>
quinn

Save

Save

Save

Leyenda: Las azucenas del bosque

Leyenda: Las azucenas del bosque

Tupá, el dios sol, creó los animales y los bosques, y luego de mucho tiempo comenzó a pensar en crear a los hombres, con la inteligencia suficiente para gobernar hasta a los animales más feroces. Luego convocó a Iyara (el cielo) y le pidió que le trajera arcilla de la tierra. Con esa greda, el dios hizo dos figuras humanas y les dio vida.


   Así nacieron dos hermanos, uno con la piel más roja llamado Pitá y otro con la piel blanca llamado Morotí.
   Tupá e Iyara le dieron una compañera a cada uno y se procrearon con amor viviendo en la selva y comiendo sus frutos. Pero una vez, Pitá frotó dos piedras y descubrió el fuego; a su vez, Morotí, defendiéndose de un pecarí, debió matarlo y sin saber por qué arrojaron la carne del animal al fuego... Tan agradable era el olor que emanaba de la carne asada que lo probaron y les pareció exquisito.
   Desde aquel momento empezaron a cazar y abandonaron la recolección de frutos... y desde aquel momento, se quebró la paz entre las familias de los hermanos, ya que usaron las armas, creadas para cazar, para enfrentarse entre ellos, debido a que la caza era cada vez más escasa. En vez de combatir a su verdadero enemigo, el hambre, decidieron herirse a sí mismos.
   Tupá, enojado, decidió castigar a los hermanos por necios, y provocó una aterradora tormenta que duró tres días y tres noches, al cabo de las cuales salió el sol, por uno de cuyos rayos bajó Iyara.
-Tupá está enojado con ustedes... ¡Son hermanos!, ¡hijos de hermanos! y me enviaron para unirlos nuevamente. ¡Pita! ¡Morotí! ¡Dénse un abrazo!, ordenó Iyara.
Los hermanos se abrazaron y, allí, en presencia de todos fueron perdiendo sus formas humanas y se fueron fundiendo hasta convertirse en un solo cuerpo, que se hizo un tronco y de ese tronco salieron ramas y de las ramas hojas y flores. Y las flores fueron rojas al principio (como la piel de Pitá), y lilas al marchitarse hasta ser blancas al caer (como la piel de Morotí).
   Así nació esta azucena del Bosque, que Tupá dejó en la tierra para recordar a los hombres que deben vivir unidos. ¤

Radio Tantanakuy

tel:18663121294
tel:18663121294
tel:18557036600
© 2003 El Suplemento. All Rights Reserved. Designed By Pablo Garriga