>
quinn

Save

Save

Save

1809

1809 Martín de Álzaga estuvo enfrentado a Santiago de Liniers durante años. Y eso culminaría con la llamada asonada del 1º de enero de 1809. Fue el intento de destituir al virrey del Río de la Plata de ese momento, por parte de aquel, amotinando a un grupo afín al Cabildo.
La oposición a Santiago de Liniers venía de hacía rato. Nombrado virrey en reemplazo de Rafael de Sobremonte por presión popular, el gobernador de Montevideo, Francisco Javier de Elío, había resistido su autoridad y aprovechó el hecho de que Liniers fuera francés para acusarlo de complotar con el Imperio Napoleónico que estaba en guerra contra España. Organizó entonces una Junta de Gobierno en Montevideo que desconoció la autoridad del virrey.
Y así fue como en Buenos Aires el 1º de enero de 1809 apoyado Martín de Álzaga por varios batallones de milicias de origen español se presentó ante el Cabildo, reclamando la renuncia de Liniers. Querían reemplazarlo por una Junta integrada por españoles peninsulares y dos criollos: Mariano Moreno (1778-1811) y el síndico Juan de Leyva.
Liniers se mostró sumiso en un primer momento, lo que desarmó momentáneamente a los sublevados. Pero con el apoyo del obispo Benito Lué volvieron a la carga exigiendo que el mando pasara al militar más antiguo, que era Ruiz Huidobro (1752-1813).
Antes de que pudiera Liniers renunciar intervino el coronel Cornelio Saavedra (1759-1821), comandante del regimiento de Patricios, haciendo fracasar el motín.
Los batallones de milicias urbanas sublevadas – tercios de Miñones, de Gallegos, de Vizcaínos y los cazadores correntinos, fueron disueltos. Una pena dura se aplicó a los líderes del movimiento: el destierro en Carmen de Patagones. Esto duró poco, pues De Elío los rescató y los trasladó a Montevideo.
Aunque la adhesión popular a su persona se mantenía, el poder de Liniers estaba carcomido. Su suerte estaba echada, quien había dicho siempre que no quería ser cabeza de motín al tener que soportar uno se aferró a su cargo apelando al apoyo popular con el que realmente contaba.
Más adelante, en Sevilla, se firmó la real orden que lo sustituía por Baltasar Hidalgo de Cisneros, aunque al mismo tiempo se le confería el título de conde. Él adoptó el de conde de Buenos Aires, como le comunicó a su reemplazante. Con 100.000 reales de renta, un título de nobleza y su campo en Alta Gracia, suponía que podía terminar sus días en paz. Desgraciadamente, como veremos, no fue así. ©

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Cómo debería responder Estados Unidos a los ensayos nucleares de Corea del Norte?
  • El mes de septiembre 2017 en cifras

    Sonda espacial Cassini

    20 Como conclusión de una histórica misión de 20 años, la sonda espacial Cassini se desintegró en la atmósfera de Saturno, luego de estudiar el planeta durante 13 años. La sonda fue lanzada en 1997 y tardó 7 años en llegar a destino. Leer más...

Tapa # 211

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Danny Pardo

    Danny Pardo

    Lugar de residencia: Los Angeles.

    Háblenos de su profesión  
    Hace 12 años que soy actor y antes fui empresario por 14 años. Arranqué mi carrera en Miami en el 2003 y desde entonces he sido lo que se conoce como un “working actor” por suerte. He tenido la oportunidad de trabajar con grandes nombres y celebridades de la TV y cine norteamericano, tanto en series de TV como en películas independientes, comerciales de TV y radio, películas animadas de Disney, videojuegos,  etc.

    Leer más...  
  • Rubén Loioco

    Rubén Loioco

    Lugar de residencia:
    Los Angeles, CA.

    Háblenos de su negocio/profesión:
    Soy un atípico agente de inmuebles, porque mis servicios son de trato personal y solo con el afán de satisfacer al cliente. También, como complemento de mis servicios, me certifiqué como Certified Small Business Administration Consultant.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

Recetas

  • Pizza casera de polenta

    Pizza de polenta

    Ingredientes
    (8 comensales)
    ½ Kg de polenta de cocción rápida
    2,5 litros de agua
    Sal gruesa c/n

    Leer más...  
  • Pastel de papa vegetariano

    Pastel de papa vegetariano

    Ingredientes
    - 500 gramos de lentejas
    - Tres cebollas de verdeo
    - Dos morrones rojos
    - Aceitunas (200 a 500 gramos)
    - Un kilo y medio de papas
    - 3 huevos duros
    - 1 cucharadita de comino
    - 1 cucharadita de pimienta Leer más...

Leyendas

  • Leyenda toba: El algodón

    Leyenda toba: El algodón

    Cuenta la leyenda que en lejanos tiempos, en el Gran Chaco, los indios eran felices, y no se conocían las estaciones, porque no había cambios de clima, ni fenómenos atmosféricos.
       En esa armonía y felicidad los indígenas brindaban todos sus tributos a Naktánoón (el bien). Esta actitud puso furioso a Nahuet Cagüen (el Mal) que vivía en las tinieblas, que para vengarse y calmar su ira creó a Nomaga (el invierno).

    Leer más...  
  • LA LEYENDA: El yaguareté y el grillo

    Dibujos: Angelo CalameraUn día en el que Don Yaguareté andaba aburrido, salió a dar un paseo por el campo. Iba muy entretenido mirando hacia todos lados y admirando el paisaje, cuando de repente sintió bajo su pata derecha algo blando; miró con bastante enojo que lo que había pisado era la deposición de una vaca. Pero su asombro llegó a lo máximo cuando de entre esa masa informe se escuchaba una vocecita pequeña, que enojada le gritaba al felino:
    ¿Por qué no miras por donde pisas, no ves que has destruido mi casa?

    Don Yaguareté debió abrir muy grande sus ojos, por el asombro y para poder distinguir que quien así gritaba era nada menos que un grillo. Al darse cuenta, comenzó a mirarlo con sorna. El grillo seguía con su reclamo:
    -Decime ¿por qué has destruido mi casa? No te hagás el tonto y como que no me ves, aquí estoy junto a tus patas, y quiero que me hagas una casa porque esta ya no me sirve.
    -¿Cuál casa? -le respondió el felino, si sólo veo caca desparramada.
    -Seguís burlándote, era mi casa y vivía feliz hasta que metiste la pata. ¿De qué te sirven esos ojos que tienes, eh? Dame una explicación -le decía el grillo, mientras levantaba amenazadoramente sus dos patitas delanteras.
    -Mira qué miedo me das- dijo el yaguareté.
    -¿Y si no quiero?
    -Te vas a arrepentir- espetó el grillo.
    -¿Yo? Bueno, bueno, quedate tranquilo. Te propongo una lucha: vos juntás a tu gente y yo a la mía. Si yo gano no te hago nada. Si vos ganás, te haré la casa a tu gusto.
    -Es lo justo -dijo el grillo. A las dos de la tarde nos encontramos bajo el ombú, allí estaré con los míos.
    El yaguareté convocó a sus mejores amigos: zorras, lobos, pumas y hasta jabalíes. Cuando se acercaba la hora, le pidió a la zorra que vaya a ver si ya estaban sus contrincantes. Efectivamente, allí estaban, avispas, abejas, mosquitos, bichos quemadores y otros insectos que decidieron apoyar al grillo.
    -¿Como se preparan? preguntó burlonamente la zorra. ¿Están preparados para la paliza?
    -Ja, ja... Sí, señora, estamos todos -dijo el grillo.
    -Para tus amigos insectos me basto yo sola, dijo la zorra dándole un manotazo al grupo de insectos, quienes al momento se le vinieron encima, picoteándola por todos lados. La zorra tiraba manotazos a diestra y siniestra, pero era peor, y enloquecida de dolor se tiró al arroyo cercano. Cuando pudo ver que sus enemigos se habían ido, se fue corriendo hasta donde estaba esperando el yaguareté.
    Dibujos: Angelo Calamera-¿Ya está el enemigo bajo el ombú?
    -Sí, contestó la zorra.
    -¿Y por qué venís tan mojada?
    -Porque... tuve calor y me bañé en el arroyo.
    -Muy bien, es la hora del encuentro, -dijo el yaguareté, pegando un alarido que quería decir ¡a la carga! Y salieron todas las fieras al ataque, quedándose la zorra atrás de todos.
    Cuando los dos bandos se encontraron bajo el ombú, la sorpresa de los amigos del yaguareté fue enorme. No hallaban la forma de sacarse a los insectos de encima, recibiendo picotazos y mordeduras en todo el cuerpo, incluso los ojos, que los enloquecía y ni siquiera podían escuchar a la zorra que les gritaba ¡al agua, al agua...!
    Al fin el yaguareté se dió por vencido y tuvo que hacerle la casa al grillo. Así aprendió que no hay enemigos pequeños, pues como dice Martín Fierro, "hasta el pelo más delgao, hace su sombra en el suelo".©

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga