>
quinn

Save

Save

Save

¿Cuál es la maldición que afecta al sur del Rio Grande?

¿Cuál es la maldición que afecta al sur del Rio Grande? ¿Acaso alguien con poderes sobrenaturales, alguna vez habrá enviado una extraña y perenne maldición a todos los países y ciudadanos que vivimos al sur del Río Grande? Porque de otra forma ¿cómo se explica la actual falta de evolución que padece, en todos los órdenes, esa enorme, vasta y riquísima región conocida como Latinoamérica?

No sólo se trata de que no hay señales de progreso, sino que todo indica que se está retrocediendo.
Ese enorme territorio está viviendo en el ojo de un huracán que arrastra a una gigantesca involución que presenta características inéditas, ya que nunca se vivió una realidad tan preocupante bajo gobiernos democráticos. Y eso se nota en el ánimo de los habitantes, ya que lo que en otros tiempos se consideraba una expectativa normal de la gente por un futuro mejor, con desarrollo y evolución, directamente se ha desvanecido. Sólo las clases altas y los gobernantes con acceso a prebendas, negociados, dinero, contratos o subsidios creen en un futuro mejor. La gran mayoría de la población se da cuenta de que se vive una verdadera involución, que para colmo de males se desarrolla a pasos agigantados y afecta a casi todos los sectores populares.
Y esta es la versión optimista de los que aún vivimos en la región, que estamos más o menos informados y aún conservamos una pequeña esperanza. Es realmente duro, muy duro ver como ahora todas las atrocidades, vejaciones, y violaciones de las normas, leyes y constituciones se hacen a plena luz del día. En todos los países se reiteran las mismas conductas y lo peor es que este estado de cosas se repite más allá de los gobernantes de turno. Si los funcionarios o gobernantes son removidos de sus cargos a través de las urnas o por cuestiones de moralidad, corrupción o graves delitos, inmediatamente son reemplazados por otros que al poco tiempo reiteran el comportamiento de sus predecesores. Pero las consecuencias en el transcurso del tiempo son mucho más graves. Porque de la habitual y sempiterna corrupción se pasó a algo cualitativamente más peligroso, dado que las actuales castas gobernantes latinoamericanas, de cualquier ideología, discurso, origen y/o color político, apenas asumen, directamente dedican todos sus esfuerzos al saqueo, al pillaje típico de las ancestrales invasiones bárbaras.
Eso ocurre a la vista de los atribulados ciudadanos de a pie que observamos estupefactos, impotentes y desmoralizados todo lo que sucede. Nos encontramos desconcertados a niveles inimaginables, porque, al contrario de otras épocas, en estos momentos todo sucede a la luz del día. El saqueo se lleva a cabo sin rubores ni ocultamientos. Total… la impunidad es absoluta.
Un ejemplo: la feroz y despiadada disputa entre el gobierno de Cristina Kirchner y los medios de comunicación por la nueva ley que regulará la actividad periodística, aporta todos los días tantas malas noticias que están afectando el equilibrio emocional de los argentinos, porque en la actualidad ya no queda nada ni nadie en que creer. Las tapas de los diarios, las radios, canales de televisión y portales de Internet difunden noticias minuto a minuto que desnudan esta fiebre rapaz, llevada a cabo desde los más importantes niveles políticos, judiciales y constitucionales.
Las noticias informan cómo jueces, políticos, funcionarios, policías, gendarmes, médicos, abogados, religiosos, empresarios, empleados e incluso desocupados luchan por espacios de poder que les permitan participar del festín depredatorio. El aumento de la pobreza y mortandad infantil, valijas llenas de dinero, medicamentos truchos, redes mafiosas, peleas entre narcos, policías ladrones, asesinos y violadores liberados, contaminaciones, corrupción y sobornos, o los desorbitados e injustificados incrementos patrimoniales de funcionarios ya no asombran a nadie. Sólo provocan resignación y gran dolor.
Curiosamente, un nuevo fenómeno se está propagando por todos lados. Los ciudadanos, para proteger su salud, están optando sencillamente por desinformarse. No quieren saber lo que pasa, no leen diarios, escuchan informativos o ven noticieros por televisión, porque ya se sabe que ojos que no ven, corazón que no siente.
Por suerte aún quedan millones de ciudadanos latinoamericanos que todavía cumplen con sus labores cotidianas con honestidad e idoneidad, porque creen en los antiguos valores de solidaridad y el bien común. A pesar de tantos males, la buena noticia es que no todo está perdido. Quizás con una buena dosis de suerte y viento a favor algún día Latinoamérica logre alcanzar el destino que se merece.
Sólo hace falta que los buenos lleguen algún día a gobernar, y de esta manera se romperá con el maleficio que actualmente asola la región. ©

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

Si las elecciones legislativas de octubre fueran hoy, ¿por quién votaría?
  • 11.ª Nota de la Independencia Argentina: Después de Chacabuco, el desbande español

    Después de Chacabuco, el desbande español

    Poco tiempo estuvo José de San Martín en Santiago después de su victoria en Chacabuco. El 12 de marzo de 1817 se interna nuevamente en la cordillera rumbo a Buenos Aires. En la capital de las Provincias Unidas, los agasajos y aclamaciones al General victorioso, se unen a las preocupaciones por el peligro de una invasión portuguesa: el general Lecor señorea en Montevideo y está dispuesto a pasar al oeste del río Uruguay o del río Paraná, según decida su rey.

    Leer más...
18 Septiembre 2017
16 Septiembre 2017

Tapa # 210

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Emy Shanti

    Emy ShantiLugar de residencia: Corona, CA

    Háblenos de su negocio / profesión:
    He dedicado mi vida a asistir a las personas en el despertar de la conciencia. Con esto me refiero a vivir una vida más conectada con la naturaleza, con la sabiduría y con el espíritu, sanando los patrones de comportamiento que nos encierran en el miedo y el sufrimiento. He comenzado este trabajo en Argentina, siendo una de las pioneras en el movimiento de la salud natural y el cambio de conciencia. En 1986 formé el grupo de Teatro Místico, con el cual ofrecíamos mensajes de crecimiento a través del humor. Actualmente soy productora del programa en español de la Conscious Life Expo de Los Angeles, el evento anual más importante a nivel internacional sobre temas que nos ayudan a vivir una vida más sana, positiva, y a expandir nuestra visión de la realidad.

    Leer más...  
  • Ángel Ricardo Echeverría

    Ángel Ricardo Echeverría

    Lugar de residencia:
    Studio City, CA.

    Háblenos de su Profesión:
    Soy el socio-dueño (conjuntamente con Julie Friedgen) de The Tango Room Dance Center, in Sherman Oaks, CA. y por los últimos veinte años soy anfitrión del lugar con Julie cada sábado por la noche. Nuestra milonga, que gracias a Dios tiene mucho éxito, se llama El Encuentro. Todos los martes y jueves por la noche, Julie y yo enseñamos tango para principiantes, además de estudiantes intermedios y avanzados. Lo que comparto es el conocimiento de tango que recibí de los viejos milongueros en las milongas de Buenos Aires. Empecé en 1958, he estado bailando tango durante casi sesenta años y es un honor para mí poder compartir mi tango con nuestros estudiantes.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Una particular reunión de mujeres en Woodland Hills

    Una particular reunión de mujeres en Woodland Hills

    50 mujeres se juntan para realizar actividades programadas

    La convocatoria vino en forma de mail y decía lo siguiente: Leer más...  

  • Latimex: Nuevo local

    Latimex: Nuevo localEl mercado argentino y sudamericano Latimex, cambió de casa pero no de calidad. Así es, porque desde julio Latimex se mudó, dentro del mismo shopping, pero a un local mucho más amplio y vistoso que el anterior, para poder brindar a todos sus clientes una mayor variedad y calidad de productos típicos de su tierra.

    Leer más...  

Recetas

  • ¡MMM! ¡¡CHOCOTORTA!!

    Chocotorta

    El otro día sentí un poco de fresquito y me dieron ganas de comer algo rico a la tarde. Hice un inventario de lo que tenía en casa y me dije: “¡Chocotorta!”
    Enseguida colecté todos los ingredientes y puse manos a la obra. A continuación, la receta:

    Leer más...  
  • Flan Casero

    Flan Casero

    Qué ganas tenía de preparar este postre, un flan casero a la manera tradicional, sin duda alguna una de las mejores elaboraciones de nuestra gastronomía y todo un lujo en la mesa.

    4 personas
    Tiempo de preparación: 10 minutos
    Tiempo de cocción: 60 minutos

    Leer más...

Leyendas

  • Leyenda diaguita: La Ch'aya y el Pujllay

    Leyenda diaguita: La Ch'aya y el Pujllay

    “La Chaya”, una variante del carnaval para algunos, el origen del carnaval para otros, es la semblanza a nuestra querida “Pachamama” y el agradecimiento por los frutos cosechados de ella. Se trata de una cultura muy arraigada en nuestro pueblo que viene desde siglos heredada de las raíces incas y diaguitas que habitaron esta zona en antaño.

    Leer más...  
  • Leyenda: El Girasol

    girasol

    Pirayú era cacique de una tribu que vivía a orillas del río Paraná. Mandió era cacique de una tribu vecina. Pirayú y Mandió eran buenos amigos. De ahí que sus pueblos intercambiaban en paz artesanías y alimentos.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga