>
www.chugh.com

Save

Save

Save

EDITORIAL • Febrero 2012

Suenan tambores y silbatos, redoblantes y cánticos. La música, persistente, continúa sonando a lo largo de estas líneas; a veces incluso, cuando los muchachos se entusiasman y le dan al parche con excesiva fuerza o las chicas sueltan sus voces, la música (¿el ruido, deberíamos decir?) tapa las palabras y de tanto barullo ya ni se puede leer. Pero trate de concentrarse a pesar de todo y disfrute del encendido relato del carnaval argentino.
La primera comparsa, “Los Sentaditos de Lima y Oruro”, se acerca por Avenida de Mayo, de contramano, claro, y se detienen justo antes de llegar a la Plaza, en donde, al costado del Cabildo, organizan un bailongo popular al ritmo de Los Wachiturros para protestar contra la discriminación hacia los “artesanos”. Son los famosos manteros, los vende-chucherías que acaban de ser expulsados de la calle Florida, en donde se instalaban todo el día para ofrecer “artesanías” manufacturadas en China o en el Bajo Flores, obstruyendo el ya de por si intenso tráfico peatonal, desatando la ira de los comerciantes que los acusan de competencia desleal, generando inmejorables condiciones para los “pungas” y vendedores de drogas y realizando un generoso aporte al colapso de la situación sanitaria en la ciudad. En medio de la algarabía y el sano jolgorio, relaman por su derecho a usurpar una de las principales calles argentinas.
Los sonidos cumbiancheros de esta comparsa no acaban de apagarse cuando desde allá a lo lejos comienza a imponerse otros, estos más inclinados hacia los sonidos tribuneros de las canchas de fútbol. La numerosa columna se aproxima desde el Bajo; sus estandartes: enormes pancartas con las imágenes de Evita y Cristina. Son los muchachos de La Cámpora y otros grupos afines identificados como “Los Apologistas de lo Indefendible”, que vienen a apoyar el proceso de transformación nacional y popular que se está dando en la Argentina de hoy, a pesar de que el sistema educativo sigue tan colapsado como siempre, o de que cuando el médico de un hospital público abre un cajón para agarrar una gasa lo muerde una rata, aunque la construcción de viviendas sigue en ascenso (tanto en Puerto Madero como en las villas de emergencia) y la sensación de inseguridad desciende día a día para transformarse en simple y directo cagazo.
La mitad de esta editorial se ve convulsionada por la irrupción de otra comparsa; esta con murgueros bastante mejor vestidos que bailan sin bailar el último éxito de Diego Torres, o uno de esos. La columna, identificada con el pomposo nombre de “Los Adoradores del Champagne y el Caviar Ruso” avanza por Avenida del Libertador, sube por Plaza Recoleta y encara hacia el centro por Avenida Santa Fe. La cara sonriente de un Mauricio Macri sin bigote y tradicional camisa a rayas verticales celestes y blancas lidera el grupo. Reclaman que se acaben los reclamos y que se considere la ineptitud como uno de los más sagrados valores nacionales. Los versos de la canción dicen algo así como que “Nada se puede hacer si la ciudad está repleta de basura, oé, oé...”, o si las destruidas plazas públicas están tomadas por familias enteras que usan las fuentes como ducha y los macetones como baños, o si los vecinos del sur de la ciudad se quejan de que todos los recursos van hacia los barrios del norte opulento, o si transitar por las veredas porteñas se parece cada día más a lo que debe ser atravesar los cráteres de la Luna (al final de cuentas, se dice que por allá arriba no hay excrementos de perro cada dos pasos).
Y si creíamos que el jolgorio del corso ya se iba extinguiendo, estábamos equivocados: los ecos de los redoblantes se escuchan en plena Avenida 9 de Julio, en donde “Los Cafishios de Sarandí”, un colorido grupo de desocupados, al inconfundible y pegadizo ritmo del regatón, corta el tránsito y reclaman trabajar. Ah, no... escuchamos mal. Reclaman “Planes Trabajar” para no trabajar. O algo así. Y desde la Catedral sale otro contingente de murgueros disfrazados con sotanas y seguidos por el grupo “Los Chupacirios de San Nicolás”, demandando los fuegos del infierno para los que exigen permitir que se le practique un aborto inmediato y seguro a una nena de 11 años que fue violada hace poco. Y otro, “Los Innombrables Santiagueños” camina desde hace días a través de las peligrosas rutas del Interior; encabezado por varios gobernadores y animado por decenas de punteros tocando diferentes instrumentos (la navaja de seis cuerdas, la picana eléctrica, el subsidio legüero y la amenaza traversa, entre otros) festejan sus privilegios feudales y claman alegremente por el secuestro, tortura y desaparición de los pobladores que se oponen al progreso de la devastación del medio ambiente y la minería a cielo abierto.
Y vienen más, desde todos los rincones de la Patria: están “Los Matones del Sí, Don Julio”, “Los Victimosos de Barrio Clarín”,  “Los Fierrito Caliente de la Bonaerense”, “Los Onerosos de la CGT” y tantos más que, cada uno desde su barrio, avanzan a pie o con estentóreas carrozas para ponerle color y música al carnaval del 2012. Y como para no quedar afuera de la fiesta y demostrar que por aquí también el corso es rey, desde estas latitudes ya marchan hacia el cono sur “The Impresentables of DC”, encabezados por el brillante e impoluto precandidato republicano Newt Gingrich, una de las figuras que se propone llevar al país a las épocas de gloria que supimos vivir durante las últimas administraciones de su partido.
Febrero es mes de carnaval, mes de fiesta y de bailongo. Por eso, estimados lectores, acá los dejamos con el tradicional “Siga, siga, siga el baile, al compás del tamboril...”©

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Qué considera debe hacerse con los inmigrantes indocumentados que no tengan ninguna causa criminal?
  • Editorial • Marzo 2017

    Editorial • Marzo 2017

    Muy a pesar de ellos, cada día que pasa nos convencemos más sobre las similitudes entre la ex presidente argentina Cristina Fernández de Kirchner y el actual mandatario estadounidense Donald Trump. Más allá de las diferencias ideológicas, ambos comparten una forma de hacer política basada en el personalismo, en el desprecio por las ideas ajenas, y en el todo o nada. Digamos que de democráticos tienen poco más que el hecho de haber sido elegidos por el voto popular, aunque en el caso de Trump ni siquiera eso es tan así.

    Leer más...

204

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Perfiles Nuestra Gente

  • Voltron AKA Christian Castagna

    Voltron Alias Christian Castagna Lugar de residencia:
    Santa Monica, CA.

    Háblenos de su negocio/profesión:
    Soy Editor. Tengo una casa de Post-Producción con mis tres mejores amigos. Trabajo más que nada en comerciales, pero también hago videos musicales y programas de televisión.

    Leer más...  
  • Fabio Zini

    Fabio ZiniLugar de residencia:
    Beverly Hills, California.

    Háblenos de su profesión:
    Soy compositor y guitarrista; nací en Santa Fe, Argentina.  Le agradezco a Dios porque conocí con mi música más de 40 países y a mi padre por enseñarme a tocar la guitarra. Fui ganador del Festival de Cosquín y de Jesús María en Argentina, del Flamingo Award como Artista del Año en Miami (2000) y el Alcalde de la ciudad me hizo entrega de un reconocimiento por la distinguida trayectoria profesional (2008). Mi libro “Los diez mandamientos de la guitarra” ofrece 10 composiciones originales escritas en mi invención de notación musical en colores.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Villa Roma

    Villa Roma

    Joya argentina en el Sur de California
    A medida que la ciudad de Los Angeles y su área metropolitana ceden sus pasados encantos a raíz de la sobrepoblación, la contaminación ambiental y un elevado costo de vida, un creciente número de argentinos ha comenzado a mirar hacia el sur como destino. Pero mientras algunos pegan la vuelta hacia la patria que los vio nacer, otros deciden establecerse no TAN al sur, sino más bien a apenas unos kilómetros de la gran metrópolis.

    Leer más...  
  • 50 años de la Asociación Argentina

    La casa de todos. 50 años de la Asociación Argentina

    Es un sensacional éxito para la Asociación Argentina de Los Angeles poder festejar su 50 aniversario, y desde este medio felicitamos a la actual Comisión Directiva y a todas las personas que a través de los años con su trabajo desinteresado de alguna manera hicieron esto posible. Los que conocen en detalle la historia de esta emblemática organización saben que no fue fácil llegar hasta aquí.  En el camino quedaron algunos momentos dramáticos donde el futuro era incierto. Pero el profundo deseo de muchas personas dentro de la comunidad local de seguir teniendo a la organización como punto de referencia fue determinante para su supervivencia y crecimiento. 

    Leer más...  

Recetas

Leyendas

  • La leyenda del Indio Bamba

    La leyenda del Indio Bamba

    Nuestra Córdoba se caracteriza por muchas cosas: comida, música, paisajes, etc. Pero además de eso hay muchas historias y leyendas que duermen en los estantes de las bibliotecas y que además están vivas en el recuerdo de los memoriosos, esos que escucharon la historias a los pies de sus abuelos a comienzos de siglo. Esto es Historia viva. Leer más...  

  • Huayrapuca

    Huayrapuca por Angelo Calamera

    En quichua, viento colorado, también denominado Huyrapuca. Mito múltiple y misterioso de los diaguita-calchaquíes. Es la madre de Shulco, el Viento; prima hermana del Remolino y pariente del Rayo. Viene a ser la diosa o espíritu del aire. Vive en las altas cumbres y en los profundos abismos cordilleranos.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga