>
quinn

Save

Save

Save

¿Cuál sería la cantidad de pobres que habría según el índice-publicidad?

Habitualmente, los índices de pobreza e indigencia de cada país se manipulan de acuerdo a lo que favorece a los gobiernos de turno. Esto sucede tanto en los Estados Unidos como en la Argentina, Kazajstán, Samoa, Venezuela, Uganda o Letonia. En todo el mundo hacen lo mismo. Es una norma universal.

Los dirigentes, democráticos o no, modifican las estadísticas para esconder la verdadera cantidad de ciudadanos pobres e indigentes de los países que administran. ¿Los motivos? Son varios. Algunos simplemente abrigan la esperanza de ser reconocidos como progresistas y justos. Que redistribuyen la riqueza. Otros alteran los resultados para amortiguar protestas sociales o revoluciones.
Pero al fin de cuentas todos lo hacen por el motivo supremo de la política: lograr ser reelegidos o mantener el puesto, a fin de perpetuarse en el poder.
Nunca hay que olvidar que Henry Kissinger alguna vez afirmó que “el poder es el máximo afrodisíaco”. Y él sabía muy bien de lo que estaba hablando.
En la Argentina, el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censo) utiliza una “Canasta Básica Total” (CBT) que mide la línea de pobreza para una familia tipo. La CBT agrupa los consumos supuestamente mínimos que requiere una persona para alimentarse, movilizarse, tener algún tipo de diversión y a la vez cuidar de su salud. Por otro lado, existe la Canasta Básica Alimentaria (CBA) que únicamente cuantifica los consumos mínimos de calorías que necesita una persona adulta para sobrevivir. Es decir, para no morirse de hambre. Esta última es muy importante porque es la línea que delimita el nivel de indigencia del país.
De acuerdo al INDEC, una familia tipo (de cuatro integrantes) que gana unos $ 1.754 mensualmente no puede ser considerada pobre. Por su parte, el límite de la indigencia se ubica cerca de $640,4. De acuerdo a las cifras oficiales, menos del 10% de la población argentina es pobre y/o indigente.
De lo que nadie habla es sobre lo que sucede con la pobreza cotidiana, la que se percibe en la interacción social, la que no depende de cifras que arañan el nivel de mera subsistencia. Se trata de la pobreza subjetiva, la que mide el status de cada familia dentro de la sociedad. Una elegante forma de denominarla sería: la pobreza de percepción.
Aquí entramos en un terreno inédito. Por lo que sabemos, es un concepto totalmente nuevo. ¿Qué pasaría si se analizaran los parámetros de pobreza e indigencia de los países de acuerdo a los estereotipos que difunden las publicidades? Aquellas que muestran personajes, situaciones y escenarios ideales. Familias alegres, con todos sus integrantes bien vestidos, aseados y alimentados, que viven en casas modernas, bien equipadas y se trasladan en automóviles nuevos, confortables y relucientes, con perros hermosos y saludables.
Analizando el contexto internacional se puede percibir que las publicidades son demasiado parecidas en todo el mundo, con familias alegres y satisfechas viviendo en hogares de ensueño. Estas publicidades son tan, pero tan similares, que casi nunca se puede distinguir el país de origen. Muchas veces las señales de televisión internacionales aclaran que “esta promoción es válida únicamente para x país”. Recién ahí los espectadores pueden darse cuenta de qué nación se trata.
Pero ¿cuánto cuesta mantener una familia tipo según el “índice de pobreza- publicidad”? En el mundo, es difícil saberlo. Pero en la Argentina, cuesta bastante.
Analicemos un caso de este país: siendo extremadamente conservadores podemos calcular que una casa de “publicidad” (con jardín y perro), cuesta no menos de U$S 250.000. Como casi no existe el crédito hipotecario en Argentina, esos matrimonios ideales la tendrían que haber adquirido ahorrando. Una pareja joven, muy afortunada, quizás podría acumular mil dólares mensuales. Lo que se traduce en 250 meses o sea unos veinte años. El índice publicidad lo complica todo, puesto que esas parejas tienen hijos pequeños. En promedio, de unos doce años la niña y diez el varoncito. Como la feliz mamá y el papá proveedor son treintañeros es muy poco probable que hubieran empezado a ahorrar esa cantidad desde la adolescencia. ¿Entonces? La solución más común es que la casa de ensueño sea un regalo de los abuelos.
Solucionado ese inconveniente se presentan otros. ¿Cómo hacen esos esposos para mantener esas casas donde todo es moderno y perfecto: muebles, aparatos tecnológicos, paredes y auto? ¿Y cómo logran alimentarse con primeras marcas y vestirse con ropa de calidad?
Este cronista casualmente vive en una casa parecida a las de las publicidades, aunque no tan perfecta. Debe pintar algunas paredes, ser más ordenado y retapizar los sillones de cuero.
No obstante, sabe lo duro que es mantener una familia parecida. Aunque con un hijo crecidito (de 30 añitos y sin proyecto de dejar el nido) los ítems mínimos del índice publicidad son muy costosos. A saber: cable HD e Internet: $500 mensuales, dos smartphones y dos celulares comunes: $650, cuota de un tv smart $450 (los otros dos, por suerte, ya están pagados), alarma de la casa $190, seguros varios $250, servicios (luz, gas, teléfono, impuestos) $800 y en franco ascenso por el reacomodamiento de tarifas. Tampoco hay que olvidar el auto de cinco meses de antigüedad: seguro $800, garaje $800, peajes $350, garajes ocasionales $150, nafta $1200, patente $300. A eso hay que sumarle la comida y artículos de limpieza y tocador de primeras marcas (como las de las publicidades) que nunca salen menos de $4.000. Un par de salidas al cine, cena, café: $600.
Todos estos gastos mensuales suman unos $10.990 pesos (unos 2.500 dólares) y faltan mencionar infinidad de otros rubros, como los regalos (casi todos los meses algún familiar o conocido cumple años), medicina prepaga, remedios, ropa, zapatillas, vacaciones, reparaciones, cambio y compras de nuevos equipos tecnológicos, impuesto a las ganancias… Ah, y el perro. Lamentablemente Brandon murió hace tiempo, pero todos recuerdan que mantener a ese cariñoso e inolvidable compañero de la familia costaba un dineral.
Si en todos los países se confeccionaran índices de pobreza de acuerdo al índice-publicidad que acabamos de inventar, la pobreza del mundo arrojaría cifras escalofriantes.
La buena noticia es que, como todo el mundo sabe… el dinero no hace la felicidad. Y hay millones de familias felices, aunque no sean como las de las publicidades. ©

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

Tras un año en el poder, ¿cómo califica la gestión de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos?
  • Un Gran Campeón: Carlos Monzón

    Un Gran Campeón: Carlos Monzón

    Carlos Monzón nació en San Javier, en la provincia de Santa Fe, un 7 de agosto de 1942 y falleció en Los Cerrillos, Santa Fe, el 8 de enero de 1995. A Monzón nunca lo conocí personalmente, pero sí tuve la suerte de verlo pelear en el Luna Park. Carlos Monzón es todavía considerado como el mejor peso medio de la historia del boxeo argentino y como el número 7 en el escalafón de los mejores pesos medio (las 160 libras) a nivel internacional. En el año 1990 fue incorporado al Salón Internacional de la Fama. Tuvo siempre en su esquina a otro grande del boxeo argentino a modo de entrenador, mi gran amigo, Don Amilcar Brusa, tremendo entrenador, quien a mí en lo personal me enseñó un montón de cosas del boxeo.

    Leer más...

El Suplemento # 214

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Rubén Loioco

    Rubén Loioco

    Lugar de residencia:
    Los Angeles, CA.

    Háblenos de su negocio/profesión:
    Soy un atípico agente de inmuebles, porque mis servicios son de trato personal y solo con el afán de satisfacer al cliente. También, como complemento de mis servicios, me certifiqué como Certified Small Business Administration Consultant.

    Leer más...  
  • Emilio Kauderer

    Perfil: Emilio Kauderer

    Lugar de residencia: Calabasas, CA

    Háblenos de su profesión:
    Soy compositor de música. Me mueve el desafío de trabajar en diferentes géneros y para eso nada mejor que la música para cine. Desde mi primer film con Adolfo Aristarain “La Discoteca del Amor”, a la que le siguió “Tiempo de Revancha”, quedé totalmente enganchado con la magia de crear música para la pantalla. Me mudé a Los Angeles con una valija llena de sueños y por suerte tuve la oportunidad de concretar un montón.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Villa Roma

    Villa Roma

    Joya argentina en el Sur de California
    A medida que la ciudad de Los Angeles y su área metropolitana ceden sus pasados encantos a raíz de la sobrepoblación, la contaminación ambiental y un elevado costo de vida, un creciente número de argentinos ha comenzado a mirar hacia el sur como destino. Pero mientras algunos pegan la vuelta hacia la patria que los vio nacer, otros deciden establecerse no TAN al sur, sino más bien a apenas unos kilómetros de la gran metrópolis.

    Leer más...  
  • Talento argentino en el sur de California

    Cristian junto al ex intendente de la ciudad de Downey, Mario Guerra, en la galeria de arte Stay

    Sí, amigos de El Suplemento, hoy quiero presentarles a este amigo argentino muy talentoso llamado Cristian Castro, quien nació en Lomas de Zamora, Provincia de Buenos Aires. Desde muy temprana edad comenzó a dar qué hablar por su ingenio e imaginación, a tal punto que a los 11 años, cuando cursaba el séptimo grado, diseñó una maqueta para una competencia de jóvenes talentos. Ganó esa competencia y sus compañeros del grado lo convirtieron en ídolo, ya que el premio mayor de esta competencia era un viaje de vacaciones para todo el grado.

    Leer más...  

Recetas

Leyendas

  • El fin de los humahuacas

    Leyenda: El fin de los humahuacas

    Hace mucho, mucho tiempo, los indios humahuacas vivían sin privaciones en las tierras de su quebrada. Dicen que éstas eran tan verdes y fértiles como lo es hoy la pampa, y que en sus terrazas crecía el maíz como crece la hiedra a la sombra de los árboles. Como no era tan duro el trabajo, y su fruto abundante, los dueños de esa tierra podían compartir la paz y la alegría que les enviaba la Pachamama en fiestas interminables. Y dicen también que las cosas habrían seguido así para siempre si no hubiera sido por la envidia de los calchaquíes, la codicia de los diaguitas y la belleza de Zumac. Leer más...  

  • Leyenda: El Camalote

    El Camalote por Angelo Calamera

    Dicen que antes, en el Río Paraná, no existían los camalotes. Que la tierra era tierra, el agua, agua y las islas, islas. Antes, cuando no habían llegado los españoles y en las orillas del río vivían los guaraníes.

    Leer más...
tel:18663121294
omaha-steaks---banner-ads

Perdidos en el tiempo

  • La radio Spica

    La radio Spica

    Perdidos en el tiempo
    De diseño y fabricación japonesa, la Spica llegó a ser un emblema de la radio portátil en la Argentina de los años 60. Aunque la Sanritsu Electric Co. Ltd. comenzó la fabricación de las radios a transistores a mediados de los 50, fue recién una década más tarde que alcanzó a vender más de un millón de unidades, un número verdaderamente impresionante para esa época y que habla por sí solo de la popularidad que gozaba entre los consumidores locales.

    Leer más...  
  • Sacachispas

    sacachispas

    Hoy rescatamos de los baúles de la memoria: Los botines Sacachispas

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga