>
quinn

Save

Save

Save

¿Cómo nos adaptaremos al mundo que viene?

jubiladosActualmente es habitual que los clientes de las grandes empresas de servicios (tecnológicas, bancarias, supermercados, turismo, etc.) sean atendidos por personas de ambos sexos. Simpáticas, profesionales, atractivas y bien vestidas. Por lo general, se trata de jóvenes y adultos en la plenitud de sus vidas que satisfacen totalmente las necesidades y expectativas de los consumidores.

Pero, de acuerdo a las luces amarillas que se están encendiendo en todo el mundo, esta situación parece que cambiará significativamente en el corto plazo, fundamentalmente porque la expectativa de vida se alarga en todo el mundo y como consecuencia de esto, también se extiende la edad de jubilación. En un mundo poblado por casi 7 billones de personas, los adultos mayores cada vez son más numerosos y por cuestiones económicas deberán seguir trabajando más años.
Las cifras de la densidad de población y la composición etaria ya obligaron a muchos gobiernos a tomar medidas para enfrentar los nuevos escenarios demográficos.
La edad promedio de jubilación aumentó de hecho a los 67 años en casi todos los países europeos.
Se estima que en un futuro próximo esa edad se elevará a los 70 años. En la actualidad hay cuatro personas en edad de trabajar que realizan aportes jubilatorios por cada persona mayor de 65 años; en pocas décadas, sólo habrá dos.
Solo en los Estados Unidos la generación de los “baby boomers”, que abarca a aquellas personas nacidas entre 1946 y 1964, ya alcanza cifras alucinantes: unos 78 millones de personas.
Debido al aumento de la natalidad y las mejores condiciones de vida, la población global aumenta sin cesar, pero los recursos para alimentarla, abrigarla, brindarle salud y trabajo no aumentan en la misma proporción. Una consecuencia directa es el incesante aumento del costo de los alimentos a nivel mundial.
Estamos ante un hecho inédito en la historia de la humanidad. Pronto convivirán miles de millones de jóvenes con cientos y seguramente miles de millones de adultos mayores.
Pero el gran problema es que la vejez no es solo un dato anecdótico o demográfico, también conlleva serias consecuencias, dado que con el paso de los años llegan el deterioro y los achaques de salud tanto a nivel físico como mental.
De allí que los profesionales de la salud consideran que al menos el 85% de la población de adultos mayores de 65 años necesitará de la ayuda de otras personas para realizar una vida normal.
Entonces surge la gran paradoja. Si las personas mayores de 65 años necesitan ayuda de terceros para una vida normal ¿qué pasará con los millones que ya deberán seguir trabajando… y hasta los 67 años?
¿Deberán ser acompañados al trabajo por sus hijos o nietos? ¿Empezarán su jornada llamando a alguien que les recuerde diariamente las contraseñas de sus PCs? ¿Usarán lupas para ver los números de códigos de seguridad de las tarjetas de crédito? ¿Serán de confiar conductores de trenes, subterráneos, taxis o limusinas que vean, escuchen y se muevan con dificultad?
Lamentablemente esto no es una obra de ciencia ficción donde se vaticina un mundo apocalíptico. Es pura realidad.
Por eso la pregunta sobre cómo nos adaptaremos para vivir en el mundo que viene debe ser respondida hoy mismo. Es el mundo en el que ya vivimos.
Aunque no lo parezca, ya empiezan a notarse las consecuencias en algunos rubros muy sensibles y delicados. En el ámbito médico, por ejemplo, ya se cuentan historias concretas de cirujanos de renombre que quieren seguir operando a toda costa y a pesar de los años que llevan a cuestas. Por ningún motivo quieren jubilarse.
Seguramente son pocos los pacientes que gustosamente querrían ser operados del cerebro o del corazón por un médico de edad muy mayor.
Los que aparentemente ya encontraron la respuesta a la pregunta del encabezado son los ancianos japoneses. Muchos adultos nipones consideran que es mejor vivir dentro de una prisión que en libertad y de allí que algunos optaron por delinquir para ser detenidos. Un informe del año 2010 sobre delincuencia en Japón demostró que el 25% de los japoneses detenidos durante el año pasado tenían más de 65 años. ¿La explicación? El abandono familiar, la soledad y las dificultades económicas.
Y sobre esto no hay ninguna duda. La policía de Tokio lo comprobó cuando interrogó a los ancianos mientras robaban y estos confesaron que querían ser detenidos. Como consecuencia de este fenómeno, las autoridades penitenciarias japonesas empezaron a adaptar las instalaciones de las cárceles para albergar a los delincuentes ancianos. Y cada día aumenta la cantidad de mayores que desean vivir en las prisiones de Japón, porque allí se encuentran cómodos, seguros y protegidos.
Y nosotros… ¿qué haremos? ©

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Cómo debería responder Estados Unidos a los ensayos nucleares de Corea del Norte?
  • Las Empanadas ¿Están de Moda?

    Las Empanadas ¿Están de Moda?

    La popularidad de las empanadas, y especialmente  la empanada argentina,  es un dato de la realidad de Los Angeles.  Hoy se venden en lugares donde antes no existían, como los Farmer's Market, se mencionan en la prensa anglo, y si por algún motivo aparecen en algún rincón gastronómico de la ciudad, la respuesta suele ser muy buena.  Otras ciudades norteamericanas no se quedan atrás; algunas, incluso, llevan la delantera.  En Miami, por ejemplo, las empanadas están disponibles por todas partes, y hasta en varios sitios del aeropuerto internacional. En Denver, Colorado, una empresaria argentina -Lorena Cantarovici- se está haciendo famosa vendiéndolas.  En definitiva… las empanadas hoy son un éxito en los Estados Unidos. ¿Una moda? Algo más que eso

    Leer más...

Tapa # 211

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Alejandro Nordheimer

    Alejandro NordheimerNombre:
    Alejandro Nordheimer

    Lugar de residencia:
    Woodland Hills, CA

    Háblenos de su negocio:
    Soy dueño de Futbolmanía Soccer Leagues

    Leer más...  
  • Griselda Sasayama

    Griselda SasayamaLugar de residencia
    Los Angeles

    Háblenos de su profesión
    Madre y ama de casa, diseñadora diplomada de jardines, profesora universitaria jubilada.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

Recetas

Leyendas

  • Leyenda: El Girasol

    girasol

    Pirayú era cacique de una tribu que vivía a orillas del río Paraná. Mandió era cacique de una tribu vecina. Pirayú y Mandió eran buenos amigos. De ahí que sus pueblos intercambiaban en paz artesanías y alimentos.

    Leer más...  
  • Leyenda diaguita: La Ch'aya y el Pujllay

    Leyenda diaguita: La Ch'aya y el Pujllay

    “La Chaya”, una variante del carnaval para algunos, el origen del carnaval para otros, es la semblanza a nuestra querida “Pachamama” y el agradecimiento por los frutos cosechados de ella. Se trata de una cultura muy arraigada en nuestro pueblo que viene desde siglos heredada de las raíces incas y diaguitas que habitaron esta zona en antaño.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga