>
www.chugh.com

Save

Save

Save

¿Argentina habría sido el “exilio dorado” de Hitler?

DictadorEs sabido que los miembros de varios grupos, asociaciones, profesiones, nacionalidades y creencias suelen protegerse entre sí para preservar sus intereses en común. Entre ellos tejen lazos de hermandad y fraternidad aunque ni se conozcan personalmente.

Algunos se cuidan entre sí públicamente como las fuerzas policiales (el famoso muro azul), periodistas, militares, médicos, dirigentes gremiales, políticos, empresarios, etc. Otros se ayudan o ayudaron en las sombras, como los legendarios masones o los criminales nazis que escaparon al caer el Tercer Reich.
El esquema es bastante simple: están los que pertenecen al selecto grupo de los elegidos, los que acceden a todos los placeres y beneficios, los que pertenecen. Esos se identifican y autodenominan “nosotros”. Afuera del festín y de los privilegios están “ellos”; es decir, los simples y comunes mortales, los que trabajan duramente y sufren en silencio. Esos son los primeros en ser despedidos, los que cobran jubilaciones miserables, los que tienen que conformarse con los peores trabajos y salarios, los que reciben atención médica y remedios de segunda, o que directamente están excluídos del sistema.
Desde que existen registros históricos, en la cúspide de la pirámide social siempre hubo un pequeño y selecto grupo de privilegiados que gozaban de todos los beneficios y debajo de ellos millones de súbditos abandonados a su suerte.
No hay nada nuevo bajo el sol.
Lo que realmente cuesta comprender en los albores del siglo XXI es cómo persiste el más infame y exclusivo de todos estos grupos, conformado por los dirigentes de estado al cual están asociados desde presidentes democráticos hasta dictadores, tiranos, déspotas y los más crueles genocidas.
En estos momentos, en varios países árabes las multitudes hambrientas y postergadas exigen comida, trabajo, educación, atención médica y libertades políticas. Un fenómeno totalmente nuevo e impredecible. Millones de personas que durante décadas han padecido todo tipo de vejaciones al fin se movilizaron, conformando un tsunami humano que exige libertades e igualdad en un clima de revolución, incontrolable, masivo y caótico. Ante esta realidad, son muchos los poderosos jefes de estado y monarcas que tiemblan de terror, ya que son conscientes de que pueden dejar de pertenecer al exclusivo club de dirigentes de estado.
Ya cayeron el presidente de Egipto Hosni Mubarak y el presidente de Túnez Abdine Ben Alí, mientras que el presidente libio Muammar Kadafi tambalea en su trono.
Increíblemente, lo que en realidad más temen perder estos hombres poderosos es el poder; no les preocupa tanto perder las riquezas que robaron durante sus mandatos.
Un ejemplo que confirma esta premisa: se calcula que la fortuna saqueada al pueblo egipcio por Mubarak asciende a la obscena cifra de 70.000 millones de dólares. ¿Cómo podría gastar un hombre de casi 83 años tamaña fortuna? Imposible. Solo el poder explica por qué el anciano Hosni no renunciaba a su cargo.
Un experto en el tema, el Dr. Henry Kissinger (ex secretario de estado durante las presidencias de Richard Nixon y Gerald Ford) dijo por experiencia propia que el poder es el mayor afrodisíaco.
Ante la actual guerra civil desatada en Libia, varios miembros del club de los poderosos jefes de estado se ofrecieron para proteger y cuidar a uno de los suyos. Según cables de agencias de noticias internacionales, dirigentes de muchos países (democráticos y no tanto) sugirieron que podrían permitir que Kadafi y su familia se exiliaran a fin de evitar un mayor derramamiento de sangre. Pero esta no es realmente una novedad. ¿Alguien olvidó que George W. Bush en marzo de 2003 le ofreció al cruel, despiadado y asesino Saddam Hussein un “exilio dorado” antes de invadir Irak?
La historia de dictadores genocidas que obtuvieron este pasaporte de inmunidad es interminable. Lo más preocupante es que muchos fueron asistidos por presidentes democráticos: Ferdinand Marcos, dictador filipino, pasó sus últimos años de vida placenteramente en Hawai amparado por George H. W. Bush (padre). El ugandés Idi Amin, antropófago y genocida, huyó a Arabia Saudita y al déspota haitiano Raúl Cedrás, Bill Clinton lo obligó a exiliarse en Panamá, por mencionar solo a unos pocos.
Evidentemente, pertenecer al selecto grupo de jefes de estado y dictadores tiene sus beneficios. En el “exilio dorado” todos pueden pasar los últimos años de sus vidas como playboys, sin sobresaltos económicos ni judiciales, a pesar de haber asesinado, torturado y hambreado a millones de personas.
Este sistema de “hoy yo te protejo a vos y mañana vos me protegés a mí” se lleva a cabo desde hace décadas. Asusta pensar si los aliados le hubieran propuesto un “exilio dorado” a Adolf Hitler para terminar la Segunda Guerra Mundial y éste hubiera aceptado. De ser así: ¿Qué país hubiera elegido? ¿Y qué país lo hubiera recibido?
La “neutralidad” esgrimida durante la guerra más sangrienta de la historia y la cantidad de criminales nazis refugiados y protegidos por gobernantes de nuestro país, hacen suponer que el dictador austríaco habría elegido la Argentina.
Inquietantes antecedentes ofrecen pistas al respecto. El escritor y periodista Tomás Eloy Martínez aseguró que cuando entrevistó al ex presidente Juan Domingo Perón, éste le dijo, literalmente, que "Él (Perón) seguía creyendo, aún tardíamente, que el juicio del Nüremberg, contra los criminales de guerra de la Segunda Guerra Mundial, era una de las canalladas mayores de la historia".
Pensar que el arquitecto del Holocausto, que provocó la muerte de millones de inocentes en campos de concentración y cámaras de gas, hubiera tenido un “exilio dorado” en la Argentina es la máxima pesadilla imaginable.
Los líderes aliados supieron reconocer el mal y no protegieron a los malvados. Por suerte los llevaron a juicio en Nüremberg y no les ofrecieron un “exilio dorado”, algo tan de moda en estos tiempos. ©

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Qué considera debe hacerse con los inmigrantes indocumentados que no tengan ninguna causa criminal?
  • El mes de enero 2017 en cifras

    Vidal


    15 La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal dio a conocer un nuevo estudio que indica que el número de villas y barrios de emergencia en el conurbano bonaerense se triplicó en los últimos 15 años. Mientras que en el censo de 2001 se contabilizaron 385 asentamientos en el conurbano, hoy son 1134 las villas de esa zona, sumadas a otras 451 en el interior bonaerense. La situación económica y las constantes migraciones desde el interior del país y desde países limítrofes son mencionadas como las principales causas de dicho aumento. Los datos fueron suministrados por la Subsecretaría Social de Tierras, Urbanismo y Viviendas. Los distritos con más villas son La Plata, con 129; La Matanza, con 115; Almirante Brown, con 78; Lomas de Zamora, con 64, y Florencio Varela, con 66. Leer más...

Tapa # 205

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Perfiles Nuestra Gente

  • Dra. Ana Nogales

    Dra. Ana NogalesLugar de residencia:
    Orange County

    Háblenos de su profesión:
    Soy psicóloga egresada en la Argentina, y he hecho mi doctorado en los Estados Unidos. Además de mi profesión, decidí desarrollar otros rumbos conectados a la psicología, y he tenido la posibilidad de incursionar en los medios, ya sea en televisión y radio, como también como escritora de libros y de obras de teatro.

    Leer más...  
  • Ángel Ricardo Echeverría

    Ángel Ricardo Echeverría

    Lugar de residencia:
    Studio City, CA.

    Háblenos de su Profesión:
    Soy el socio-dueño (conjuntamente con Julie Friedgen) de The Tango Room Dance Center, in Sherman Oaks, CA. y por los últimos veinte años soy anfitrión del lugar con Julie cada sábado por la noche. Nuestra milonga, que gracias a Dios tiene mucho éxito, se llama El Encuentro. Todos los martes y jueves por la noche, Julie y yo enseñamos tango para principiantes, además de estudiantes intermedios y avanzados. Lo que comparto es el conocimiento de tango que recibí de los viejos milongueros en las milongas de Buenos Aires. Empecé en 1958, he estado bailando tango durante casi sesenta años y es un honor para mí poder compartir mi tango con nuestros estudiantes.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

Recetas

  • ¡MMM! ¡¡CHOCOTORTA!!

    Chocotorta

    El otro día sentí un poco de fresquito y me dieron ganas de comer algo rico a la tarde. Hice un inventario de lo que tenía en casa y me dije: “¡Chocotorta!”
    Enseguida colecté todos los ingredientes y puse manos a la obra. A continuación, la receta:

    Leer más...  
  • Empanadas para Navidad

    empanadas

    Este es un post especial de Navidad para El Suplemento. Con las fiestas casi encima, con poco tiempo para organizar y mucha nostalgia en el corazón, me pareció una buena idea traer a la mesa un plato muy típico argentino, que se suele comer durante todo el año. Cualquier ocasión es la excusa para reunirse y compartir unas ricas Empanadas.

    Leer más...

Leyendas

  • Leyenda: El Girasol

    girasol

    Pirayú era cacique de una tribu que vivía a orillas del río Paraná. Mandió era cacique de una tribu vecina. Pirayú y Mandió eran buenos amigos. De ahí que sus pueblos intercambiaban en paz artesanías y alimentos.

    Leer más...  
  • La Leyenda del Irupé

    La Leyenda del Irupé

    Esta hermosa leyenda guaraní viene de los vocablos "i" que significa “agua”, "ru" que significa el que trae”, y "pe" que significa “plato”. O sea, plato que lleva el agua.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga