>
quinn

Save

Save

Save

Qué lindo sería dar buenas noticias

AmalfitaniSi no fuera por los detalles
El destierro, u ostracismo, era para los antiguos griegos el mayor de los castigos que se le podía infringir a un ciudadano. Incluso era considerado peor que la muerte. Diógenes es, sin dudas, el sabio cínico más atrayente. Nació en la ciudad de Sínope, (actual Turquía) aproximadamente en el año 413 A.C. Por  cuestiones económicas (falsificación de moneda) fue desterrado de su ciudad natal, y en el momento de partir hacia Atenas comentó con ironía: “Ellos me condenan a irme y yo los condeno a quedarse”.

En estos tiempos, el destierro ya no existe como una condena social. En estos tiempos el irse o quedarse en determinado lugar casi siempre es por decisiones personales. Obviando, claro está, las cuestiones de vida o muerte (guerras, persecuciones religiosas, étnicas, etc.) millones de emigrantes deambulan por el mundo buscando un mejor nivel de vida, porque así lo quieren. Y como la Argentina no es la excepción, cientos de miles de compatriotas dejaron el país en busca de oportunidades y realizaciones personales. 
El problema es que muchos de los que partieron residen en países desarrollados y ya se acostumbraron a vivir en sociedades dinámicas, ordenadas y previsibles, donde la meritocracia de alguna u otra forma funciona y de hecho la capacidad individual puede ser uno de los caminos para ascender socialmente o concretar aspiraciones profesionales.
El paso del tiempo y la nostalgia por nuestro país muchas veces distorsionan recuerdos y vivencias de los que partieron. A la distancia se resaltan virtudes y se omiten infinidad de defectos de nuestra sociedad. Por eso, quizás, ciertos acontecimientos son idealizados inconscientemente: el primer amor, la adolescencia, la juventud, el mate, los asados de los domingos, las reuniones familiares, los cafés con amigos, las callecitas de Buenos Aires, la solidaridad.
Qué lindo sería poder dar buenas noticias. Transmitirle al mundo que vamos por el buen camino, mejorando, hacia un futuro brillante. El inconveniente es que para los que seguimos viviendo en el país las cosas no son de color rosa como parecen a la distancia, y mucho menos cuando se observa la realidad con espíritu crítico. A nuestro país, como siempre, le falta el centavo para el peso. Y eso se nota más que nada en los detalles.  
Hace pocos días un colega de una cadena de noticias internacional invitó a este corresponsal a cubrir un partido de fútbol de la Copa Libertadores en el estadio José Amalfitani, del club Vélez Sarsfield. Ambos ingresamos por un lugar especial destinado a la prensa. Resultó toda una novedad comprobar que existía una minúscula parte del estadio limpia, pintada, sin barrabravas, con ascensores que funcionaban. Y como si eso fuera poco, comandados por agraciadas jóvenes ascensoristas.
Pero como el espíritu crítico de Diógenes estuvo presente en todo momento, este cronista no pudo dejar de observar algunos detalles.

Los malditos detalles
Si bien los baños de ese sector estaban increíblemente limpios, carecían de algunos elementos esenciales. Por ejemplo, de toda la cartelería orientativa (desde las paredes hasta la puerta de acceso). Para llegar a ellos había que preguntarle a cualquiera de las personas que deambulaban de un lado al otro. ¿Qué importancia tiene señalizar donde están los baños si total había muchos empleados para preguntarles?
En el entretiempo del partido se sirvió un lunch, bastante generoso, a todos los miembros de la prensa. Para acceder al salón había que mostrar la credencial habilitante para evitar que se metieran colados. Todo muy rico y abundante. Las estrellas de la noche fueron las pizzas y los canapés, que se comían con las manos. El único detalle es que… no había servilletas. Ni una.
La pregunta inevitable fue: ¿Acaso la confitería encargada de agasajar a la prensa cuando organiza fiestas, casamientos y cumpleaños no coloca servilletas en las mesas? ¿Los comensales deben limpiarse con los manteles o sus mangas?
Fuera del salón y en el pasillo principal, detrás de las cabinas de transmisión, había un bebedero para los que tenían sed. El problema no era que los vasos de plástico estaban colocados al azar con la boca hacia abajo. El detalle es que el bidón de agua estaba vacío.

Si esa era la mejor parte del estadio, cómo sería el resto
Pero esos son detalles nimios al lado de otros que sí importan. Como, por ejemplo, que los jubilados, mayores de edad, tengan que ir a los hospitales públicos a altas horas de la madrugada a retirar alguno de los escasos números que otorgan (10 ó 15) para conseguir una fecha para ser atendidos por médicos especialistas. Ancianos de setenta, ochenta o más años deben viajar a las 5 de la madrugada para conseguir alguno de esos imprescindibles números que sólo habilitan para ser revisados días, semanas o meses después. Es un mero detalle que no exista ninguna posibilidad de que puedan conseguir turno telefónicamente o por Internet. Los ancianos tienen que ir en invierno, con lluvia o con calor.
Los detalles hacen que Argentina siga siendo el mismo país de siempre, pero un poco peor. Por lo menos antes no se veía a centenares de personas revolviendo los contenedores de basura o a tantos delincuentes asesinando sin sentido y con absoluta impunidad.
Que una imprenta privada, de dueños desconocidos, esté imprimiendo billetes de cien pesos es un detalle. Que esa misma imprenta ya ha impreso papel moneda falso de otros países o cuasimonedas nacionales duplicadas es, también, otro detalle. Que se deban imprimir millones de billetes de cien pesos cuando hacen falta denominaciones mucho más altas, es otra vez, un detalle.
Una de las más conocidas anécdotas de Diógenes es que se lo veía con una lámpara encendida deambulando por Atenas, a plena luz del día, buscando a un hombre honesto.
Si el famoso filósofo quisiera alcanzar el mismo objetivo en el ámbito político, sindical o dentro de la maraña de funcionarios públicos de la Argentina, tendría que caminar bastante. Pero ese es, como se sabe, otro simple detalle.
La sumatoria de tantos pequeños detalles negativos hace que cada vez sea más difícil difundir las buenas noticias que nuestro querido país se merecería. ©

Save

Anunciantes


Jorge E. Rabaso

Jorge E. Rabaso


Stellamaris Fuire


Nuevo Almacen


Anuncie Aquí


Voces de la tierra

voces


Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Search

¿Cómo debería responder Estados Unidos a los ensayos nucleares de Corea del Norte?
  • ¿Escuela privada para pobres?

    ¿Escuela privada para pobres?

    Otro proyecto que se transforma en realidad para ayudar a los chicos pobres de Argentina
    Cuando hablamos de educación privada, se supone que es para personas de clase media o alta, mientras que la educación pública es para aquellos que carecen de recursos económicos. Precisamente, la justificación de la educación pública es la de darles iguales oportunidades educativas a todos, tengan dinero o no, para que si tienen el deseo de aprender, puedan alcanzar su máximo potencial.

    Leer más...

Tapa # 211

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

tel:18663121294

Perfiles Nuestra Gente

  • Wally Navarro

    Perfil: Wally Navarro

    Lugar de residencia:
    Glendale CA

    Háblenos de su profesión:
    Soy director del programa de alimentación sana en escuelas y profesor de tenis. Me desempeño en la Academy Glendale de tenis, donde fomentamos una alimentación adecuada y el movimiento, sobre todo para niños, aunque también para adultos, con una hermosa preparación física antes del comienzo de la actividad. También recorremos escuelas, viendo la gran problemática que hay con los niños por la inadecuada alimentación y el poco movimiento.

    Leer más...  
  • Miguel Dalton

    Miguel Dalton

    Lugar de Residencia: Lake Forest, California.
     
    Profesión: Soy ingeniero especializado en diseño y fabricación de matrices y maquinarias industriales, profesión a la que me dedico desde que llegué a los Estados Unidos. Años de sacrificio, luchando para superarme en mi profesión y al mismo tiempo aprendiendo el lenguaje de esta tierra, me permitieron realizar mi sueño de establecer una hermosa familia junto a mi querida esposa Mary. Mi otra gran pasión es el tango, expresión musical que interpreto cantando desde que era muy pequeño y todavía hoy, a pesar de tantos años, cada vez que subo a un escenario, es un nuevo sueño realizado.
    Leer más...

De Nuestra Comunidad

  • Racing Club estrena filial en California

    Racing Club estrena filial en California

    Racing Club de Avellaneda, el primer “grande” de la Argentina, llegó a California. El pasado día 9 de mayo se creó la filial oficial de Racing Club en California. Un grupo de amigos y conocidos (Lucho, Mariano, Andrés, Matías, Martín, Francois, Juan, Ismael, Ariel, Andrew, Robert, Diego, Tola y Nico) decidieron hacer realidad el gran sueño de poder vivir y respirar Racing día a día a nivel local. Los proyectos a realizar: formar un equipo de fútbol, y asistir a diferentes eventos deportivos y sociales, siempre representando al club de la mejor manera posible. Leer más...  

  • Argentinos Mirando al Sur

    Argentinos Mirando al Sur

    Lo que se hizo y lo que se hará por nuestros compatriotas más necesitados

    El grupo Argentinos Mirando al Sur invita a levantar una copa de solidaridad para brindar por un año más de emociones, proyectos y desafíos.

    Leer más...  

Recetas

Leyendas

  • LEYENDA: El Lapacho

    lapachoMuchos conocen de este árbol solo su madera. Es decir, lo han visto despojado de toda su realidad natal, desnuda en su escueto servicio. El que no conoce del lapacho más que su misión, sabe que su principal cualidad es la resistencia y la dureza de su madera que no se pudre...

    Leer más...  
  • Leyenda del colibrí

    Leyenda del colibrí

    Flor, una hermosa india de grandes ojos negros, amaba a un joven llamado Ágil. Éste pertenecía a una tribu enemiga y por lo tanto sólo podían verse a escondidas.
    Al atardecer, cuando el sol en el horizonte arde como una inmensa ascua, los dos novios se reunían en un bosque, junto a un arroyo cantarín y juguetón, que ponía su reflejo plateado en la penumbra verde. Los dos jóvenes podían verse sólo unos minutos, pues de lo contrario podían despertar sospechas.

    Leer más...

Acerca de Nosotros

El Suplemento es el principal medio argentino del Sur de California. Fundado en el año 2000, es una revista de distribución gratuita en todos los locales argentinos, con una tirada aproximada de 24.000 copias. Cubre la comunidad argentina local e información de utilidad para los compatriotas en el exterior.

Connect with us

Welcome to El Suplemento Magazine

Phone: (818) 708-8407

Cel: (818) 590-8407

Email: director@elsuplemento.com

Website: www.elsuplemento.com

Address: P.O.Box 570123
Tarzana, CA 91357-0123

© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga