leyenda: Las azucenas del bosque

    Leyenda: Las azucenas del bosque

    Tupá, el dios sol, creó los animales y los bosques, y luego de mucho tiempo comenzó a pensar en crear a los hombres, con la inteligencia suficiente para gobernar hasta a los animales más feroces. Luego convocó a Iyara (el cielo) y le pidió que le trajera arcilla de la tierra. Con esa greda, el dios hizo dos figuras humanas y les dio vida.

    Leer más...
tel:18557036600

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga