>
quinn

Save

Save

Save

La solución está en Australia

“Una modesta proposición” del siglo XXI 
Cuando el hambre, el desempleo y la falta de esperanzas acaparan los titulares de los medios más importantes, el mundo se conmociona. Ahí nos damos cuenta de que no vivimos en el mundo maravilloso, utópico, que vaticinaban los profetas de la ciencia ficción del siglo XX. Donde la tecnología satisfaría todas las necesidades humanas y se dispondría del espacio, tiempo y dinero suficientes como para que todos los ciudadanos del mundo pudieran disfrutar de la vida, ociosos, en jardines babilónicos al son de sonidos relajantes.
La realidad es bien distinta y mucho más cruel de lo que solemos aceptar. Es cierto que un selecto grupo de privilegiados realmente disfruta de la vida sin mayores sobresaltos. Siendo generosos, podríamos aceptar que en la cúspide de la pirámide hasta un 10 por ciento de la población del planeta se encuentra en esa situación, lo que en cifras serían unas 700 millones de personas, porque de acuerdo a las cifras brindadas por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU (DESA) durante este año la población mundial será de 7.000 millones de habitantes.
En la base de la pirámide las cifras de pobreza alcanzan proporciones bíblicas y son aterradoras. En febrero de este año la directora ejecutiva de ONU-Mujeres, Michelle Bachelet, dijo que el 75% de la población mundial (5250 millones) todavía no tiene una cobertura social adecuada, y que casi 1.500 millones de personas viven con menos de 1,25 dólares al día.
Descontando a los privilegiados, a los que subsisten a duras penas y a los pobres de toda pobreza habría unos1050 millones de individuos de “clase media” que vivirían relativamente bien, sin mayores sobresaltos, siempre y cuando tuvieran trabajo e ingresos estables y permanentes.
Estos datos aterradores normalmente pasaban desapercibidos sin acaparar los titulares de la prensa por la sencilla razón de que al fin y al cabo todo el mundo sabe que desde tiempos inmemoriales siempre hubo pobres. Y para suerte de los países “desarrollados”, “centrales” o del “primer mundo” la mayoría de los indigentes vivían lejos de miradas indiscretas y padeciendo en silencio bien lejos, habitualmente en el hemisferio sur o en el lejano oriente.
Sin embargo, algo cambió en el último año. La crisis económica inédita que actualmente azota a varios países europeos (Grecia, España, Portugal, Irlanda)  puso en el tapete que la pobreza, hambre y desocupación se está expandiendo a pasos agigantados por todo el mundo y ya no es tan fácil ocultarla.
Las políticas de ajuste primero movilizaron a griegos e ingleses. Luego le siguieron los “indignados” jóvenes españoles del movimiento 15M, quienes, imitando a las masas árabes que se manifestaron en la plaza Tahrir de El Cairo, se asentaron en la Puerta del Sol en el centro de Madrid para hacerse ver y escuchar. En todos los casos el fin era el mismo: demostrar públicamente su descontento por la marginación a la que están siendo arrojados, ya que los brutales ajustes económicos les hacen perder sus trabajos, casas y futuro. Y todo indica que este tipo de manifestaciones se propagará por todo el mundo.
Pero como no hay nada nuevo bajo el sol, habría que volver a leer a algunos clásicos para entender la realidad y saber dónde estamos parados. Thomas Malthus (1766 – 1834) sería una buena primera opción. En 1798, este clérigo anglicano inglés publicó su “Ensayo sobre el principio de la población” con la intención de demostrar que las esperanzas optimistas sobre el aumento de la población humana vigentes en su época eran erróneas. Sintéticamente, Malthus sostenía que las personas se reproducen más rápido que los alimentos y a menos que se tomaran drásticas medidas con el fin de controlar la natalidad llegaría un momento en que los alimentos no alcanzarían para todos. Curiosamente son muchos, demasiados, los que actualmente sostienen que Malthus estaba equivocado. Evidentemente ,los que opinan de esta manera no son pobres, ni forman parte de los 1.500 millones de personas que viven con menos de 1,25 dólares por día.
Más allá de las opiniones personales sobre este tema las cifras oficiales de las Naciones Unidas son lapidarias, y confirman que Malthus tenía razón, porque en la actualidad hay millones de seres humanos que se mueren de hambre.
El otro clásico que convendría releer es el famoso escritor irlandés Jonathan Swift (1667–1745), conocido internacionalmente por su obra “Los viajes de Gulliver”,  que dicho sea de paso jamás fue concebido como un libro infantil, ya que es una ácida sátira sobre la naturaleza de los hombres y la sociedad humana.
En 1729 Swift vio una enorme cantidad de niños pobres, hambrientos y abandonados  en Irlanda y esto lo motivó a escribir la sátira “Una modesta proposición: Para prevenir que los niños de los pobres de Irlanda sean una carga para sus padres o el país, y para hacerlos útiles al público”, donde directamente proponía vender a los niños pobres como alimento de los terratenientes y ricos.  Para fundamentar su propuesta afirma que “Me ha asegurado un americano muy entendido que conozco en Londres, que un tierno niño sano y bien criado constituye al año de edad el alimento más delicioso, nutritivo y saludable, ya sea estofado, asado, al horno o hervido”.
En 1729 Swift sugiere a través de su “modesta proposición” comer a cien mil niños pobres irlandeses. “Suponiendo que mil familias de esta ciudad serían compradoras habituales de carne de niño, además de otras que la comerían en celebraciones, especialmente casamientos y bautismos: calculo que en Dublín se colocarían anualmente cerca de veinte mil cuerpos, y en el resto del reino (donde probablemente se venderán algo más barato) las restantes ochenta mil”.  
Mi “modesta proposición” del siglo XXI intenta solucionar el problema de la sobrepoblación que predijo Thomas Malthus en 1798 y es mucho más racional y civilizada que la de Jonathan Swift.
Creo que para acabar con el exceso de población la solución está en… Australia.
Inmediatamente habría que enviar a esa enorme isla a los miles de jóvenes españoles, griegos y árabes que actualmente están provocando tantos problemas manifestando. Allí se los obligaría a combatir entre sí. Para cumplir con las formalidades , España le debería declarar la guerra a Grecia y a Egipto. A su vez Túnez haría lo mismo con Yemen, Irlanda e Italia. Luego, con el acuerdo de los dirigentes del G8, G20 y Naciones Unidas, cada país iría enviando a su población excedente de jóvenes y viejos  (pobres, desocupados y enfermos) para pelear la gloriosa III Guerra Mundial.
Con el ingreso de China, India, Nigeria, Brasil, México y los Estados Unidos al conflicto bélico se podrían eliminar fácilmente a los 1.500 millones de personas que viven con menos de 1, 25 dólares al día.
Mi “modesta proposición” es la adecuada para estos tiempos y sus ventajas son innegables: se eliminaría a la población indeseable y sobrante, las fábricas de armamentos trabajarían a full y con la sangre derramada se abonaría el desértico suelo australiano.
Si se llevara a cabo, el mundo sería un lugar más limpio, hermoso y seguro para vivir. ©

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

Tras un año en el poder, ¿cómo califica la gestión de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos?

El Suplemento # 214

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Stella Milano

    Stella MilanoLugar de residencia:
    Los Angeles.

    Háblenos de su profesión:
    Soy actriz, cantante, y productora de espectáculos.

    Leer más...  
  • María Entraigues-Abramson

    MariaLugar de residencia:
    Los Angeles.
     
    Profesión:
    Soy cantante, compositora, actriz y comunicadora científica. Me inicié como actriz en el programa Supermingo con Juan Carlos Altavista. A los 17 años comencé a cantar con Alejandro Lerner, estuve de gira con él por cuatro años y grabé en tres de sus discos. Poco tiempo después me mudé a Boston a estudiar a Berklee College of Music con una beca.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Sociedad Sanmartiniana del valle de San Fernando

    San Martin recibió homenaje en el día aniversario de su tránsito a la inmortalidad.

    Como todos los años, este pasado el 17 de agosto la Sociedad Sanmartiniana del Valle de San Fernando organizó un homenaje al General José de San Martín frente al monumento que perpetúa su memoria, emplazado en la intersección de San Vicente, Burton Way y Le Doux, en la ciudad de Los Angeles.

    Leer más...  
  • Profesionales Argentinos: Oscar Márquez

    Oscar Márquez, Analia Romero y Raquel MárquezLa Radio como vehículo para rescatar las culturas latinoamericanas
    Hoy nos toca hacer una reseña de alguien a quien conocemos bien; no solo porque lo vemos -por lo general con un micrófono en la mano- sobre mil y un escenarios gauchescos, tangueros o de tinte latinoamericano. Lo conocemos, además, porque durante años colaboró con nuestra revista, sobre todo aportando sus versiones de las leyendas de los pueblos originarios de nuestra tierra.

    Leer más...  

Recetas

  • Cremona de grasa

    Cremona de grasa

    Ingredientes
    Masa
    • 1 kilo de harina 0000
    • 50 gr de levadura
    • 30 gr de sal
    • 20 gr de azúcar
    • 450 cc de agua

    Leer más...  
  • ¡MMM! ¡¡CHOCOTORTA!!

    Chocotorta

    El otro día sentí un poco de fresquito y me dieron ganas de comer algo rico a la tarde. Hice un inventario de lo que tenía en casa y me dije: “¡Chocotorta!”
    Enseguida colecté todos los ingredientes y puse manos a la obra. A continuación, la receta:

    Leer más...

Leyendas

  • Leyenda diaguita: La Ch'aya y el Pujllay

    Leyenda diaguita: La Ch'aya y el Pujllay

    “La Chaya”, una variante del carnaval para algunos, el origen del carnaval para otros, es la semblanza a nuestra querida “Pachamama” y el agradecimiento por los frutos cosechados de ella. Se trata de una cultura muy arraigada en nuestro pueblo que viene desde siglos heredada de las raíces incas y diaguitas que habitaron esta zona en antaño.

    Leer más...  
  • Huayrapuca

    Huayrapuca por Angelo Calamera

    En quichua, viento colorado, también denominado Huyrapuca. Mito múltiple y misterioso de los diaguita-calchaquíes. Es la madre de Shulco, el Viento; prima hermana del Remolino y pariente del Rayo. Viene a ser la diosa o espíritu del aire. Vive en las altas cumbres y en los profundos abismos cordilleranos.

    Leer más...
tel:18663121294
omaha-steaks---banner-ads

Perdidos en el tiempo

  • La moto Siambretta

    siambretta

    En esta sección de El Suplemento recordamos objetos, productos y lugares que marcaron una época.

    A partir de mediados de la década del '50 comenzaron a transitar por las calles de las principales ciudades argentinas unas motonetas tipo “scooters” de fabricación nacional y licencia italiana. La empresa argentina Siam, bajo licencia de la italiana Lambretta, se inspiró en las Vespas y Lambrettas europeas para producir nuestra gauchísima Siambretta.

    Leer más...  
  • Con esmowing todo es posible Ginebra Bols

    Con esmowing  todo es posible Ginebra Bols

    La escena es bizarra: el arquero coloca la pelota en la línea de cal y se dispone a patear. Por un lado del arco aparece un sonriente mozo con una ginebra y un sifón de soda en la bandeja. El mozo sirve un poco de ginebra, el arquero le agrega un chorrito de soda, y se toma un trago.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga