>
quinn

Save

Save

Save

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Editorial • Mayo 2012

Las noches terminan tarde y las mañanas comienzan temprano en la ciudad. El ruido no se hace esperar y para el que se queda parado observándolo todo desde un lado, el constante movimiento marea. La gente grita para hacerse escuchar por sobre esa pared de alocados decibeles, y gesticula con las manos y los músculos faciales para que no queden dudas de lo que se dice.
Una señora con bolsas de supermercado cruza la avenida a mitad de cuadra, esquivando colectivos y taxis, motos y camionetas con la osadía de un kamikaze.
El policía de la esquina habla por celular, mientras que los chicos van camino a la escuela con los delantales impecables o regresan de ella con los delantales polvorientos.
 Las bocas del subte despiden un aire tibio, como si fueran antesalas del infierno, y un inexplicable olor a papel, o quizás sea a fotocopia.
Los negocios abandonados se transforman en basurales; por alguna razón, la lógica ciudadana indica que son lugares adecuados para descargar a través de sus cortinas metálicas todo tipo de residuos.
Por detrás de las improvisadas paredes de madera que cubren la entrada de lotes vacíos, asoma un cauto gato cachorro en busca de la comida que todas las mañanas deja en platitos de plástico la vecina de enfrente.
Un wachiturro viaja en el asiento trasero del 39 escuchando una inclasificable música de ritmo tropical y puteadas urbanas en su celular; no usa auriculares, porque asume que el resto de los pasajeros no puede menos que deleitarse con su música y por lo tanto lo considera un servicio público. A veces son dos o tres los que compiten por el éter en un mismo colectivo.
El pintor de la obra de al lado sale de un mercado chino vociferando su disgusto por el elevado precio de la yerba; el cajero, mitad en castellano y mitad en mandarín explica con sinceridad que “culpa no mía”.
Un Renault 12 ancestral con todas sus ventanas bajas cruza la esquina ostentando su poderoso estéreo cuya música a todo volumen hace vibrar el parabrisas y el baúl; el auto no tiene luces, ni adelante ni atrás, los platos de las ruedas han desaparecido y el capot del motor está atado con un grueso alambre herrumbrado.
Dos adolescentes se besan en el banco de un parque; él promete amor eterno y ella piensa en el examen de física del lunes. No les importa los titulares de los diarios que hablan sobre el escándalo Boudou, la expropiación de YPF, los recitales de Bob Dylan en el Gran Rex o el nuevo romance entre dos figuras de la farándula, él unos 30 años mayor que ella. Sus labios se tocan apenas y se alejan, después se juntan con más intensidad por unos cuantos segundos, sonríen y salen caminando de la mano, sin apuro, como ajenos a tanta vorágine que los rodea.
Son pasadas las 7 de la tarde y una oficinista camina apurada para no perder la última combi que la llevará hasta su casa en el conurbano, en donde su marido y su hijo ya encienden la televisión para ver la previa del partido que se jugará bajo una lluvia torrencial, allá en Mendoza, o en Tucumán, o quién sabe dónde. ©

Search

tel:18663121294
omaha-steaks---banner-ads
A partir del debate surgido por la desaparición del submarino ARA San Juan, ¿Qué debe hacer Argentina con sus fuerzas armadas?
  • Editorial • Agosto 2017

    Editorial

    Se presenta frente a las cámaras como un Charles Manson villero, asegura que no le tiene miedo a nada, que vive de la cabeza por tanta droga, que tiene más experiencia que todos los canas del barrio y que ya ha matado a un transa mientras que a otro que lo quiso pasar con la guita le metió un balazo en el cuello que le entró por un lado y le salió por el otro. Es el relato de un sicario, de un tipo ya jugado que sabe que cada paso en su vida es cuestión de matar o que te maten, de aquel que solo reacciona por instinto porque su capacidad de razonar ha quedado adormecida por la droga, o los golpes, o la desnutrición, o todo eso junto. Pero al Polaquito, el argentino que de la noche a la mañana se transformó en el delincuente más famoso del país, no le dan los números para ser todo lo que dice ser. No le dan los números de su altura, de su edad, de su lista oficial de víctimas... Triste mezcla de pitufo y Scarface, a los 11 años, o 12, quién sabe, el Polaquito es el nuevo paradigma del pibe chorro del conurbano bonaerense, porque ahora vienen cada vez más jovencitos, cada vez más niños. Uno lo imagina con un arma en la mano y supone que el peso del metal le doblaría los dedos, o disparando y cerrando los ojos al mismo tiempo como reacción al ruido. No sería impensado verlo fumando paco en el patio trasero de su casilla de chapa y cartón mientras juega a los soldados con dos o tres muñequitos roñosos que encontró o robó por ahí.

    Leer más...

Tapa # 213

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Cintia Tortorella

    Cintia TortorellaLugar de residencia:
    Woodland Hills, California

    Háblenos de su negocio:
    Soy la fundadora y directora de PlayintheUS. Es una compañía estadounidense que asiste a estudiantes / deportistas de todo el mundo para que comiencen sus carreras universitarias en Estados Unidos con becas deportivas y académicas.

    Leer más...  
  • Mabel Katz

    Mabel Katz

    Lugar de residencia:
    Woodland Hills, California

    Háblenos de su profesión:
    Tengo dos títulos universitarios en Argentina (Contadora Publica y Lic. en Administración de Empresas). En Los  Angeles me convertí en una exitosa contadora, consultora de empresas y asesora fiscal.

    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • De nuestra comunidad • Diciembre 2017

    Izabella

    Izabella cumplió 6
    Nuestro amigo Karlo Kleib nos avisa que el pasado 10 de noviembre su nieta Izabella cumplió 6 años, y para celebrarlo, armaron una tremenda doble festichola, de mañana con sus amigos del colegio, y por la tarde con los familiares.

    Leer más...  
  • Homenaje a Osvaldo Roval

    Homenaje a Osvaldo Roval

    ¡Qué noche, de esas que no se olvidan! Así fue la del pasado 14 de octubre en la Asociación Argentina de Los Angeles (AALA) en donde se le dio un merecido tributo a un gran artista y cantor, y, sobre todo, amigo. ¿Qué digo amigo? ¡Amigazo!  De esos que no se empardan. Un tipo de que cuando se menciona a su nombre, todos dicen, “¡Qué tipazo!” y “¡Qué cantor es Osvaldo Roval!”

    Leer más...  

Recetas

  • Empanadas de humita

    Empanadas de humita

    Ingredientes:
    • Tapas para empanadas: 24

    Relleno:
    • Manteca: 50 grs
    • Cebolla: 1 Leer más...  

  • Alfajores de maicena

    Alfajores de  maicena

    En cualquier panadería o confitería de Argentina podrá encontrar alfajores de maicena, un bocado que les fascina a muchos compatriotas de paladar dulce. Aquí presentamos una receta típica para que usted también pueda degustar de estos deliciosos alfajores con el mate de la mañana (o la tarde)

    Leer más...

Leyendas

  • Origen de los ríos Pilcomayo y Bermejo

    Leyenda

    En principio no existía el agua. Primero la Tierra, luego las plantas y los animales. Iloj, el creador, había puesto el agua y los peces en los troncos del samohú o palo borracho, que por esa razón ostentaba el tronco ventrudo que hoy sigue teniendo, aunque ya no aprisiona el líquido elemento.

    Leer más...  
  • La Leyenda de la flor del Mburucuyá

    La Leyenda de la flor del Mburucuyá

    Existen varias leyendas populares acerca del origen de las pasionarias. Una de ellas cuenta que Mburucuyá (también «Mburukujá») era una muchacha española que se había enamorado de un aborigen guaraní, con quien se veía a escondidas. Mburukujá no era su nombre cristiano, sino el tierno apodo que le había dado su enamorado. El padre de la muchacha, un militar, jamás hubiese aceptado esa relación con un hereje enemigo y, por otro lado, ya había decidido que su hija debía casarse con un joven capitán español. Al enterarse de la relación de su hija, decidió asesinar al muchacho guaraní. Mburucuyá, presa del dolor, se hundió en el corazón una flecha de plumas, la cual quedó sobre su pecho como una flor y cayó sobre el cuerpo de su amado muerto. Tiempo después, en ese trágico sitio nació una planta nunca vista hasta entonces, la cual fue denominada mburucuyá.

    Leer más...
tel:18557036600

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga