>
quinn

Save

Save

Save

“Schadenfreude” argentino-estadounidense

“Schadenfreude” argentino-estadounidense Desde chico me fascinó el cine, tanto que con mi familia íbamos casi todos los días a ver películas en los cines de la calle Lavalle. Pero no me gustaba cualquier cine: me hice fanático, específicamente, del cine de Hollywood. Por sus historias, la forma de narrarlas, su calidad técnica, las imágenes, la música… Ese sentimiento con el paso del tiempo no ha mermado en absoluto. Al contrario, luego de disfrutar los films con las nuevas tecnologías 3D, esa pasión se ha acrecentado. Sin embargo, esa admiración que hago pública entre mis conocidos y amistades, permanentemente me trae inconvenientes. De hecho, la “intelectualidad” me rechaza abiertamente, ya que considera que es vergonzoso que alguien admire ese tipo de cine (dicho despectivamente), porque entre los cinéfilos cultos de la Argentina el cine es considerado como “el séptimo arte”. Personalmente, considero, igual que en Hollywood, que se trata de una industria.
Últimamente me di cuenta de que en realidad el hablar despectivamente del cine norteamericano era sólo un pretexto para desnudar los sentimientos de “Schadenfreude” que carcome el espíritu de millones de nuestros compatriotas, por el éxito de sus producciones cinematográficas o televisivas, la fama mundial de sus actores, las tecnologías que desarrollan, etc. Schadenfreude es un término del idioma alemán que significa algo así como "alegría maligna" por el mal que padecen otros. Sencillamente podría sintetizarse como disfrutar por el mal ajeno. Así como se siente envidia por el éxito de los otros, se disfruta de Schadenfreude con la caída en desgracia de los otros.
Millones habrán sentido envidia por los triunfos del golfista Tiger Woods mientras iba acumulando premios y millones. Ahora que se destapó su adicción al sexo y perdió contratos millonarios y está en desgracia, es tiempo de regodearse con la Schadenfreude. Al respecto, vale la pena recordar dos dichos antagónicos sobre este término, que si bien describe un sentimiento universal, sólo ha sido definido por los alemanes: "Sentir envidia es humano, gozar de la Schadenfreude es perverso" (Arthur Schopenhauer); "Schadenfreude es la alegría más bella, ya que proviene del corazón" (frase popular alemana).
En los deportes que despiertan fanatismo, como en el fútbol de todo el mundo, es muy común notar que la derrota de los equipos rivales provoquen cantidades masivas de Schadenfreude. Cuando el huracán Katrina asoló New Orleans, infinidad de colegas disfrutaron mostrando a los argentinos y el mundo que existía una Norteamérica pobre y abandonada, recalcando una y otra vez que había millones de pobres en los Estados Unidos. Con el tiempo, y observando el comportamiento a nivel informativo o personal, pude apreciar que son muchos los que disfrutan cuando a los Estados Unidos o a sus ciudadanos les va mal. Por los motivos que sean y dónde sea. Schadenfreude en su máxima pureza. Lo más extraño es que son millones los que no dudarían un instante en irse a vivir, con residencia legal, a ese país considerado como el causante de casi todos nuestros pesares. Hace un tiempo pude ver por televisión a un famoso actor argentino afirmando sin ruborizarse que la producción de la obra teatral donde trabajaba (en la Av. Corrientes) no tenía nada que envidiarle a la producción que en esos mismos momentos estaba en cartel en Broadway. Obviamente, ni siquiera se preocupó en explicar por qué estaba actuando en una adaptación extranjera, precisamente norteamericana, en vez de actuar en la obra de un autor argentino. Personalmente, creí notar que en forma canchera ese actor, casi al final de la entrevista, dio a entender que la producción argentina era mejor que la producción de Broadway. Ese mismo actor, en la última entrega de los Oscars, estuvo saltando patéticamente de un asiento a otro para poder subir al escenario sin ser invitado para salir en la foto junto al director galardonado. A pesar de que era un actor de reparto en la película premiada, no quiso dejar de aparecer en las fotos de la industria de Hollywood, ese lugar tan odiado por nuestros intelectuales.
La eterna dicotomía que padecen muchos argentinos respecto a la mayor superpotencia que ha conocido la historia de la humanidad se puede resumir, entonces, en dos simples sentimientos muy humanos: envidia o Schadenfreude. ©

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Por qué piensa que el Papa Francisco no visita a la Argentina?
  • El Hornero

    Fauna Argentina: El Hornero

    No es un pájaro de plumaje espectacular o melodioso canto. Pero sí un genial arquitecto, y además, Ave Nacional de Argentina.

    Leer más...

El Suplemento # 215

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Ángel Ricardo Echeverría

    Ángel Ricardo Echeverría

    Lugar de residencia:
    Studio City, CA.

    Háblenos de su Profesión:
    Soy el socio-dueño (conjuntamente con Julie Friedgen) de The Tango Room Dance Center, in Sherman Oaks, CA. y por los últimos veinte años soy anfitrión del lugar con Julie cada sábado por la noche. Nuestra milonga, que gracias a Dios tiene mucho éxito, se llama El Encuentro. Todos los martes y jueves por la noche, Julie y yo enseñamos tango para principiantes, además de estudiantes intermedios y avanzados. Lo que comparto es el conocimiento de tango que recibí de los viejos milongueros en las milongas de Buenos Aires. Empecé en 1958, he estado bailando tango durante casi sesenta años y es un honor para mí poder compartir mi tango con nuestros estudiantes.

    Leer más...  
  • Juan José Orlandoni

    Juan OrlandoniNombre:
    Juan José Orlandoni

    Lugar de residencia:
    Granada Hills, California

    Háblenos de su negocio/profesión:
    The Gauchos, asador profesional. Ofrecemos servicios de parrilladas argentinas a domicilio, incluyendo shows de cantores y guitarreros.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Homenaje a Osvaldo Roval

    Homenaje a Osvaldo Roval

    ¡Qué noche, de esas que no se olvidan! Así fue la del pasado 14 de octubre en la Asociación Argentina de Los Angeles (AALA) en donde se le dio un merecido tributo a un gran artista y cantor, y, sobre todo, amigo. ¿Qué digo amigo? ¡Amigazo!  De esos que no se empardan. Un tipo de que cuando se menciona a su nombre, todos dicen, “¡Qué tipazo!” y “¡Qué cantor es Osvaldo Roval!”

    Leer más...  
  • Día Internacional del Vino Malbec

    malbec

    Una velada para promocionar los mejores vinos argentinos
    El pasado sábado 16 de abril el Consulado General y Centro de Promoción de la República Argentina en Los Angeles hospedó el “Malbec World Day” organizado por Wines of Argentina.

    Leer más...  

Recetas

  • Receta del mes: Coca de escalivada

    Receta del mes: Coca de escalivada

    Las cocas son pizzas a la catalana, es decir, una masa de pan estirada sobre la que se colocan distintos ingredientes. Y, como pasa en todos lados, cada casa prepara la coca a su manera: unos más gruesa, otros más fina, más o menos crujiente… Personalmente, a mí me gustan las cocas finas y bien crujientes. Hoy voy a compartir con ustedes mi receta de coca de escalivada.

    Leer más...  
  • Hamburguesas de Arroz

    Hamburguesas de Arroz

    Ingredientes
    • 300 gr de arroz (integral o blanco) cocido
    • 1 cebolla grande
    • 1 cucharada sopera de orégano
    • 2 cucharadas soperas de maicena
    • 1 cucharadita de té de sal
    • Pimienta y Aceite c/n Leer más...

Leyendas

  • Leyenda Argentina: El hornero (ogaraitig, en guaraní)

    HorneroEl ogaraitig, llamado hornero o pájaro albañil, tiene muchos otros nombres: casero, caserito, alonsito, etc., según la región. En nuestro país habita en Córdoba, Santa Fe, Corrientes, Entre Ríos, BuenosAires, norte de La Pampa, Tucumán, etc. También habita en Paraguay, Uruguay, parte de Brasil y Bolivia. Se lo llama “pájaro de la alegría y el buen tiempo” y se asegura que no trabaja en día domingo, salvo en tiempo de sequía.

    Leer más...  
  • Leyenda: La Creación Jeguerojera

    Leyenda: creación

    Creencia Mbyá Güaraní
    Para todo hombre religioso, el mundo es a la vez un organismo real, vivo y sagrado; una creación de los Dioses. La rica y compleja cosmogonía guaraní se despliega en cuatro etapas creadoras... 

    Leer más...
tel:18663121294
omaha-steaks---banner-ads

Perdidos en el tiempo

  • Yo me quiero casar, ¿y usted?

    Yo me quiero casar, ¿y usted?

    Con una balanceada cuota de comedia y servicio a la comunidad, el programa que recordamos hoy marcó una época en la televisión argentina; de hecho, llegó a ser uno de los shows más populares de la historia local. Conducido por Roberto Galán, su Yo me quiero casar, ¿y usted? presentaba potenciales parejas, quienes al cabo de un período de prueba, se decidían o no a unirse en matrimonio.

    Leer más...  
  • Los Sea Monkeys

    Los Sea Monkeys

    Perdidos en el tiempo
    En esta sección de El Suplemento recordamos objetos, productos y lugares que marcaron una época.

    Mientras Godzilla, Mothra, y otros tantos monstruos producto del algún desastre nuclear o de la diabólica manipulación genética se hacían cada vez más grandes desde las pantallas de cine o la imaginación de los novelistas de ciencia ficción de la época, un científico llamado Harold von Braunhut empezó a comercializar en los Estados Unidos unos “pecesitos” a los que después llamó Sea Monkeys. A diferencia de los gigantescos monstruos, estos crustáceos eran diminutos, pero reales. Y encima… ¡se conseguían en los kioscos!

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga