>
www.chugh.com

Save

Save

Save

La solución está en Australia

“Una modesta proposición” del siglo XXI 
Cuando el hambre, el desempleo y la falta de esperanzas acaparan los titulares de los medios más importantes, el mundo se conmociona. Ahí nos damos cuenta de que no vivimos en el mundo maravilloso, utópico, que vaticinaban los profetas de la ciencia ficción del siglo XX. Donde la tecnología satisfaría todas las necesidades humanas y se dispondría del espacio, tiempo y dinero suficientes como para que todos los ciudadanos del mundo pudieran disfrutar de la vida, ociosos, en jardines babilónicos al son de sonidos relajantes.
La realidad es bien distinta y mucho más cruel de lo que solemos aceptar. Es cierto que un selecto grupo de privilegiados realmente disfruta de la vida sin mayores sobresaltos. Siendo generosos, podríamos aceptar que en la cúspide de la pirámide hasta un 10 por ciento de la población del planeta se encuentra en esa situación, lo que en cifras serían unas 700 millones de personas, porque de acuerdo a las cifras brindadas por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU (DESA) durante este año la población mundial será de 7.000 millones de habitantes.
En la base de la pirámide las cifras de pobreza alcanzan proporciones bíblicas y son aterradoras. En febrero de este año la directora ejecutiva de ONU-Mujeres, Michelle Bachelet, dijo que el 75% de la población mundial (5250 millones) todavía no tiene una cobertura social adecuada, y que casi 1.500 millones de personas viven con menos de 1,25 dólares al día.
Descontando a los privilegiados, a los que subsisten a duras penas y a los pobres de toda pobreza habría unos1050 millones de individuos de “clase media” que vivirían relativamente bien, sin mayores sobresaltos, siempre y cuando tuvieran trabajo e ingresos estables y permanentes.
Estos datos aterradores normalmente pasaban desapercibidos sin acaparar los titulares de la prensa por la sencilla razón de que al fin y al cabo todo el mundo sabe que desde tiempos inmemoriales siempre hubo pobres. Y para suerte de los países “desarrollados”, “centrales” o del “primer mundo” la mayoría de los indigentes vivían lejos de miradas indiscretas y padeciendo en silencio bien lejos, habitualmente en el hemisferio sur o en el lejano oriente.
Sin embargo, algo cambió en el último año. La crisis económica inédita que actualmente azota a varios países europeos (Grecia, España, Portugal, Irlanda)  puso en el tapete que la pobreza, hambre y desocupación se está expandiendo a pasos agigantados por todo el mundo y ya no es tan fácil ocultarla.
Las políticas de ajuste primero movilizaron a griegos e ingleses. Luego le siguieron los “indignados” jóvenes españoles del movimiento 15M, quienes, imitando a las masas árabes que se manifestaron en la plaza Tahrir de El Cairo, se asentaron en la Puerta del Sol en el centro de Madrid para hacerse ver y escuchar. En todos los casos el fin era el mismo: demostrar públicamente su descontento por la marginación a la que están siendo arrojados, ya que los brutales ajustes económicos les hacen perder sus trabajos, casas y futuro. Y todo indica que este tipo de manifestaciones se propagará por todo el mundo.
Pero como no hay nada nuevo bajo el sol, habría que volver a leer a algunos clásicos para entender la realidad y saber dónde estamos parados. Thomas Malthus (1766 – 1834) sería una buena primera opción. En 1798, este clérigo anglicano inglés publicó su “Ensayo sobre el principio de la población” con la intención de demostrar que las esperanzas optimistas sobre el aumento de la población humana vigentes en su época eran erróneas. Sintéticamente, Malthus sostenía que las personas se reproducen más rápido que los alimentos y a menos que se tomaran drásticas medidas con el fin de controlar la natalidad llegaría un momento en que los alimentos no alcanzarían para todos. Curiosamente son muchos, demasiados, los que actualmente sostienen que Malthus estaba equivocado. Evidentemente ,los que opinan de esta manera no son pobres, ni forman parte de los 1.500 millones de personas que viven con menos de 1,25 dólares por día.
Más allá de las opiniones personales sobre este tema las cifras oficiales de las Naciones Unidas son lapidarias, y confirman que Malthus tenía razón, porque en la actualidad hay millones de seres humanos que se mueren de hambre.
El otro clásico que convendría releer es el famoso escritor irlandés Jonathan Swift (1667–1745), conocido internacionalmente por su obra “Los viajes de Gulliver”,  que dicho sea de paso jamás fue concebido como un libro infantil, ya que es una ácida sátira sobre la naturaleza de los hombres y la sociedad humana.
En 1729 Swift vio una enorme cantidad de niños pobres, hambrientos y abandonados  en Irlanda y esto lo motivó a escribir la sátira “Una modesta proposición: Para prevenir que los niños de los pobres de Irlanda sean una carga para sus padres o el país, y para hacerlos útiles al público”, donde directamente proponía vender a los niños pobres como alimento de los terratenientes y ricos.  Para fundamentar su propuesta afirma que “Me ha asegurado un americano muy entendido que conozco en Londres, que un tierno niño sano y bien criado constituye al año de edad el alimento más delicioso, nutritivo y saludable, ya sea estofado, asado, al horno o hervido”.
En 1729 Swift sugiere a través de su “modesta proposición” comer a cien mil niños pobres irlandeses. “Suponiendo que mil familias de esta ciudad serían compradoras habituales de carne de niño, además de otras que la comerían en celebraciones, especialmente casamientos y bautismos: calculo que en Dublín se colocarían anualmente cerca de veinte mil cuerpos, y en el resto del reino (donde probablemente se venderán algo más barato) las restantes ochenta mil”.  
Mi “modesta proposición” del siglo XXI intenta solucionar el problema de la sobrepoblación que predijo Thomas Malthus en 1798 y es mucho más racional y civilizada que la de Jonathan Swift.
Creo que para acabar con el exceso de población la solución está en… Australia.
Inmediatamente habría que enviar a esa enorme isla a los miles de jóvenes españoles, griegos y árabes que actualmente están provocando tantos problemas manifestando. Allí se los obligaría a combatir entre sí. Para cumplir con las formalidades , España le debería declarar la guerra a Grecia y a Egipto. A su vez Túnez haría lo mismo con Yemen, Irlanda e Italia. Luego, con el acuerdo de los dirigentes del G8, G20 y Naciones Unidas, cada país iría enviando a su población excedente de jóvenes y viejos  (pobres, desocupados y enfermos) para pelear la gloriosa III Guerra Mundial.
Con el ingreso de China, India, Nigeria, Brasil, México y los Estados Unidos al conflicto bélico se podrían eliminar fácilmente a los 1.500 millones de personas que viven con menos de 1, 25 dólares al día.
Mi “modesta proposición” es la adecuada para estos tiempos y sus ventajas son innegables: se eliminaría a la población indeseable y sobrante, las fábricas de armamentos trabajarían a full y con la sangre derramada se abonaría el desértico suelo australiano.
Si se llevara a cabo, el mundo sería un lugar más limpio, hermoso y seguro para vivir. ©

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Cuál considera que es el principal desafío que enfrenta Argentina este año?

Tapa # 205

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Perfiles Nuestra Gente

  • Enrique Ahumada

    Enrique Ahumada

    Lugar de residencia:
    Brooklyn, New York.

    Háblenos de su profesión:
    He trabajado como creativo publicitario la mayor parte de mi vida. Ahora me concentro más en estrategia; pienso cómo hacer para que las marcas se inserten en la cultura y sean relevantes para la gente. Me apasiona la intersección entre las marcas y las cuestiones sociales. Escribo sobre estos temas, publico artículos y hago las veces de curador de estos contenidos en medios sociales como LinkedIn.

    Leer más...  
  • Graciela Nardi

    Graciela NardiLugar de residencia:
    Alta Loma, California

    Háblenos de su profesión:

    Soy artista plástica y profesora de artes visuales, graduada en la Universidad de La Verne, California, con una Maestría en Organizaciones sin Fines de Lucro y Liderazgo. Fundé el Latino Art Museum en la ciudad de Pomona en el año 2001, el cual dirijo desde ese entonces. He creado “Save the Children through Art”, un programa de enseñanza para niños, el cual desarrollo en varias escuelas primarias. Me mantengo activa realizando mis exhibiciones de pintura y poesía. Pertenezco a varias organizaciones en mi comunidad como la Escuela Charter de Pomona, la Asociación de Galerías, etc.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • CENTRO GAUCHO MARTÍN FIERRO

    Martin Fierro

    Presentó el libro “Odisea de un Inmigrante”
    Con los fulgores del término de un cálido verano, el último sábado 19 de septiembre en la ciudad de Lawndale, California, el Centro Gaucho Martín Fierro presentó el libro “Odisea de un Inmigrante” – La historia de Augusto Gallo”, del escritor y poeta argentino “El Gaucho” Rafael Figueroa.

    Leer más...  
  • Alyssa Giannetti. Una arquera diferente

    alyssa

    La carrera futbolística de Alyssa Giannetti, una joven de sangre argentina, podría despegar en cuestión de meses. Siendo este su último año en la escuela secundaria,  Giannetti es una de las decenas de jugadoras que intentarán ser aceptadas en la liga femenina profesional de los Estados Unidos a partir del mes de enero.

    Leer más...  

Recetas

  • Mini Pascualina (Otros usos para las tapas de empanadas)

    Mini Pascualina

    Ingredientes

    2 docenas de tapas de empanadas

    Relleno: 3 paquetes de acelga bien lavada; aceite de maíz o girasol, c/n; 2 cebollas picadas; 1 morrón rojo picado; 300 g. de ricota; 3 huevos batidos; sal y pimienta negra, c/n; 1 pizca de nuez moscada; 2 cdas. de queso rallado; huevo batido para pintar

    Leer más...  
  • ¡MMM! ¡¡CHOCOTORTA!!

    Chocotorta

    El otro día sentí un poco de fresquito y me dieron ganas de comer algo rico a la tarde. Hice un inventario de lo que tenía en casa y me dije: “¡Chocotorta!”
    Enseguida colecté todos los ingredientes y puse manos a la obra. A continuación, la receta:

    Leer más...

Leyendas

  • Leyenda toba: El algodón

    Leyenda toba: El algodón

    Cuenta la leyenda que en lejanos tiempos, en el Gran Chaco, los indios eran felices, y no se conocían las estaciones, porque no había cambios de clima, ni fenómenos atmosféricos.
       En esa armonía y felicidad los indígenas brindaban todos sus tributos a Naktánoón (el bien). Esta actitud puso furioso a Nahuet Cagüen (el Mal) que vivía en las tinieblas, que para vengarse y calmar su ira creó a Nomaga (el invierno).

    Leer más...  
  • Pueblos originarios: Los Comechingones

    Pueblos originarios: Los Comechingones

    Comechingón es la denominación vulgar con la cual se alude a una antigua etnia originaria de la República Argentina que a la llegada de los realistas españoles en el siglo XVI habitaba las Sierras Pampeanas de las actuales provincias de Córdoba y San Luis. Los comechingones se autodenominaban hênîa (al norte) y kâmîare (al sur); estos eran los dos grupos principales subdivididos en aproximadamente una decena de parcialidades.  

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga